Tu router se va a bloquear si cometes estos errores

Tu router se va a bloquear si cometes estos errores

Javier Jiménez

Tener un router que funcione a pleno rendimiento, es clave para lograr una buena velocidad y evitar cortes. A veces, cometemos ciertos errores que pueden afectar al funcionamiento. En este artículo vamos a hablarte de ello. Te vamos a explicar qué fallos puedes estar cometiendo y por qué van a provocar que el router se bloquee. Si esto ocurre, vas a tener problemas importantes para navegar por la red y conectar dispositivos.

No importa cómo sea tu router, ya que es algo que puede afectar a cualquier modelo, de una u otra forma. Siempre es necesario mantenerlo en buen estado y no cometer errores. Te vamos a dar algunas pautas para evitar problemas que hagan que el Wi-Fi funcione peor o que la velocidad de la red sea limitada.

Errores que bloquean el router

Puedes caer en errores típicos, como es poner el aparato en un mal lugar, pero también otros relacionados con la configuración o incluso con otros dispositivos que conectes. En cualquier caso, todo esto va a afectar al rendimiento y podrías tener problemas para lograr un funcionamiento óptimo.

Ubicarlo en mal lugar

El primer error es ponerlo en mal lugar. Pero, ¿por qué puede bloquear esto el router? Si lo pones cerca de otros aparatos, como puede ser la televisión, eso va a provocar que se sobrecaliente. Puede llegar a bloquearse por este motivo. Lo mismo puede ocurrir si lo pones cerca de una ventana, por donde entre luz directa del sol. Lo mejor es que lo pongas en una zona donde no reciba calor, donde pueda refrigerarse correctamente. No lo pongas cerca de un radiador, ni al lado de la televisión, junto a una ventana, etc. Esto ayudará a que la señal llegue mejor y reducir el riesgo de sufrir los molestos bloqueos que afecten a la conexión.

Hay modelos que están diseñados para colocarse de forma horizontal, y se calientan más de lo que nos gustaría. No pasa nada por poner este router de forma vertical para que la refrigeración sea mejor, aunque no haya sido diseñado para colocarlo de esta forma. La parte positiva de ponerlo de manera vertical, es que no podremos poner nada encima del router, como suele ser habitual en muchos casos donde ponemos libros, marcos de fotos etc.

Tener demasiados aparatos conectados

Los routers modernos están diseñados para poder conectar muchos dispositivos sin problemas. Sin embargo, todo tiene un límite. El hecho de usar muchas cosas conectadas a la red, como son los dispositivos de domótica, puede provocar que el router se sature y llegue a bloquearse. Piensa en bombillas inteligentes, enchufes con Wi-Fi y similares. Para evitar problemas, lo que te recomendamos es que no conectes demasiadas cosas. Si son aparatos que no usas normalmente, conviene que los tengas apagados y así evitar complicaciones que puedan afectar a tu router.

Dispositivos conectados Internet

Hoy en día, con la popularización de la domótica, es muy probable que tengas conectados decenas de clientes inalámbricos y cableados, por lo que podrías tener perfectamente más de 50 dispositivos entre los que conectas por cable y por Wi-Fi. En principio, no deberías tener problemas de rendimiento, pero si tienes un router poco potente que esté muy justo, es probable que sí tengas algunos cortes de conexión. Nuestra recomendación en estos casos, es que desconectes vía WiFi los equipos que realmente no necesites usar. Además, si usas un switch donde conectar todos los equipos de la red local, le quitarás algo de carga al router, siempre y cuando realices las conexiones de forma local y no estén continuamente realizando conexiones a Internet.

Firmware desactualizado

Por supuesto, tener el firmware del router desactualizado es otro error importante. Esto puede dar lugar a problemas, los cuales van a afectar al rendimiento del dispositivo y podría llegar a bloquearlo. Si esto ocurre, no vas a poder lograr una buena velocidad, ni tampoco estabilidad al conectar dispositivos.

Actualizar el router es algo que debes incluir en tu lista de tareas para que el aparato funcione lo mejor posible. Según el modelo, puede que se actualice automáticamente o tengas que hacerlo de forma manual. Esto último, podría suponer que tengas que entrar en la web oficial del fabricante y descargar ahí los archivo. En algunos casos, tendrás que usar el USB del router.

Tenerlo desprotegido

Nunca debes dejar tu router desprotegido. Esto puede dar lugar a la entrada de intrusos, lo cual puede suponer que empiece a ir mal. Podrías tener dificultades para conectar aparatos o incluso que se bloquee y tengas que reiniciarlo frecuentemente. Evitar este problema es sencillo, pero no siempre lo hacemos.

¿Cómo proteger el router? Algo fundamental es tener una buena clave para el Wi-Fi. Nunca dejes la red desprotegida, ya que podrían entrar intrusos. También deberías usar una buena contraseña para acceder a la configuración. Utiliza letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales, para que sea lo más fuerte posible.

Como ves, si no tienes en cuenta esto que hemos explicado, tu router podría empezar a ir mal. Es fundamental que tomes medidas y consigas que funcione correctamente, que esté protegido y que permita conectar dispositivos de todo tipo, sin problemas.

¡Sé el primero en comentar!