Tengo Internet pero no se abren las webs: cómo solucionar este error

En algunas ocasiones nos hemos encontrado con el problema de que tenemos conexión a Internet, es decir, nuestro router indica que recibimos servicio de ADSL2+, VDSL, cable HFC o FTTH, pero, sin embargo, no podemos abrir ninguna página web en los diferentes navegadores web que podemos utilizar. Este fallo es bastante frecuente y debemos mirar paso a paso haciendo diferentes pruebas de conectividad para comprobar cuál es el problema, hoy en RedesZone os vamos a explicar en detalle todo lo que tienes que hacer para volver a poder navegar por Internet sin ningún problema.

Por qué no puedo navegar por Internet, pero sí tengo conexión

Tener conexión a Internet es el primer paso para poder navegar por Internet, pero no es lo único que necesitaremos. En muchas ocasiones, un usuario puede tener conexión a Internet perfectamente funcionando en su router WiFi de casa, pero, sin embargo, no puede navegar por ninguna web ni tampoco utilizar ningún tipo de servicio. En estos casos donde sí tenemos conexión a Internet, pero no navegamos, el error puede estar en muchas partes de la red, porque para poder navegar por Internet entran en funcionamiento muchos factores:

  • Conexión a Internet en el router: para poder navegar por Internet es totalmente necesario tener contratada una conexión a Internet, o conectarnos a otra red que no sea nuestra (vía cable o WiFi) que sí tenga conexión a Internet.
  • Equipo conectado vía cable o WiFi al router: antes de conectarnos a Internet deberemos conectarnos al router WiFi doméstico, ya sea vía cable o también vía WiFi.
  • Protocolo DHCP para que el router nos proporcione una dirección IP, puerta de enlace y servidores DNS.
  • Protocolo DNS para la resolución de nombres de dominio.
  • Protocolos HTTP y HTTPS para navegar por la web.
  • Aplicaciones (navegador web) correctamente instalado.

El motivo de tener conexión a Internet, pero no navegar, pueden ser muy variados. Por ejemplo, es posible que nos estemos conectando vía WiFi en una ubicación muy alejada del router, y, por tanto, tenemos una baja cobertura y una muy baja velocidad, haciendo que el navegador web muestra un mensaje de error al cargar las diferentes webs. Esto es muy típico en las redes WiFi públicas, donde la señal de estas redes suele ser muy baja. También podría darse el caso de que la red WiFi donde nos estamos conectando está totalmente colapsada y no acepta más clientes inalámbricos transmitiendo tráfico, en este caso, es recomendable cambiar de puntos de acceso WiFi para ver si tenemos un mayor ancho de banda.

Problema de velocidad en un ordenador

Otros problemas habituales son por el servidor DHCP del router, que no es capaz de proporcionarnos una dirección IP porque ya hay muchos clientes conectados y excede su rango de direccionamiento IP, e incluso podría darse el caso de que el router WiFi tenga el servidor DHCP desactivado. Respecto a los servidores DNS, es posible que el servidor DHCP no nos haya proporcionado unos servidores DNS a utilizar, por este motivo, no podemos resolver los nombres de dominio de las diferentes webs y no podemos acceder, el navegador web nos devolverá un error.

Por último, es posible que tengamos algún tipo de problema con los protocolos HTTP y HTTPS, por ejemplo, un firewall impidiendo las comunicaciones externas, e incluso nuestro navegador web podría tener algún tipo de problema a la hora de funcionar. A continuación, os vamos a ayudar a diagnosticar el problema que de tener conexión a Internet, pero no navegar, con el objetivo de que puedas solucionar este problema con los consejos que os vamos a dar.

Esto es todo lo que debes revisar en tu red

Para poder diagnosticar correctamente el problema y ver dónde se encuentra el fallo en tu red, vamos a ir explicando paso a paso todo lo que debes comprobar y verificar, desde las conexiones físicas y el cableado, hasta los navegadores web a utilizar, pasando por diferentes pruebas que tendremos que realizar para comprobar que efectivamente tenemos un problema u otro. Es muy importante que vayáis paso por paso para ir descartando los diferentes problemas (y soluciones) que podemos dar, si te saltas un paso entonces podrías no solucionar tu problema debido a que has dado por supuesto que está todo correcto, cuando realmente hay un problema y tenemos que solucionarlo.

