Conoce la máxima velocidad del Wi-Fi de tu router o AP

Conoce la máxima velocidad del Wi-Fi de tu router o AP

Sergio De Luz

Todos nosotros tenemos un router Wi-Fi o un punto de acceso inalámbrico (o varios) en nuestro hogar, con la finalidad de conectarnos inalámbricamente con nuestros smartphones, tablets, ordenadores portátiles y otro tipo de dispositivos. Hoy en RedesZone os vamos a explicar cuál es la velocidad máxima teórica que podremos conseguir en un router, y es que vamos a depender de varios factores que os tenemos que explicar en detalle. ¿Quieres descubrir la velocidad máxima que podrás conseguir en tu hogar vía Wi-Fi?

 

¿Qué influye en la velocidad máxima del WiFi?

Para saber cuál es la velocidad máxima (teórica) que podremos conseguir con nuestro router Wi-Fi o punto de acceso inalámbrico, necesitamos tener en cuenta varios factores que afectan a la velocidad máxima que conseguiremos.

 

Modulación

La modulación es la forma que tienen las redes inalámbricas de transmitir datos a través del medio (aire), con el objetivo de que llegue a su destino para recibir dicha información. En las redes inalámbricas Wi-Fi, tenemos diferentes tipos de modulación dependiendo de la distancia con los clientes inalámbricos, concretamente podemos tener BPSK, QPSK, y QAM con diferentes configuraciones (16QAM, 64QAM, 256QAM y 1024QAM). Los routers y APs utilizan una modulación u otra dinámicamente, dependiendo de la señal recibida por el cliente inalámbrico, es decir, si el cliente inalámbrico está cerca, modulará más agresivamente con 1024QAM o 256QAM proporcionando un mayor ancho de banda inalámbrico, sin embargo, si el cliente inalámbrico está lejos, modulará con BPSK proporcionando un menor ancho de banda inalámbrico.

¿Por qué no pueden modular siempre a lo máximo posible independientemente de la distancia/señal recibida? Porque la transmisión de datos no es confiable, es decir, si estamos cerca podremos recibir información muy rápido, sin embargo, si estamos lejos debemos asegurarnos de que la información ha llegado correctamente. Si usamos una modulación 1024QAM cuando estamos muy lejos, el resultado es que funcionará mucho peor que una modulación BPSK.

Dentro de una misma modulación, puede haber diferentes codificaciones, la más usual es codificación 5/6, pero puede utilizar también codificaciones más conservadoras con el objetivo anterior: proporcionar confiabilidad en la conexión inalámbrica. Dependiendo del estándar inalámbrico utilizado, tendremos una modulación máxima u otra, a continuación, puedes ver la modulación máxima de los diferentes estándares.

  • En Wi-Fi 4 tenemos una modulación de 64QAM como máximo. Esta modulación se utiliza tanto en la banda de 2.4GHz como en 5GHz, no obstante, con el paso del tiempo, fabricantes como Broadcom fueron lanzando equipos con soporte para mayor QAM, concretamente 256-QAM (llamado TurboQAM por Broadcom), y también 1024-QAM (llamado Nitro-QAM por Broadcom). Estas modulaciones mayores nos permiten conseguir una mayor velocidad con el mismo número de antenas, la parte negativa, es que los clientes Wi-Fi también deben soportar esta modulación, la cual en muchas ocasiones no era soportada.

  • En Wi-Fi 5 tenemos una modulación de 256QAM como máximo. Esta modulación se utiliza en 5GHz (porque este estándar solamente está en esta banda de frecuencia). No obstante, con el paso del tiempo, fabricantes como Broadcom fueron lanzando equipos con soporte para mayor QAM, concretamente 1024-QAM. Esta modulación mayor nos permite conseguir una mayor velocidad con el mismo número de antenas, la parte negativa, es que los clientes Wi-Fi también deben soportar esta modulación, la cual en muchas ocasiones no era soportada.
  • En Wi-Fi 6 tenemos una modulación de 1024QAM como máximo. Esta modulación se utiliza tanto en la banda de 2.4GHz como en 5GHz, ya que este nuevo estándar está presente en ambas bandas de frecuencia. Todos los dispositivos compatibles con el estándar Wi-Fi 6 soportan este tipo de modulación.
 

Guard Interval

El intervalo de guarda o Guard Interval es el tiempo que espera el router o AP para asegurarse de que no interfieren las diferentes transmisiones. Debemos recordar que el estándar Wi-Fi utiliza OFDM (excepto Wi-Fi 6 que ya incorporad OFDMA), y esto del Guard Interval se hace para evitar posibles colisiones de las tramas en el aire, ya que puede haber trayectorias múltiples e interferencias por el efecto multicamino.

En Wi-Fi se ha usado siempre un Guard Interval de 800ns de tiempo, pero para aumentar la velocidad máxima teórica, en el estándar Wi-Fi 4 se introdujo el «Short Guard» que utiliza 400ns. Normalmente los routers están configurados de manera predeterminada con un «Short Guard», por tanto, tendremos la máxima velocidad posible.

