Cómo evitar que se sobrecaliente el router

El router es el principal aparato que nos permite conectarnos a Internet. Es un dispositivo esencial tanto para usuarios particulares como también para empresas y organizaciones. Sin embargo es muy importante que funcione correctamente. Debemos mantenerlo seguro, estable y con todo lo necesario para que podamos conectarnos con normalidad. A veces cometemos errores e incluso podemos provocar problemas físicos. Vamos a explicar cómo evitar sobrecalentamientos en el router. Vamos a dar algunos consejos interesantes.

El problema del sobrecalentamiento del router

Esto es algo que puede ocurrir con muchos dispositivos. Seguro que en alguna ocasión nos ha pasado que, más allá del router, hemos tenido problemas con algún reproductor de vídeo, televisión o similar, que se queda pillado y hemos tenido que apagarlo un poco y volver a encenderlo.

Es cierto que la tecnología ha mejorado notablemente en este tema en los últimos años. Los equipos ya están más optimizados para consumir menos recursos y tener menos problemas con el calentamiento. Sin embargo no es algo que haya desaparecido por completo y lo podemos ver con el ejemplo del router.

Va a influir mucho el modo en el que usemos estos aparatos. Va a depender del usuario en gran medida que podamos tener problemas o no. En caso de que suframos sobrecalentamiento en el router podría traducirse en pérdida de velocidad de Internet, micro cortes y quedarse parado, sin que responda a las peticiones de otros dispositivos. Esto es un problema que podemos solucionar fácilmente si tenemos en cuenta algunos consejos.

Especialmente cuando la temperatura sube, como ocurre en los meses de verano, este tipo de aparatos puede tener problemas. Podemos quedarnos sin señal y el motivo suele ser un sobrecalentamiento. Puede ocurrir en un momento puntual, por ejemplo si está funcionando al máximo, pero también podría ser algo más extendido en el tiempo.

Solucionar fallos al reiniciar el router

Consejos para que el router no se caliente en exceso

Es importante cuidar nuestros aparatos para que tengan el mejor rendimiento posible y alargar su vida útil. Normalmente solo con llevar a cabo pequeños cambios podemos lograrlo. Por ello veremos las recomendaciones principales para evitar que el router se caliente.

Colocarlo alejado de otros aparatos eléctrico

Algo muy importante es evitar poner el router cerca de otros aparatos eléctricos. Si por ejemplo lo ponemos junto a la televisión, al lado de un reproductor de vídeo o incluso junto a la torre del ordenador, podemos tener problemas.

Todos estos dispositivos pueden afectar al rendimiento del router. Podrían provocar un sobrecalentamiento y que no funcione correctamente. Por ello, uno de los principales consejos es situarlo lo más aislado posible, siempre con una buena separación de fuentes de calor que pueden provocar otros equipos domésticos que usamos en nuestro día a día.

Cuidado con las ventanas y el sol directo

Este es otro error típico. En muchas ocasiones el router lo colocamos cerca de una ventana y, aunque esté alejado de otros aparatos, podría entrar la luz directa del sol. Esto puede ser muy perjudicial para cualquier aparato.

Esto hace que debamos recomendar evitar poner el router cerca de una ventana donde pueda recibir luz directa en algún momento del día. Podríamos tener problemas importantes que incluso afecten de forma permanente al dispositivo.

Evitar colocar cosas encima

Por supuesto también debemos evitar poner cualquier cosa encima del router y que pueda obstruir el paso libre del aire. Por ejemplo debemos evitar poner un libro encima o cualquier objeto que pueda cubrirlo.

Lo mejor, una vez más, es que el aparato esté lo más aislado posible. Lo debemos colocar encima de una mesa, conectado a la corriente y, además, lejos de regletas y cualquier cosa similar que pueda desprender calor. Pero nunca debemos poner algo encima.

Evitar que se ensucie de polvo

También hay que tener en cuenta que con el paso del tiempo el router puede ir cogiendo polvo. Esto es algo que pasa a cualquier aparato, como por ejemplo sería nuestro ordenador. Sin embargo la acumulación de polvo puede afectar seriamente a los circuitos del aparato. Podría provocar sobrecalentamientos.

Lo mejor para evitar esto es tener un mantenimiento continuo y que esté limpia la superficie en todo momento. El objetivo es evitar que pueda acumularse polvo que termine dentro del router y genere problemas.

Mantenerlo actualizado

Para evitar sobrecalentamientos en el router también es importante tenerlo actualizado. De esta forma nos aseguraremos de que va a funcionar correctamente, que va a aprovechar los recursos disponibles al máximo y que no va a tener ningún tipo de vulnerabilidad.

Podría ocurrir que haya un fallo en ese modelo en concreto y que, a la hora de gestionar las solicitudes de conexiones, se sobrecaliente o no pueda responder adecuadamente y necesite utilizar más recursos de los necesarios. Estos fallos suelen solventarse gracias a los parches y actualizaciones de firmware.

Saber si el router está actualizado

Volver a los valores de fábrica

En caso de que tengamos todo correcto y veamos que sigue calentándose en exceso, es posible que tengamos alguna mala configuración o que hayamos tocado algún parámetro del router. Esto podría provocar fallos que se traducen en un sobrecalentamiento.

Nuestro consejo sería volver a los valores de fábrica. Básicamente lo que vamos a hacer es resetear el router tal y como venía cuando lo adquirimos. Tendremos que ponerle una nueva contraseña, nombre a la red, etc. Esto en ocasiones puede ser muy útil para solventar fallos que puedan aparecer.

Usar ventilador USB

Una opción que tenemos disponible para evitar sobrecalentamientos en el router es utilizar un ventilador USB. Esto es muy útil para los ordenadores portátiles, por ejemplo. Normalmente los routers modernos cuentan con un puerto USB donde podemos conectar otros dispositivos. De esta forma podremos tener una mejora en la refrigeración.

En caso de que no tengamos un puerto USB integrado en el router, podríamos usar cualquier otro aparato que tengamos cerca y conectar el cable. Así podríamos tener este dispositivo debajo del router y refrigerándolo mucho mejor.

En definitiva, el sobrecalentamiento del router es un problema importante que podría lastrar a la velocidad de la conexión y al buen funcionamiento. Es importante que siempre mantengamos nuestro aparato seguro, en un buen lugar y alejado de fuentes de calor.

¡Sé el primero en comentar!