Lo primero que debemos asegurarnos es de tener conexión a Internet en nuestro hogar con cualquiera de los operadores que haya en tu país, algunos usuarios creen, erróneamente, que por comprar solamente el router WiFi último modelo con WiFi doble banda y puertos Gigabit de alta velocidad, enchufarlo a la luz eléctrica y encenderlo, ya tendremos conexión a Internet, y esto no es así. Para poder acceder a Internet deberemos contratar el servicio con algún operador en tu región o país, además de esta conexión a Internet, también tendremos que utilizar un router, pero esto último nos lo proporcionan los operadores de forma completamente gratuita como parte del servicio contratado que tendremos que pagar mensualmente.

Comprobar las luces del router

Si tenemos contratada una conexión a Internet y a nivel de servicio está todo funcionando correctamente, en el router deberíamos ver una luz verde en la parte de «Internet» o «WAN», indicándonos que se ha establecido conexión a Internet y que podemos hacer uso del servicio sin ningún tipo de problema. En la parte frontal del router es donde encontraremos todos los LEDs de estado del equipo, el LED de encendido del router, LED de estado de Internet, estado de teléfono (si tienes VoIP), estado de la LAN y también el estado de la red WiFi y puertos USB, si es que nuestro router los tiene.

En algunas ocasiones hay un LED específico de fallo que se pone en rojo, indicándonos que no hay sincronización o que no estamos recibiendo potencia de la OLT (si utilizamos FTTH), por ejemplo, en el router ZTE F680 disponemos del LED de «LOS» para indicar este problema.

LEDs de estado del router ZTE ZXHN F680

En este caso, para comprobar que la conectividad a Internet está correcta, deberemos mirar el LED del estado de Internet. Verde significa que todo está correcto, y rojo significa que hay algún tipo de problema y no tienes servicio.

Si la luz de Internet está en rojo, entonces el problema es de la conexión a Internet y deberás llamar a tu operador.

En caso de que la conexión a Internet esté correcta y las luces LED del router nos indican que así es, vamos a comprobar otros aspectos.

Mirar la conectividad de nuestro PC al router

Una vez que sabemos que la conexión a Internet está correcta, tenemos que verificar si nuestro PC está correctamente conectado. Los ordenadores y portátiles podremos conectarlos al router de forma formas diferentes:

  • Cable de red Ethernet: conectaremos por cable de red nuestro ordenador, desde la tarjeta de red Ethernet hasta uno de los puertos LAN del router. Normalmente estos puertos LAN son de color amarillo, aunque dependerá del fabricante del router y el diseño del modelo en concreto. Lo importante es conectar el cable de red y comprobar si el LED de estado de ese puerto en concreto se pone en color verde, de lo contrario, es posible que no lo hayamos conectado correctamente o el cable de red esté en mal estado.
  • WiFi: podremos conectarnos con nuestro ordenador de sobremesa o portátil vía WiFi al router, tanto en la banda de 2.4GHz como 5GHz. Para conectarnos deberemos buscar las redes inalámbricas a nuestro alrededor, elegir el nombre de red WiFi nuestra, introducir la contraseña de acceso, y ya tendremos acceso a la red local e Internet vía WiFi con nuestro equipo.

Una vez que nos hayamos conectado a nuestro router vía WiFi o cable, es necesario conocer si hemos obtenido correctamente la dirección IP, máscara, puerta de enlace predeterminada y también los servidores DNS. La forma más fácil de hacer esto es pinchar en el icono de Windows y poner «cmd» en el buscador, para ejecutar el símbolo del sistema y ejecutar comandos. El comando que debemos ejecutar en Windows para que nos muestre toda la información IP del ordenador es el siguiente:

ipconfig /all

Una vez ejecutado, podremos ver esta información:

Aquí podremos ver la dirección IPv4, la puerta de enlace predeterminada (nuestro router) y también los servidores DNS que nos ha proporcionado. Si te sale completamente vacío, significa que el servidor DHCP del router no funciona, está deshabilitado o no estás conectado físicamente (ya sea vía cable o WiFi) al router, por lo que deberías repasar antes la conectividad.