 

Ancho de canal inalámbrico

En Wi-Fi debemos tener muy en cuenta el ancho del canal que tengamos configurado en nuestros routers y puntos de acceso Wi-Fi. Dependiendo del estándar inalámbrico utilizado, tendremos un ancho de canal por defecto, cuanto mayor es el ancho del canal, más velocidad teórica podremos conseguir.

  • En Wi-Fi 4 tenemos anchos de canal de 20MHz y 40MHz típicamente, de hecho, tenemos la tecnología 20/40 Coexistence, para evitar interferir con las redes Wi-Fi de nuestros vecinos, de tal forma que, si el router o AP detecta otro equipo alrededor, automáticamente utilizará 20MHz de ancho de canal. Si queremos conseguir la máxima velocidad posible, deberemos utilizar 40MHz de ancho de canal, pero si estás en un entorno con muchas redes Wi-Fi e interferencias, te funcionará mejor usar 20MHz, aunque sacrifiques velocidad máxima.

  • En Wi-Fi 5 tenemos anchos de canal de hasta 80MHz, en este caso no tenemos 20/40 Coexistence, pero sí incorpora este estándar la posibilidad de utilizar 20MHz y 40MHz, con el objetivo de permitir que dispositivos antiguos puedan conectarse.
  • En Wi-Fi 6 tenemos anchos de canal de hasta 160MHz contiguos, en este caso no tenemos 20/40 Coexistence, pero sí incorpora este estándar la posibilidad de utilizar 20MHz, 40MHz y 80MHz, con el objetivo de permitir que dispositivos antiguos puedan conectarse. De hecho, hay dispositivos que tienen el estándar Wi-Fi 6 y hacen uso únicamente de 80MHz de ancho de canal. Si vas a comprar un router o AP, debes asegurarte de que soporten 160MHz de ancho de canal contiguos, con el objetivo de conseguir el doble de velocidad que si utilizáramos 80MHz.

 

Número de antenas MIMO

La tecnología MIMO apareció también con el estándar Wi-Fi 4, esto nos permite que los routers y clientes puedan recibir y transmitir por varias antenas simultáneamente. Por tanto, cuantas más antenas tengamos, mayor velocidad máxima podremos conseguir. Un detalle muy importante es que, si nuestro router dispone de 4 antenas, y nuestro smartphone dispone de únicamente 2 antenas, la velocidad máxima que conseguiremos se corresponde con la velocidad máxima de 2 antenas. No obstante, que nuestro router tenga más antenas es muy recomendable, porque los equipos con más antenas podrán exprimir al máximo esta velocidad que tiene el router, pero sobre todo es interesante cuando tenemos decenas de clientes inalámbricos conectados a la vez, gracias al MU-MIMO, podremos enviar datos de forma simultánea a varios dispositivos, cuantas más antenas tenga un router, más rápido realizará esta tarea y a más clientes WiFi se les podrá enviar simultáneamente datos (máximo 4 clientes WiFi a la vez).

Al comprar un router o AP, nos indicará el número de antenas que tendremos disponibles para la banda de 2.4GHz y 5GHz. Debemos fijarnos bien en este parámetro, y es que cuantas más antenas tengamos en nuestro equipo, mayor velocidad conseguiremos cuando un cliente con el mismo número de antenas se conecte. Esto afecta tanto si conectamos un cliente WiFi, como si conectamos varios porque también disponemos de la tecnología MU-MIMO que permite enviar datos de forma simultánea a varios clientes inalámbricos a la vez.

 

Estándar utilizado (Wi-Fi 4, Wi-Fi 5 o Wi-Fi 6)

Además de todo lo anterior, también dependemos de qué estándar inalámbrico sea nuestro router, AP y clientes inalámbricos, ya que, dependiendo del estándar, soportará un mayor ancho de canal, una mayor modulación etc. Debemos tener en cuenta que si compramos un router con Wi-Fi 5, en la banda de 2.4GHz estará usando el popular Wi-Fi 4. Sin embargo, al comprar un router con Wi-Fi 6, sí tenemos este estándar en ambas bandas de frecuencias.

No obstante, fabricantes como ASUS están lanzando equipos híbridos, donde tenemos Wi-Fi 6 en una banda de frecuencias, y tenemos Wi-Fi 4/5 en el resto de bandas de frecuencias, por lo que debemos tenerlo muy en cuenta.

