Así puedes restablecer la red de Windows para solucionar errores

Así puedes restablecer la red de Windows para solucionar errores

Sergio De Luz

Son muchas las ocasiones en las que pueden aparecer problemas a la hora de utilizar dispositivos conectados a la red. Podemos tener fallos que provoquen pérdida de velocidad, cortes o una mala calidad. Esto puede ser debido a muchas razones. Podríamos tener problemas a nivel de hardware, una mala configuración de los sistemas, algún malware que esté generando conflicto, etc. Por suerte podemos tener en cuenta algunos consejos interesantes para evitar fallos. Hoy en RedesZone os vamos a explicar cómo restablecer la red a través de un simple archivo ejecutable, y también os enseñaremos a hacerlo a través de la interfaz gráfica de usuario en Windows.

 

Los problemas de red son muy comunes en Windows

Windows 10 es hoy en día el sistema operativo más utilizado por los usuarios de equipos de escritorio. Esto hace que si surge un problema pueda afectar a muchos. Nos podemos encontrar con fallos que impidan navegar correctamente, que pongan en riesgo nuestros dispositivos de red. Podemos decir que es relativamente común abrir el navegador y encontrarnos con una pérdida de velocidad notable. Vemos que al abrir páginas, iniciar sesión en servicios web o descargar archivos, nos encontramos con que no funciona correctamente.

Para solucionar esto podemos tener en cuenta algunos consejos esenciales como reiniciar el router, mantener el equipo actualizado, evitar la entrada de malware… A veces conviene resetear la dirección IP, DNS o Winsock, por ejemplo. Esto lo podemos hacer fácilmente desde la línea de comandos del sistema operativo. Sin embargo, esto va a requerir de un tiempo para lograrlo. Vamos a tener que ejecutar diferentes comandos para cada acción. Una vez realizado podremos comprobar si se ha solucionado o no el error. Ahora bien, ¿Podríamos ejecutar todos esos comandos fácilmente y de una vez?

Ahí es donde entra en juego la posibilidad de crear un archivo batch con el que poder reiniciar la dirección IP, DNS, Winsock, proxy… Lo podemos crear fácilmente y tenerlo ahí, guardado, para los momentos en los que podamos tener problemas con la conexión de red.

 

Restablecer la red usando un archivo ejecutable en Windows

Siempre que tenemos algún problema informático o para conectarnos a la red, sea cual sea, algo que puede solucionarlo es volver a los valores predeterminados. Básicamente consiste en resetear la configuración, volver al punto de inicio. Y eso lo podemos hacer, por ejemplo, con los DNS almacenados en caché, podemos reiniciar TCP/IP, Winsock…

Podemos crear un archivo en Windows para aglutinar todo esto que mencionamos. De esta forma, simplemente con ejecutar ese archivo, podremos borrar la caché DNS, resetear la IP, Winsock, etc. Básicamente lo que vamos a hacer es crear un archivo batch para ejecutar los siguientes comandos:

  • ipconfig /release
  • ipconfig /renew
  • arp -d *
  • nbstat -R
  • nbstat -RR
  • ipconfig /flushdns
  • ipconfig /registerdns

En el primer caso, con los dos primeros comandos lo que hacemos es reiniciar la IP y solicitar una nueva. El segundo se utiliza para eliminar el nombre de host actual y conseguir uno nuevo. El comando nbstat -R recarga la tabla de nombres de caché y los dos últimos comandos sirven para borrar las DNS. Nos podrían ayudar a solucionar determinados problemas que puedan aparecer y que impedirían que Windows se conecte a la red con normalidad.

Todos estos comandos los podemos ejecutar uno a uno a través de la línea de comandos de Windows. Básicamente lo que tenemos que hacer es ir a Inicio, abrir el Símbolo del sistema con permisos de administrador y ejecutarlos. Sin embargo, lo que vamos a hacer es crear un archivo batch con todos ellos. El resultado sería el mismo, pero tendríamos todo en un único lugar, además de resultar más sencillo en muchas ocasiones.

 

Abrir el editor de texto

Lo primero que tenemos que hacer es abrir un archivo de texto. Podemos ir al Escritorio de Windows o a cualquier carpeta, hacer clic con el botón derecho del ratón, le damos a Nuevo y pinchamos en Documento de texto. También podemos ir a Inicio y escribir Bloc de notas y lo abrimos.

Dentro del archivo que hemos creado, en el cuerpo del texto, hay que pegar los comandos que hemos descrito. Debería quedar algo como vemos en la imagen de abajo. Con esto ya tendríamos listo lo que nos interesa y solo habría que pasar al siguiente punto, que sería guardar ese archivo y darle el formato adecuado.

Resetear la red con un archivo batch

 

Guardar en formato bat

Hay que tener en cuenta que el nombre del archivo no importa. Podemos ponerle el que queramos, como por ejemplo Resetear red o cualquier cosa que nos ayude a identificarlo fácilmente. No va a influir el nombre que elijamos.