Una vez que hemos obtenido dirección IP, vamos a comprobar si tenemos comunicación con el router correctamente, para ello, simplemente ponemos la siguiente orden en la consola:

ping IP_puerta_de_enlace_predeterminada

En nuestro caso, ejecutaríamos «ping 10.11.1.1» para verificar que hay comunicación con el router correctamente.

Tal y como habéis visto, hay comunicación con el router correctamente. En el caso de que hayas obtenido dirección IP vía DHCP, pero no puedas hacer ping al router, entonces es posible que tu firewall esté mal configurado y te esté impidiendo el tráfico de red, también es posible que tengamos muy poca cobertura WiFi y no seamos capaces de establecer comunicación con el router.

Ahora tenemos que comprobar si tenemos comunicación con Internet, para verificar que desde nuestro equipo hasta cualquier host de Internet hay comunicación y no hay problemas.

¿Llegamos a los servidores DNS?

Una vez comprobada la comunicación con el router, ahora es recomendable realizar un ping a los servidores DNS que nos haya proporcionado el router. En caso de que los servidores DNS sea el propio router, entonces ya hemos hecho la comprobación anterior y deberían funcionar, pero vamos a realizar una comprobación adicional para saber si podemos llegar hasta cualquier servidor DNS de Internet, es decir, si tenemos tráfico de red con Internet y no tenemos problema.

Para poder comprobar si tenemos conectividad con Internet, lo único que tenemos que hacer es un ping a los DNS de Google o Cloudflare, tal y como podéis ver a continuación:

Nosotros sí somos capaces de llegar sin ningún problema a servidores DNS de Internet, por tanto, descartamos problemas de conectividad a la red local y también de Internet, porque todo está funcionando correctamente.

Si tú no puedes hacer ping a estos servidores DNS (pero sí al router), entonces la conexión a Internet tiene algún problema, revisa nuevamente los LEDs de estado del router y podrás comprobar que están en rojo. También es posible que aún no haya establecido la conexión a Internet y por este motivo el LED de estado del router está en verde, cuando realmente no tenemos conexión a Internet.

Comprueba que los servidores DNS resuelven los dominios

Ahora tenemos que comprobar si la resolución de DNS está funcionando correctamente, una cosa es que tengamos comunicación con los servidores DNS a través del típico ping, y otra muy distinta que esté resolviendo los dominios correctamente. Si los servidores DNS que nos ha proporcionado el router o los que están configurado en el router no funcionan, no podremos navegar por Internet porque no podremos resolver los diferentes dominios.

Para comprobar si los servidores DNS están resolviendo los dominios correctamente, podremos ejecutar dos comandos. El primero es hacer un ping a un dominio como www.redeszone.net, para comprobar si resuelve el dominio y nos lleva hasta el destino:

Tal y como habéis visto, ha resuelto el dominio correctamente y llegamos a conectarnos con él sin problemas. Sin embargo, vamos a hacer una comprobación adicional haciendo uso de la herramienta nslookup. La herramienta nslookup nos permite saber la dirección IP de un determinado dominio haciendo uso de los servidores DNS, además, también nos mostrará qué servidores DNS ha utilizado para poder llegar a esa dirección IP.

El funcionamiento de esta herramienta es muy sencillo, simplemente debemos poner la siguiente orden:

nslookup www.redeszone.net

En nuestro caso, nos indica diferentes direcciones IP de la web, porque tenemos un CDN para servir el contenido desde diferentes lugares.

Tal y como habéis visto, nos resuelve correctamente el dominio, por tanto, a nivel de DNS está todo correcto.