 

Otros factores a tener en cuenta

Otros factores que afectan a la velocidad máxima, a parte de todos los que os hemos comentado, son los siguientes:

  • Interferencias con redes vecinas y otros dispositivos que tengamos alrededor: esto es crucial, de hecho, en el último estándar WiFi 6 se ha incorporado la tecnología BSS Coloring que permite a los routers diferenciar fácilmente las redes WiFi vecinas, con el objetivo de que estas interferencias con redes vecinas no afecten demasiado a la red inalámbrica. Sin embargo, en los estándares anteriores tendremos interferencias con otras redes WiFi y solamente podremos cambiar el canal WiFi para minimizar estas interferencias. Debido a la gran cantidad de redes inalámbricas que hay actualmente, la banda de 2.4GHz es la peor para conectarnos, debido a que tiene mayor alcance y las interferencias con las redes vecinas es muy alto.
  • Posición del router o AP: debemos colocar el router en lugares medios, no pegado al suelo ni tampoco en el techo si tenemos varias plantas. Esto es algo muy importante, debemos tener en cuenta que la cobertura que proporciona el router es omnidireccional en el plano horizontal, sin embargo, en el plano vertical emitirá con un cierto ángulo, lo normal son unos 25º o 30º de ángulo, por tanto, si lo colocamos cerca del suelo la señal rebotará y llegará mucho peor a su destino.
  • Obstáculos: esto también es crítico, obstáculos como espejos, muros de hormigón y otros materiales afectan muchísimo a las redes WiFi, debemos evitar siempre lo mejor posible. Por este motivo, se recomienda colocar el router o los puntos de acceso libres de obstáculos, los puntos de acceso profesionales se suelen colocar en el techo o las paredes de las empresas para que no haya ningún obstáculo, o para minimizar el número de obstáculos al máximo.
  • Número de dispositivos Wi-Fi conectados a la vez al router o AP: si tenemos un router o AP con WiFi 5 o anteriores, cuantos más clientes WiFi tengamos conectados, peor irá la red inalámbrica de forma global. Si tenemos WiFi 6 esto lo notaremos menos al tener OFDMA y MU-MIMO, por tanto, tendremos una capacidad de cuatro veces mayor y funcionará bastante bien. En este caso, el número de equipos conectados simultáneamente no afecta a la velocidad teórica, pero sí a la velocidad real, sobre todo si tenemos transfiriendo datos continuamente con todos los dispositivos.
  • Tráfico actual de datos de otros dispositivos Wi-Fi: cuando tenemos decenas de clientes WiFi transfiriendo datos, es normal que el tráfico global funcione muy mal, porque hay continuas colisiones de tramas en el aire, lo único que podemos hacer es poner más APs con doble banda simultánea y repartir los clientes conectados entre ellos.
  • Wi-Fi es Half-dúplex, es decir, no hay un espectro separado de descarga y subida, sino que el canal es el mismo. Ahí es donde entra CSMA/CA, perfectamente explicado en este vídeo:

No obstante, en el caso de las redes WiFi 6 con OFDMA, disponemos de subcarriers que se asignan a uno o varios clientes inalámbricos, con el objetivo de optimizar al máximo este rendimiento inalámbrico, y permitir que se puedan transmitir paquetes pequeños rápidamente sin coger todo el ancho de banda disponible.

 

¿Qué velocidad conseguiré con mi smartphone?

Actualmente la mayoría de smartphones son compatibles con el estándar Wi-Fi 5, Wi-Fi 6 y también con el nuevo estándar Wi-Fi 6E. Los modelos de gama media y alta disponen de doble banda seleccionable, es decir, pueden conectarse en la banda de 2.4GHz y 5GHz (aunque no de forma simultánea), además, los modelos tope de gama disponen de triple banda seleccionable, añadiendo compatibilidad con la nueva banda de 6GHz gracias al estándar Wi-Fi 6E.

Lo primero que necesitamos para saber cuál es la velocidad máxima que podemos conseguir con nuestro smartphone, es saber qué estándar WiFi soporta, tal y como hemos explicado antes. También necesitamos saber cuántas antenas internas tiene, generalmente los modelos de gama baja disponen solamente de una antena, sin embargo, los modelos de gama media-alta disponen de dos antenas. Actualmente no hay ningún smartphone o tablet que incorpore más de dos antenas, aunque es posible que en el futuro en los modelos tope de gama sí lo incorporen. Otro aspecto muy importante es si soporta los 160MHz de ancho de canal en la banda de 5GHz y 6GHz, de esta forma, podremos conseguir el doble de velocidad teórica (y entorno a un 50% más de velocidad real) que si tuviera solamente soporte para 80MHz.

Para ver la velocidad de sincronización del WiFi con nuestro smartphone, tenemos que irnos al menú de estado de la conexión inalámbrica y podremos ver la velocidad del enlace:

En este caso la velocidad teórica es de 1201Mbps o 1,2Gbps, esto significa que este móvil (Samsung Galaxy S21) tiene WiFi 6, 80MHz de ancho de canal y 2 antenas internas. Si tuviera 160MHz de ancho de canal podríamos conseguir el doble de velocidad teórica.

No debemos confundir velocidad teórica con velocidad real, existen aplicaciones para probar localmente la velocidad que podremos conseguir:

Nosotros solemos utilizar en Android la aplicación de Magic iPerf, ya que es compatible con opciones personalizadas a través de la línea de comandos.

Tal y como podéis ver, con este smartphone podemos conseguir más de 800Mbps de descarga y algo más de 700Mbps de subida, ambas pruebas en la banda de 5GHz con Wi-Fi 6.

