Mantén tu router encendido siempre: guía para comprar SAI

Mantén tu router encendido siempre: guía para comprar SAI

Sergio De Luz

Si vivimos en lugares donde se va la luz frecuentemente, debido a fenómenos meteorológicos, mala infraestructura de la red eléctrica, o por una incidencia puntual en nuestra zona, es muy importante contar con un SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpido) para que todos los dispositivos críticos de casa puedan seguir encendidos. El router WiFi es uno de los dispositivos más importantes, no solamente para poder seguir conectado a Internet, sino también para poder realizar llamadas a través del teléfono fijo, porque con la fibra óptica FTTH todas las llamadas van a través de VoIP y es totalmente necesario que el router esté permanentemente encendido. Si quieres saber cómo poner un SAI en tu casa, y qué tipos y modelos existen, a continuación os explicamos en detalle todo lo que debes saber.

 

Qué es un SAI y para qué sirve

Un SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpido) o también conocido como UPS por sus siglas en inglés, es un dispositivo con una batería en su interior que nos permite alimentar de manera temporal los dispositivos conectados a él. En el caso de que te quedes sin luz en casa o en el trabajo, podrás seguir usando los dispositivos conectados al SAI durante varios minutos e incluso horas, todo depende de qué tipo y modelo de SAI hayas comprado, así como la capacidad de su batería y el consumo que estés realizando en ese momento. Por lo tanto, el objetivo de un SAI es almacenar la energía cuando hay corriente eléctrica, esta energía se almacena en una batería en el interior del SAI. Gracias a esta batería, cuando hay un corte en el suministro eléctrico, podemos mantener encendidos los dispositivos conectados a él sin ningún problema.

Los SAI también se encargan de proteger los dispositivos conectados a ellos, ya que la mayoría de los SAI que podemos encontrar hoy en día en el mercado son de tipo «in-line», e incorporan un AVR (Automatic Voltage Regulator) que es básicamente un dispositivo electrónico que se encarga de regular el voltaje y la intensidad para alimentar los dispositivos conectados, de esta forma, es capaz de regular el flujo eléctrico y controlar tanto las bajadas de tensión como las subidas de tensión que se dan en la red eléctrica, haciendo que los PC, routers o cualquier dispositivo conectado no «sufra» por estas variaciones que se producen en la red eléctrica, proporcionando un flujo continuo.

Actualmente existen tres tecnologías diferentes en los SAI, dependiendo del nivel de protección que nosotros queramos:

  • Offline: este tipo suministra corriente eléctrica sin ningún tipo de filtrado del voltaje e intensidad a los dispositivos conectados. Si compras uno de este tipo, debes saber que no incorporan AVR y son los más baratos. Solamente empezará a funcionar cuando detecte un corte en la red eléctrica, entonces entrarán en funcionamiento sus baterías para seguir alimentando los dispositivos durante unos minutos. El tiempo de conmutación (de luz eléctrica a batería) es algo más elevado que en otros tipos, por lo que dispositivos muy sensibles a pequeños cortes podrían apagarse súbitamente debido a este tiempo de «reacción». Son ideales para zonas donde haya muy pocos cortes eléctricos, aunque nuestra recomendación es que compres mejor uno de tipo in-line.
  • In-line: este tipo son los más vendidos y recomendables por su relación calidad-precio, incorporan un AVR para filtrar correctamente las fluctuaciones de la red eléctrica y regulando adecuadamente la tensión de salida. Este tipo de SAI devuelven una onda pseudo-sinusoidal, aunque los de gama más alta podrían proporcionar una onda sinusoidal pura, todo depende del modelo. El proceso de filtrado y mejora de la corriente no hace uso de la batería, excepto si la tensión baja de un cierto umbral que entonces se ayuda de la batería para seguir proporcionando la tensión adecuada. La protección de este tipo de SAI es muy elevada, incluso sin caídas en el suministro eléctrico. Este tipo de SAI son los más recomendables para entornos domésticos y de pequeñas oficinas, son muy silenciosos a excepción de cuando trabajan en modo batería, ya que se suelen activar los ventiladores internos.
  • Online: este tipo son los más caros y solamente son usados en empresas que tienen equipos críticos y necesitan estar permanentemente encendidos. Este tipo de SAI realiza una doble conversión (AC a corriente contínua y de corriente continua a AC nuevamente) para eliminar cualquier posible pico de corriente. Un aspecto muy importante es que la energía se obtiene directamente desde la batería siempre, mientras ésta se va recargando por otra parte. Este tipo de SAI son los más fiables, pero lógicamente las baterías deben cambiarse cada poco tiempo debido a que se degradan rápidamente. Este tipo de SAI están orientados a servidores, instalaciones críticas, industria etc.