Sí es importante el formato que demos a ese archivo. Debemos darle a Archivo, Guardar como y seleccionar Todos los archivos. Tendremos que guardarlo con el formato .bat. Por ejemplo, Resetear Red.bat.

Archivo para resetear la red

Con esto tendremos listo nuestro archivo para solucionar problemas de red en Windows. Tendremos un archivo batch creado con los principales comandos que pueden ser muy útiles para renovar la IP, borrar la caché de DNS, Winsock, etc.

A partir de este momento, siempre que tengamos algún problema con la red y no se solucione simplemente reiniciando el equipo, puede que tengamos que llevar a cabo alguna acción más y algo muy interesante es simplemente ejecutar este archivo. Solo tendremos que ejecutarlo con permisos de administrador y listo.

En definitiva, siguiendo estos pasos que hemos descrito podremos crear un archivo batch para ejecutar rápidamente los principales comandos con los que solucionar problemas de red. Esto es algo que nos ahorrará tiempo y además puede servir para pasar a amigos o familiares que sean menos expertos. Podemos crearles este archivo y simplemente decirles que lo ejecuten con permisos de administrador.

Hay que tener en cuenta que es muy importante saber identificar posibles problemas de red que puedan aparecer. No todos ellos se van a solucionar de esta forma. Como consejos que podemos dar, es conveniente tener el equipo actualizado (esto también aplica al firmware del router), mantenerlos seguros sin ningún tipo de malware, así como evitar instalar programas que no sean oficiales y que pudieran ser un problema.

 

Resetea toda la configuración de red a través del menú

Otro método para resetear toda la configuración de la red a valores de fábrica, es hacerlo a través del propio menú de configuración de Windows, sin necesidad de ejecutar ni un solo comando a través de la consola. Lo primero que debes hacer es pinchar sobre el icono de Windows y buscar «Configuración». En la primera coincidencia que nos aparezca, pinchamos y entraremos en la configuración global de Windows 11. Los menús para el sistema operativo Windows 10 son exactamente los mismos.

Una vez que estemos en la sección de «Configuración» nos vamos al menú de «Red e Internet» y pinchamos en «Configuración de red avanzada«:

En la sección de «Configuración de red avanzada» nos tenemos que ir al menú de «Restablecimiento de red» que lo tenemos en la sección inferior.

En este nuevo menú tenemos que pinchar en «Restablecer ahora» y el ordenador se reiniciará automáticamente. Debes saber que, si pinchas en este botón, todos los adaptadores de red se quitarán y reinstalarán desde cero, con los controladores de Windows, y toda la configuración de red también volverá a estar por defecto con la configuración original.

Tal y como habéis visto, restablecer la configuración de red en Windows 11 y también en Windows 10 es muy sencillo a través de los menús de configuración.

 

Cómo reiniciar toda la red local

Si después de restablecer la configuración de red de tu PC, sigue sin funcionar correctamente la conexión a Internet, lo que debes hacer es proceder a reiniciar toda la red local. Dependiendo de cómo sea la red de tu casa, deberás llevar un cierto orden y hacerlo de forma consecutiva.

  1. Reiniciar el router: el router es el corazón y el cerebro de la red local, es fundamental que este sea el primer dispositivo que reinicies para solucionar y también para evitar posibles problemas. Aunque tu red esté compuesta por el router, switches, dispositivos PLC o repetidores, lo primero que deberás reiniciar es el router WiFi que tienes en casa.
  2. Switch y PLC: si tienes estos dispositivos, es lo segundo que deberías reiniciar para «refrescar» su funcionamiento, por si se han quedado bloqueados. Aunque seguramente el reinicio del router solucione el problema, tal vez el problema esté en el switch o en los dispositivos PLC.
  3. Repetidores WiFi: si en tu casa tienes repetidores para ampliar la red inalámbrica en casa, justo después de reiniciar el router deberías probar a reiniciar este dispositivo que se conecta al WiFi. Es posible que, cuando vayas a reiniciarlo, te aparezca alguna luz roja o naranja, esto se debe a que el router se está reiniciando y ha perdido la conexión a la red inalámbrica. Después de reiniciarlo, se conectará rápidamente al router WiFi porque éste ya estará operativo y funcionando.

Una vez que hayas reiniciado todo por orden, debemos esperar unos 3 minutos hasta que la red vuelva a funcionar correctamente. Una vez que ya esté todo operativo, deberíamos revisar si ya funciona correctamente o seguimos con problemas. En el caso de seguir con problemas, nuestra recomendación es que vayas desconectando dispositivos poco a poco hasta detectar qué es lo que está ocurriendo. Tal vez el problema sea del switch, y por eso los dispositivos PLC te funcionan mal, o que directamente sea el repetidor WiFi que es muy barato o tiene algún problema aislado.