 

¿Entonces cuál es la velocidad máxima (teórica) que conseguiré vía Wi-Fi?

La velocidad máxima teórica que podríamos conseguir vía WiFi, depende de todo lo que hemos explicado anteriormente, tanto del número de antenas, Guard Interval, del estándar WiFi utilizado y aspectos como la cobertura recibida, obstáculos etc. A continuación, os vamos a explicar las velocidades máximas teóricas de las redes WiFi dependiendo de las configuraciones inalámbricas más utilizadas por los fabricantes de routers y puntos de acceso WiFi.

 

Wi-Fi 4

Si tenemos un router o AP con el estándar Wi-Fi 4, suponiendo que utilizamos una modulación de 64QAM y una codificación de 5/6 (la máxima posible según el estándar), con un ancho de canal de 40MHz y un Guard Interval de 400ns, las velocidades que conseguiremos por cada flujo de datos (antenas MIMO), es de 150Mbps. Si hacemos cambios en estos supuestos, la velocidad será siempre menor, ya que este caso de 150Mbps es lo mejor que podremos conseguir por cada antena de los equipos.

  • Si tenemos 20MHz de ancho de canal, la velocidad por antena es de 75Mbps.
  • Si tenemos una modulación inferior, la velocidad máxima también será inferior.
  • Si tenemos 800ns de Guard Interval, conseguiremos como máximo 135Mbps de velocidad.

Si utilizamos una modulación superior a 64QAM, tal y como introdujo Broadcom en sus chipsets, podremos conseguir algo más de velocidad máxima. Si utilizamos 256QAM y codificación 5/6, podremos conseguir 200Mbps por antena. Si utilizamos 1024QAM podremos conseguir 250Mbps por antena.

Ejemplo: un router con 4 antenas Wi-Fi, 1024QAM, 40MHz de ancho de canal y Guard Interval de 400ns, la velocidad máxima que conseguiremos es de 1000Mbps.

 

Wi-Fi 5 (solamente en la banda de 5GHz)

Si tenemos un router o AP con el estándar Wi-Fi 5, suponiendo que utilizamos una modulación de 256QAM y una codificación de 5/6 (la máxima posible según el estándar), con un ancho de canal de 80MHz (la máxima posible) y un Guard Interval de 400ns, las velocidades que conseguiremos por cada flujo de datos (antenas MIMO), es de 433,3Mbps. Si hacemos cambios en estos supuestos, la velocidad será siempre menor, ya que este caso de 433,3Mbps es lo mejor que podremos conseguir por cada antena de los equipos.

Si utilizamos una modulación superior a 1024QAM, tal y como introdujo Broadcom en sus chipsets, podremos conseguir algo más de velocidad máxima. Si utilizamos 1024QAM, podremos conseguir 541,75Mbps por antena.

Ejemplo: un router con 4 antenas Wi-Fi, 1024QAM, 80MHz de ancho de canal y Guard Interval de 400ns, la velocidad máxima que conseguiremos es de 2167Mbps.

 

Wi-Fi 6 (en 2.4GHz y 5GHz)

Si tenemos un router o AP con el estándar Wi-Fi 6, suponiendo que utilizamos una modulación de 1024QAM (la máxima posible según el estándar), un Guard Interval de 400ns, y el máximo ancho de canal posible (40MHz en 2.4GHz y 160Mhz en 5GHz), las velocidades serían de:

  • En 2.4GHz conseguiremos 287Mbps por antena.
  • En 5GHz conseguiremos 1.201Mbps por antena.

Ejemplo: un router con 4 antenas Wi-Fi, 1024QAM, máximo ancho de canal y Guard Interval de 400ns, la velocidad máxima que conseguiremos es de 1148Mbps en la banda de 2.4GHz, y 4804Mbps en la banda de 5GHz.

Tal y como podéis ver, la velocidad inalámbrica teórica que conseguiremos depende de muchos factores, sobre todo de la distancia y el número de clientes conectados al mismo router o AP. Es fundamental saber qué tipo de cliente inalámbrico tenemos, y qué router o AP es idóneo para nosotros. En la vida real conseguiremos entorno al 50% de velocidad teórica, en algunos casos conseguiremos más, y en la mayoría de casos conseguiremos menos de esta velocidad.

En nuestras pruebas reales con routers Wi-Fi 6 que soportan 160MHz de ancho de canal, como el ASUS RT-AX86U, la velocidad teórica que conseguiremos es de 1.201Mbps por cada flujo de datos, este router soporta 4×4 MU-MIMO, por lo que con clientes Wi-Fi que también incorporen cuatro antenas, podremos conseguir velocidades teóricas entorno a los 4.8Gbps, sin embargo, en entornos reales conseguiremos velocidades de unos 2.4Gbps aproximadamente.

En nuestro análisis del ASUS RT-AX86U, pudimos comprobar las bondades del Wi-Fi ya, ya que hemos instalado en nuestro ordenador portátil Lenovo X1 Carbon una nueva tarjeta Wi-Fi de alto rendimiento, concretamente hemos instalado la Intel AX200 que vale en torno a 35€.