Tal y como podéis ver, dependiendo de nuestras necesidades deberemos elegir un tipo u otro. Para entornos domésticos lo más normal es usar un offline o bien uno in-line, nuestra recomendación es que compres de este último tipo ya que tiene el AVR como hemos explicado.

 

¿Qué potencia en VA o W necesito?

La unidad de potencia en los SAI es el Voltio Amperio (VA), sin embargo, la mayoría de los dispositivos conectados a la red eléctrica usarán la unidad de potencia en vatios (W) o bien en kilovatios (kW). Por lo tanto, para poder calcular cuánta potencia necesitas en un SAI, deberemos tener en cuenta que el factor de potencia suele ser de unos 0,8, por lo tanto, si compramos un SAI de 1000VA y lo multiplicamos por 0,8, tenemos que este SAI aguanta hasta los 800W de carga por parte de los dispositivos que conectemos. En los últimos años es bastante habitual que los fabricantes de los SAI incorporen tanto los VA que soportan los dispositivos, como los W, para facilitar a los usuarios la compra del modelo idóneo para ellos.

Para poder comprar el modelo adecuado, es muy importante saber el consumo real de nuestros dispositivos, esto lo podemos hacer fácilmente usando un enchufe inteligente con funciones de medidor de potencia y consumo, de esta forma, podrás ver cuánto consume la regleta donde hemos conectado el PC, monitor, router, switch o cualquier otro dispositivo, todo en conjunto.

Si la potencia que nosotros necesitamos con estos dispositivos es de unos 600W aproximadamente, entonces nuestra recomendación es que compres un modelo que te proporcione hasta 800W. Siempre deberíamos comprar un modelo que sea un 25% superior aproximadamente, porque de lo contrario es posible que entre en modo «sobrecarga» y directamente se apague, por lo que no cumplirá su función. También debes tener en cuenta lo siguiente:

  • No conectes ningún equipo que consuma mucha energía en poco tiempo, como una impresora cuando se esté encendiendo para calibrarse.
  • No conectes tu equipo de aire acondicionado por error, es muy habitual tener todo en la misma regleta y conectarlo al SAI.
  • No utilices ningún equipo de gran consumo, ni siquiera para «probar», como un secador de pelo que puede llegar a necesitar una potencia de 2.500W.

Ahora que ya sabéis qué potencia en VA o en W necesitas, os vamos a explicar qué motivos hay para poner uno en el router.

 

Motivos para poner un SAI en el router

Actualmente los routers WiFi no solamente nos proporcionan conexión a Internet, sino que también nos proporciona el servicio de telefonía que antiguamente iba por la línea de teléfono analógica, y no a través de VoIP. Los motivos para hacer que el router nunca se apague, son los siguientes:

  • Podremos tener conexión a Internet con nuestros dispositivos móviles como smartphones o tablets que funcionan con baterías. Gracias a esto, podemos saber si hay una incidencia en nuestra ubicación por parte de la distribuidora, o es un corte programado.
  • Podemos realizar llamadas con el teléfono fijo para pedir ayuda en caso de necesitarlo, sobre todo es importante para personas mayores que necesitan tener una línea de teléfono fija siempre funcionando.

Por supuesto, las ventajas de tener un dispositivo para evitar que nuestro PC o servidor se quede sin suministro eléctrico son claras:

  • No dañaremos nuestro PC o servidor por un apagado repentino, y por una vuelta de la luz con una subida de tensión.
  • Podremos guardar el trabajo realizado y posteriormente apagar el PC con seguridad.
  • El servidor y la integridad de sus datos no se verá afectada, además, si conectamos el SAI vía USB al servidor podremos configurar alertas por email, Telegram y otras apps de mensajería para alertarnos de que ha habido un corte eléctrico en casa. De hecho, podríamos configurar el servidor para que se apague con seguridad después de que estemos 5 o 10 minutos sin suministro eléctrico.