En el caso de que tengas una red WiFi Mesh compuesta por un router Mesh y luego varios nodos Mesh (ya sean routers o repetidores WiFi), lo mejor es seguir el orden de reinicio: primero el router Mesh y posteriormente el nodo Mesh o los nodos Mesh que tengas en tu hogar. De esta forma, te asegurarás que cuando los nodos se reinicien el router ya estará plenamente operativo.

 

¿Y para desconectar Windows de la red?

El sistema operativo de Microsoft cuenta con una gran cantidad de funciones relacionadas con redes e Internet. Nos permiten tener un mayor control y, en definitiva, modificar aquello que más nos interese. Concretamente en la directiva de grupo o el registro cuentan con una configuración que determina cómo el sistema debe desconectarse de la red.

Esta configuración lo que hace es monitorizar el tráfico de Internet en el equipo y cuando detecta que la conexión no es la adecuada, desconecta.

 

Usar el registro

Para ello podemos utilizar el registro de este sistema operativo. Pulsamos la tecla de Windows + R y escribimos regedit. Aceptamos y accedemos al registro. Una vez estemos dentro hay que ir a HKEY_LOCAL_MACHINESoftwarePoliciesMicrosoftWindowsWcmSvcGroupPolicy.

Cuando estemos aquí tendremos que crear un nuevo valor. Hay que hacer clic derecho con el ratón en la parte de la derecha y le damos a crear un nuevo DWORD de 32 bits. Allí tendremos que darle el nombre SoftDisconnectConnections.

Desconectar Windows de la red

Una vez hayamos creado este valor tenemos que darle doble clic encima. Veremos que aparece el valor 0, que significa que está deshabilitado. Simplemente le damos el valor 1 y aceptamos. A partir de ese momento ya estará activado.

 

Usar la directiva de grupo

Otra opción que tenemos para desconectar Windows de la red es hacer uso de la directiva de grupo. ¿Cómo lo hacemos? En este caso volvemos a pulsar la combinación de las teclas de Windows + R y escribimos gpedit.msc y lo ejecutamos.

Una vez estemos dentro vamos a Configuración de equipo, Plantillas administrativas, Red y por último a Administrador de conexiones de Windows. Dentro de esta función hay que hacer doble clic encima de Habilitar Windows para desconectar de forma no forzada.

Habilitar desconectar la red

De forma predeterminada aparecerá como no configurada. Simplemente tenemos que marcar la opción Habilitada y aceptamos.

 

Usar un cortafuegos

Con un cortafuegos o firewall vamos a tener un control bastante interesante sobre las conexiones de Windows. De esta forma no solo vamos a poder desconectar el sistema operativo de la red, sino que además podremos elegir qué aplicaciones o herramientas pueden o no tener acceso.

Tal vez en un momento dado queramos que ciertas aplicaciones no se conecten a Internet. Para ello no hay mejor forma que instalar un cortafuegos. Incluso podemos utilizar el propio firewall que viene incorporado con Windows 10.

 

Desactivar el adaptador de red

Una opción más para desconectar Windows de la red es desactivar el adaptador de red. Esto lo podemos hacer también a nivel de software desde el propio sistema operativo. Para ello basta con ir a Inicio, escribir Panel de control y posteriormente entrar en Red e Internet. Una vez allí vamos a Centro de redes y recursos compartidos y luego a Cambiar configuración del adaptador.

Cuando estemos dentro de esta función simplemente seleccionamos el adaptador que nos interesa, le damos clic derecho con el ratón y pinchamos en Desactivar. A partir de ese momento se desactivará la conexión a Internet en Windows.

En definitiva, estas son las opciones que tenemos para desconectar Windows de la red a nivel de software. Lógicamente la opción que siempre estará presente es la de quitar el cable de red, pero hemos querido mostrar cómo también podemos hacerlo directamente desde el propio sistema operativo de Microsoft.

 

Conclusiones

Es muy común encontrarnos con errores de red en el sistema operativo de Microsoft, en muchos casos es recomendable investigar qué es lo que está sucediendo exactamente, sin embargo, cuando ya hemos probado a realizar muchas configuraciones, lo mejor que puedes hacer es resetear toda la configuración del equipo a través de los comandos que os hemos recomendado en formato de archivo ejecutable .bat. Si tu error no se ha solucionado con el archivo ejecutable, entonces puedes restablecer la red por completo usando los menús de Windows 11 o Windows 10. Este proceso se encargará de quitar todos los adaptadores de red y reinstalarlos nuevamente, por supuesto, todas las configuraciones serán las predeterminadas.

En el caso de que hayas reiniciado por completo la red en tu sistema operativo, entonces tendrás que proceder con el reinicio completo de la red local. Esto significa que tendrás que reiniciar el router, switches, dispositivos PLC y también los repetidores WiFi, si es que tienes en tu casa estos dispositivos. Por supuesto, si en tu casa tienes una red WiFi Mesh, lo primero que debes reiniciar es el router principal, y posteriormente los extensores Mesh que tengas en tu casa.

¡Sé el primero en comentar!