Con esta tarjeta Wi-Fi hemos conseguido una velocidad real entorno a los 125MB/s o 1.000Mbps reales de velocidad, la velocidad de sincronización fue de 2.4Gbps, es decir, el máximo, pero ya os hemos explicado anteriormente que siempre conseguiremos entorno al 50-60% de rendimiento real respecto a la velocidad teórica.

 

Wi-Fi 7 (en 2.4 GHz, 5 GHz y banda 6GHz)

Aunque todavía no hemos adoptado el Wi-Fi 6 en la mayoría de nuestros hogares, el Wi-Fi 7, a pesar de no ser oficial, ya es un hecho, puesto que su fecha de salida ya ha sido fijada para inicios del año 2024, será conocido según el estándar 802.11BE como EHT (Extremely High Throughput o Tasa de Transmisión extremadamente alta) y es que teóricamente tendrá una tasa máxima de transmisión de 46,1 Gbps frente a los 9,6 Gbps de la actual revisión de Wi-fi 6E o los 3,5 Gbps de Wi-Fi 5 que es el estándar que más se utiliza a día de hoy en la mayoría de los hogares y routers.

Entre las características que se han desvelado a día de hoy, podemos encontrar que será un estándar que tendrá retrocompatibilidad, lo que quiere decir que podrá ser utilizado por dispositivos anteriores a su salida, pero de ser el caso, simplemente utilizara al máximo las capacidades de los estándares anteriores sin poder sacar provecho de las ventajas que ofrecerá el nuevo, como por ejemplo las velocidades, si tienes un móvil diseñado para Wi-Fi 6E, podrás aprovechar al máximo los 9,6 Gbps, pero no será capaz de alcanzar los 46 Gbps máximos que ofrece Wi-Fi 7.

Con la llegada del Wi-Fi 7, se duplicará el ancho del canal hasta 320 Mhz, el número de flujos MIMO hasta 16 y se aumenta la modulación a 4096-QAM con la finalidad última de aumentar el caudal de transmisión, pero a la vez teniendo un espectro más eficiente. Seguirá utilizando la fragmentación en canales, de 20 MHz, 40 MHz, 80MHz y hasta 160 MHz utilizando las frecuencias de 8 canales como en anteriores estándares y como es lógico, cuanto mayor ancho de banda tengamos también podremos disfrutar de mayor posibilidad de transferencia de datos.

Tal y como habéis visto, con tan solo dos antenas Wi-Fi hemos conseguido una velocidad superior a la interfaz Gigabit Ethernet (por tema de cabeceras, la velocidad efectiva en este tipo de conexiones es de unos 115MB/s aproximadamente). Por tanto, el Wi-Fi 6 ha llegado para quedarse, y si queremos exprimir al máximo su potencial, deberemos usar equipos cableados con velocidades Multigigabit 2.5G como mínimo.

 

Pruebas de velocidad reales y comparativa entre Wi-Fi 6 y Wi-Fi 5

Los principales fabricantes de routers Wi-Fi y puntos de acceso Wi-Fi ya tienen en el mercado sus nuevas soluciones con el estándar Wi-FI 6, un estándar que sobre el papel es más rápido y eficiente que el Wi-Fi 5. Sin embargo, aún no existen demasiadas tarjetas Wi-Fi ni dispositivos Wi-Fi como smartphones y tablets compatibles con este nuevo estándar. En RedesZone hemos realizado una comparativa de velocidad entre el Wi-Fi 6 y Wi-Fi 5 de dos routers y un AP profesional, utilizando para ello tres smartphones, para que veáis en detalle la diferencia de velocidad entre Wi-Fi 6 y Wi-Fi 5.

 

Escenario de pruebas

Para comprobar el rendimiento real de una conexión con Wi-Fi 6 y con Wi-Fi 5, es fundamental que la distancia y los obstáculos entre las diferentes pruebas sean exactamente iguales, lo mismo ocurre con los clientes Wi-Fi utilizados, para comparar la velocidad de ambas tecnologías Wi-Fi.

 

Distancia y obstáculos

En la primera prueba de velocidad hemos conectado los clientes inalámbricos a una distancia de 2 metros del router y AP, con visión directa, y sin ningún tipo de obstáculo entre medias. De esta forma, podremos comprobar la velocidad máxima real que podremos conseguir en un entorno ideal. En las tablas de rendimiento que veréis a continuación, cuando indiquemos «Visión directa» se refiere justo a este escenario.

En la segunda prueba de velocidad hemos conectado los clientes inalámbricos a una distancia de 4 metros entre el router y AP con el cliente inalámbrico, y justo en el medio encontramos una pared. Es decir, hemos realizado el test de velocidad en la «Habitación contigua» donde siempre realizamos todos los análisis de routers, puntos de acceso Wi-Fi y otros dispositivos inalámbricos. En las tablas de rendimiento que veréis a continuación, cuando indiquemos «Habitación contigua» se refiere justo a este escenario.