Las ventajas de comprar un dispositivo de estos está clara, poder apagar con seguridad el PC y servidor, así como mantener siempre encendido nuestro router para tener acceso a Internet de forma permanente. Ahora os vamos a explicar qué tipos de SAI podéis comprar, y cuáles son los modelos que os recomendamos.

 

Tipos de SAI recomendados y modelos

Dependiendo de tus necesidades para proteger equipos y el presupuesto que tengas, podrás optar por unas soluciones u otras, todas ellas orientadas específicamente a «salvarte» de un corte de luz, ya que suministrará energía a través de la batería incorporada.

 

Mini SAI o batería externa para routers

Los routers son dispositivos que normalmente utilizan 9V o 12V de tensión de corriente, y tienen un consumo muy reducido de unos 18W aproximadamente. Existen mini UPS e incluso «baterías» externas que están específicamente diseñadas para los routers, de esta forma, no nos tendremos que gastar mucho dinero en un UPS en condiciones, además, el tamaño de estos dispositivos es muy reducido, ideal para colocarlo cerca del router como en el salón de casa o en el PAU de la entrada de la casa. Antes de usar estos dispositivos, es muy importante comprobar la tensión de entrada del router, porque si nuestro router usa 9V y lo configuramos con 12V, dañaremos la electrónica interna del router. Si lo hacemos al contrario, no arrancará, debemos usar la adecuada en cada caso, ni más ni menos.

Fabricantes muy conocidos como Legrand tienen un dispositivo específico para routers que consumen hasta 25W de potencia, con una batería de 2.200mAh de capacidad. La autonomía estimada es de una hora y media aproximadamente, suficiente para que vuelva el suministro eléctrico hasta nuestra casa.

Salicru también tiene otro dispositivo similar, en este caso dispone de 7.800mAh de capacidad de batería, por lo que podremos tenerlo encendido durante varias horas, además, podemos conectar varios dispositivos simultáneamente sin problemas, aunque la autonomía bajará debido a que necesita alimentar más dispositivos.

En el caso de que estés interesado en una mayor capacidad de batería, y con posibilidad de alimentar vía PoE el dispositivo que nosotros queramos, como una cámara IP doméstica, este modelo es perfecto para ti:

Tal y como podéis ver, estos mini UPS son perfectos para alimentar dispositivos de bajo consumo como los routers o switches.

 

Regleta de enchufes con SAI

Si quieres alimentar un PC de bajo consumo, un ordenador portátil y también un router, puedes optar por comprar una regleta de enchufes con una batería incorporada a modo de UPS. Este tipo de dispositivos son ampliamente usados en oficinas para proteger los ordenadores de cortes de luz. Existen de diferentes marcas y con diferentes potencias en VA y W, dependiendo de tus necesidades, tendrás que elegir un modelo u otro.

Si necesitas uno con más VA para conectar más dispositivos simultáneamente, o para ordenadores que consuman algo más de energía, Salicru también tiene uno muy interesante:

Sin lugar a dudas, esta opción es realmente interesante si quieres algo sencillo y vas a conectar equipos de bajo consumo. En el caso de que necesites más VA o W, deberás comprar un UPS «de verdad».

 

SAI para router, PC y más

Si necesitas un sistema de alimentación ininterrumpido de calidad, nuestra marca favorita de UPS o SAI es la marca APC. Actualmente contamos con diferentes modelos dentro de la misma gama que disponen diferentes potencias en VA, ideal para adaptarse a las necesidades de los usuarios. Por ejemplo, un SAI de 1600VA o 900W nos permitirá alimentar tanto un PC de sobremesa con un par de monitores, un servidor NAS de alto rendimiento, así como otros dispositivos de bajo consumo como un router o un switch:

Si quieres conectar más de un ordenador, entonces puedes comprar el modelo de 2200VA o 1200W, este modelo te permitirá proteger varios PC simultáneamente, el NAS, router y muchos más dispositivos. Recuerda siempre dejar un «margen» de un 20% aproximadamente, por lo que no deberías tener una potencia de más de 1000W por seguridad.

Si tienes problemas con la electricidad en casa o en la oficina, y quieres tener tu router permanentemente encendido, entonces deberías instalar un sistema de alimentación ininterrumpido como los que os hemos enseñado. Lo más importante es que elijas el correcto para ti dependiendo de tus necesidades de VA/W, el tipo y el dinero que pienses gastar como máximo.

¡Sé el primero en comentar!