Si en tu caso no puedes hacer ping a un dominio y nos salta un error a la hora de hacer un nslookup, entonces debes revisar los servidores DNS configurados de la siguiente forma:

  • Cambiar los DNS en el router: accede al router con la puerta de enlace predeterminada, ve a la sección de WAN y modifica los servidores DNS a utilizar, nuestra recomendación es utilizar los de Google (8.8.8.8) y Cloudflare (1.1.1.1). Si no aparece nada de servidores DNS en la WAN, revisa si están en la LAN. Dependiendo del router podría estar en una zona u otra.
  • Cambiar los DNS en el PC: si el router no nos permite modificar los servidores DNS o no sabemos hacerlo, siempre podremos cambiarlos en el PC para usar esos específicamente. Tenemos que irnos a «Windows / Panel de Control / Centro de redes y recursos compartidos / Cambiar configuración del adaptador», ahora pinchamos click derecho en la tarjeta de red de nuestro equipo y «Propiedades», hacemos doble click en «Protocolo de Internet versión 4» y ponemos los DNS manualmente, tal y como podéis ver aquí:

Ahora ya tendremos los DNS cambiados, probamos nuevamente a hacer ping y nslookup a cualquier web, tal y como os hemos enseñado antes, y debería funcionar correctamente y sin problemas.

Verifica el estado del navegador web

Si todas las anteriores comprobaciones han tenido éxito, lo último que debemos hacer es comprobar el navegador web que estamos utilizando. Nuestra recomendación es utilizar Google Chrome o Mozilla Firefox, ambos navegadores son los dos más utilizados. En el caso de que no podamos navegar con estos navegadores, deberíamos comprobar los siguientes aspectos:

  • El firewall de Windows nos está bloqueando el programa: es posible que el firewall de Windows esté bloqueando el acceso a Internet del navegador web, para descartar que este sea el problema lo más recomendable es desactivarlo por completo. Tenemos que irnos a «Windows / Panel de control / Firewall de Windows Defender», en la sección izquierda podremos ver una opción llamada «Activar o desactivar el firewall de Windows Defender», entramos aquí y lo deshabilitamos en las redes privadas y públicas.

  • Tenemos configurado un Proxy en el navegador: es posible que tengamos configurado un servidor proxy en el navegador web, y este servidor proxy no esté disponible, por tanto, podría estar bloqueando todo el tráfico. Dependiendo del navegador web utilizado, tendrás que acceder a la sección de «red» y verificar que no utilizas ningún proxy para conectarte a Internet.

Si ninguno de estos aspectos es el culpable, nuestra recomendación es que restauréis el navegador web a valores de fábrica por si hemos realizado una configuración avanzada mal, y nos está impidiendo navegar por Internet con normalidad.

Conclusiones

Un fallo muy común es tener conexión a Internet, pero no poder navegar por la web, tal y como habéis visto, debemos comprobar diferentes aspectos con el objetivo de verificar que todo está funcionando bien, desde la propia conexión a Internet hasta el navegador web, que podría ser perfectamente el culpable. Además, también deberíamos comprobar los servidores DNS que estamos utilizando porque podrían ser los culpables de que no tengamos la posibilidad de navegar por Internet, al no poder resolver los nombres de dominio.

Respecto a los servidores DNS, nuestra recomendación es que utilicéis los de Google (8.8.8.8 y 8.8.4.4) o Cloudflare (1.1.1.1 y 1.0.0.1), porque son muy rápidos, eficientes, y no suelen bloquear páginas webs de descargas de contenido, algo que los servidores DNS de los principales operadores sí bloquean. No obstante, en los últimos tiempos los operadores bloquean este tipo de webs con otros métodos más agresivos, por tanto, un cambio de servidores DNS no basta para poder acceder a webs bloqueadas.

Esperamos que con esta completa guía paso a paso podáis diagnosticar el error que tenéis, y podáis solucionarlo para navegar por Internet sin problemas.

¡Sé el primero en comentar!