 

Clientes Wi-Fi utilizados en las pruebas de rendimiento

En nuestras pruebas de rendimiento hemos utilizado diferentes clientes inalámbricos, concretamente hemos utilizado un total de 3 smartphones con diferentes tecnologías inalámbricas:

  • Samsung Galaxy S10+: en la banda de 2.4GHz dispone de Wi-Fi 6 con soporte 1024QAM, 40MHz de ancho de canal, y tiene una única antena a juzgar por la velocidad de sincronización de hasta 229Mbps. En la banda de 5GHz dispone de WI-Fi 6 con soporte 1024QAM, 80MHz de ancho de canal (no soporta 160MHz de ancho de canal), y tiene dos antenas a juzgar por la velocidad de sincronización de hasta 1.200Mbps.
  • Samsung Galaxy S8+: en la banda de 2.4GHz dispone de Wi-Fi 4 con soporte 256QAM, 40MHz de ancho de canal, y tiene una única antena a juzgar por la velocidad de sincronización de hasta 192Mbps. En la banda de 5GHz dispone de Wi-Fi 5 con soporte 1024QAM (NitroQAM), 80MHz de ancho de canal (no soporta 160MHz de ancho de canal), y tiene dos antenas a juzgar por la velocidad de sincronización de hasta 1083Mbps.
  • Samsung Galaxy S7 Edge: en la banda de 2.4GHz dispone de Wi-Fi 4 con soporte 256QAM, 40MHz de ancho de canal, y tiene una única antena a juzgar por la velocidad de sincronización de hasta 192Mbps. En la banda de 5GHz dispone de Wi-Fi 5 con soporte 256QAM (por defecto), 80MHz de ancho de canal (no soporta 160MHz de ancho de canal), y tiene dos antenas a juzgar por la velocidad de sincronización de hasta 867Mbps.

Tal y como podéis ver, dependiendo del cliente inalámbrico (y también del router Wi-Fi o punto de acceso Wi-Fi) conseguiremos una velocidad de sincronización u otra. Estas velocidades de sincronización son las máximas, y están tomadas en el primer escenario de «visión directa» con el router ASUS RT-AX88U. Os recomendamos visitar nuestro completo artículo sobre la velocidad máxima del Wi-Fi, teniendo en cuenta diferentes factores (estándares Wi-Fi, soporte de tecnologías nuevas, distancia etc.).

Una vez que hemos visto los escenarios de las pruebas, y también los clientes inalámbricos que hemos probado, os vamos a enseñar qué routers y puntos de acceso hemos utilizado para la realización de pruebas.

 

Routers y puntos de acceso Wi-Fi usados

 
ASUS RT-AX88U

El router ASUS RT-AX88U incorpora doble banda simultánea con Wi-Fi AX6000. Tiene una banda de 2.4GHz capaz de proporcionar una velocidad de hasta 1.148Mbps gracias a sus cuatro antenas en configuración MU-MIMO 4T4R y los 1024QAM de modulación de amplitud en cuadratura que tiene por defecto el estándar 802.11ax. En el caso de los dispositivos móviles que hemos probado, tenemos únicamente una antena, por tanto, conseguiremos una velocidad cuatro veces inferior. Si conectamos un dispositivo con Wi-Fi 4 (Wi-Fi N), podremos utilizar la tecnología NitroQAM (1024QAM) también, como en el caso del S8+ y S7 Edge.

En la banda de 5GHz, tenemos la tecnología Wi-Fi 6, o también conocida como Wi-Fi AX. En esta banda de frecuencias podremos conseguir una velocidad de hasta 4804Mbps gracias a que tienen cuatro antenas en configuración MU-MIMO 4T4R y tenemos 160MHz de ancho de canal. En el caso del Samsung S10+ que es el único con Wi-Fi 6, tenemos 2 antenas y solamente 80MHz de ancho de canal, por tanto, la velocidad máxima que conseguiremos es de hasta 1.200Mbps, tal y como habéis visto en la velocidad de sincronización. Si conectamos un dispositivo con Wi-Fi 5 (Wi-Fi AC), podremos utilizar la tecnología NitroQAM (1024QAM) también para conseguir hasta 2167Mbps, como en el caso del S8+ que tiene una velocidad de sincronización de 1083Mbps con sus dos antenas, 80MHz y 1024QAM.

 
ASUS RT-AX92U

Este sistema Wi-Fi AiMesh ASUS RT-AX92U dispone de triple banda simultánea con Wi-Fi AX6100, pero la banda de 2.4GHz tiene Wi-Fi 4 y la banda de 5GHz-1 tiene Wi-Fi 5, la única banda disponible con Wi-Fi 6 es la segunda banda de 5GHz. En este caso de la tercera banda de frecuencias, podremos conseguir una velocidad de hasta 4804Mbps gracias a que tienen cuatro antenas en configuración MU-MIMO 4T4R y tenemos 160MHz de ancho de canal.

Estamos exactamente en el mismo escenario que el router ASUS RT-AX88U que os hemos indicado antes. El S10+ sincronizará a 1.200Mbps porque tiene 2 antenas, 80MHz y soporte con Wi-Fi 6 y 1024QAM, el S8+ sincronizará a 1083Mbps porque dispone de 1024QAM y Wi-Fi 5, y finalmente, el S7 Edge sincronizará a 867Mbps porque tiene Wi-Fi 5 estándar.

 
EnGenius EWS377AP

Este punto de acceso profesional del fabricante EnGenius tiene doble banda simultánea con Wi-Fi AX3000. Tiene una banda de 2.4GHz capaz de proporcionar una velocidad de hasta 1.148Mbps gracias a sus cuatro antenas en configuración MU-MIMO 4T4R y los 1024QAM de modulación de amplitud en cuadratura que tiene por defecto el estándar 802.11ax. En el caso de los dispositivos móviles que hemos probado, tenemos únicamente una antena, por tanto, conseguiremos una velocidad cuatro veces inferior. Si conectamos un dispositivo con Wi-Fi 4 (Wi-Fi N), no podremos utilizar la tecnología NitroQAM (1024QAM) porque solamente está disponible en Wi-Fi 6.

En la banda de 5GHz, tenemos la tecnología Wi-Fi 6, o también conocida como Wi-Fi AX. En esta banda de frecuencias podremos conseguir una velocidad de hasta 2.400Mbps gracias a que tienen cuatro antenas en configuración MU-MIMO 4T4R y tenemos 80MHz de ancho de canal (no soporta 160MHz de ancho de canal como dicta el estándar). En el caso del Samsung S10+ que es el único con Wi-Fi 6, tenemos 2 antenas y solamente 80MHz de ancho de canal, por tanto, la velocidad máxima que conseguiremos es de hasta 1.200Mbps, tal y como habéis visto en la velocidad de sincronización. Si conectamos un dispositivo con Wi-Fi 5 (Wi-Fi AC), no podremos aprovecharnos de la velocidad adicional del NitroQAM, y la velocidad de sincronización será de 867Mbps como máximo.

 

Software para medir el rendimiento inalámbrico

Para medir el rendimiento entre los clientes inalámbricos y los routers o APs, hemos utilizado el típico test de velocidad en los diferentes terminales móviles. Aprovechando que nuestra conexión a Internet es de 1Gbps simétrico, y que hemos comprobado que sí conseguimos esta velocidad sin problemas de cara a Internet, hemos medido tanto la velocidad de descarga como la velocidad de subida en todos los escenarios.

Para descartar posibles saturaciones en nuestro operador, hemos instalado el típico servidor Jperf en un ordenador de la LAN conectado a un puerto a 1Gbps. Con los dispositivos móviles hemos utilizado un cliente iPerf para comprobar el rendimiento. Esta medición nos proporciona la velocidad de subida (sentido: del cliente Wi-Fi al servidor Jperf conectado vía cable).

Una vez que ya hemos conocido todos los routers y APs probados en esta comparativa, y cómo hemos realizado los diferentes test para comprobar la velocidad, os vamos a enseñar el rendimiento conseguido en todas las pruebas realizadas.

 

Rendimiento Wi-Fi 6 vs Wi-Fi 5

Las pruebas de rendimiento realizadas las hemos puesto en una tabla comparativa, para que veáis todas las velocidades obtenidas en detalle. La unidad de velocidad es «Mbps» en todas ellas.

 

ASUS RT-AX88U

Utilizando el router ASUS RT-AX88U, las velocidades obtenidas en las diferentes pruebas son las siguientes:

En el siguiente gráfico podéis ver en detalle la diferencia de rendimiento entre «visión directa» y «habitación contigua» en la banda de 2.4GHz, así como la diferencia de velocidad entre los diferentes dispositivos cliente que hemos utilizado. Un detalle importante es que el eje vertical empieza por 120Mbps, para que se note bien la diferencia de velocidad de las pruebas.

En el siguiente gráfico podéis ver en detalle la diferencia de rendimiento entre «visión directa» y «habitación contigua» en la banda de 5GHz, así como la diferencia de velocidad entre los diferentes dispositivos cliente que hemos utilizado. Un detalle importante es que el eje vertical empieza por 160Mbps, para que se note bien la diferencia de velocidad de las pruebas.

En la siguiente tabla podéis ver la diferencia de rendimiento entre el S10+ y S8+, y también entre el S10+ y el S7 Edge en las diferentes ubicaciones. Ese porcentaje que veis sale de la fórmula «(Velocidad S10+ – Velocidad S8+ / Velocidad S8+)» en los diferentes escenarios anteriores.

Tal y como podéis ver, hemos obtenido una diferencia de velocidad en descarga de hasta 253%, entre el S10+ y el S7 Edge en la banda de 5GHz en sentido descarga.

 

ASUS RT-AX92U

Utilizando el router ASUS RT-AX92U, las velocidades obtenidas en las diferentes pruebas son las siguientes:

En el siguiente gráfico podéis ver en detalle la diferencia de rendimiento entre «visión directa» y «habitación contigua» en la banda de 5GHz, así como la diferencia de velocidad entre los diferentes dispositivos cliente que hemos utilizado. Un detalle importante es que el eje vertical empieza por 160Mbps, para que se note bien la diferencia de velocidad de las pruebas.

En la siguiente tabla podéis ver la diferencia de rendimiento entre el S10+ y S8+, y también entre el S10+ y el S7 Edge en las diferentes ubicaciones. Ese porcentaje que veis sale de la fórmula «(Velocidad S10+ – Velocidad S8+ / Velocidad S8+)» en los diferentes escenarios anteriores.

Tal y como podéis ver, hemos obtenido una diferencia de velocidad en descarga de hasta 100% en varios escenarios.

 

EnGenius EWS377AP

Utilizando el punto de acceso profesional EnGenius EWS377AP, las velocidades obtenidas en las diferentes pruebas son las siguientes:

En el siguiente gráfico podéis ver en detalle la diferencia de rendimiento entre «visión directa» y «habitación contigua» en la banda de 2.4GHz, así como la diferencia de velocidad entre los diferentes dispositivos cliente que hemos utilizado. Un detalle importante es que el eje vertical empieza por 40Mbps, para que se note bien la diferencia de velocidad de las pruebas.

En el siguiente gráfico podéis ver en detalle la diferencia de rendimiento entre «visión directa» y «habitación contigua» en la banda de 5GHz, así como la diferencia de velocidad entre los diferentes dispositivos cliente que hemos utilizado. Un detalle importante es que el eje vertical empieza por 200Mbps, para que se note bien la diferencia de velocidad de las pruebas.

En la siguiente tabla podéis ver la diferencia de rendimiento entre el S10+ y S8+, y también entre el S10+ y el S7 Edge en las diferentes ubicaciones. Ese porcentaje que veis sale de la fórmula «(Velocidad S10+ – Velocidad S8+ / Velocidad S8+)» en los diferentes escenarios anteriores.

Tal y como podéis ver, hemos obtenido una diferencia de velocidad en descarga de hasta 194%, entre el S10+ y el S7 Edge en la banda de 5GHz en sentido subida.

Hasta aquí hemos llegado con esta comparativa de Wi-Fi 6 vs Wi-Fi 5, a medida que vayamos teniendo más clientes inalámbricos con Wi-Fi 6 como tarjetas Wi-Fi USB o tarjetas PCIe, iremos actualizando esta comparativa para que lo tengáis siempre actualizado. También haremos estas mismas pruebas en los próximos equipos (routers y APs) que analicemos con Wi-Fi 6, para que veáis la diferencia de rendimiento en las pruebas.

 

Comparativa de velocidad 80MHz vs 160MHz en Wi-Fi 6

Desde el estándar WiFi 5 se introdujo la posibilidad de tener 160MHz de ancho de canal en la banda de 5GHz, en lugar de los típicos 80MHz de ancho de canal. Tener más ancho de canal significa tener más velocidad real, sobre todo lo notaremos en lugares cercanos al router WiFi o punto de acceso WiFi. Con el nuevo estándar WiFi 6 esta funcionalidad es también «opcional», por lo que no todos los clientes WiFi, routers WiFi o puntos de acceso WiFi incorporan esta funcionalidad tan importante. Hoy en RedesZone os vamos a enseñar una comparativa entre utilizar 80MHz de ancho de canal y 160MHz de ancho de canal con WiFi 6, ¿quieres conocer las diferencias de velocidad conseguidas?

 

Escenario de pruebas y equipos empleados

El escenario de pruebas donde hemos realizado los diferentes test de velocidad es el mismo de siempre en nuestros análisis. Colocaremos el router principal en la ubicación «Salón», e iremos comprobando la velocidad real que podremos conseguir en el mismo salón, y en las diferentes ubicaciones que podéis ver a continuación. Dependiendo de la ubicación donde estemos, conseguiremos una mayor velocidad o una menor velocidad inalámbrica, porque no solamente tendremos distancia sino también obstáculos e incluso interferencias con otras redes WiFi vecinas.

En cuanto a los equipos empleados, a continuación, os detallaremos los clientes WiFi utilizados y también el router principal, todos ellos soportan WiFi 6 y los 160MHz de ancho de canal en la banda de frecuencias de 5GHz.

 

Escenario de pruebas físico

Respecto a la distancia desde las diferentes ubicaciones hasta el salón (que es donde ponemos el router WiFi principal) es la siguiente:

  • Cocina: se encuentra a unos 10 metros en línea recta desde el router.
  • Habitación principal: está justo en el piso superior respecto al salón, podremos comprobar la cobertura vertical del router y cliente. Está a unos 3 metros aproximadamente atravesando el suelo.
  • Habitación 2: está en el piso superior respecto al salón, comprobaremos la cobertura vertical y horizontal. La distancia entre el router y el cliente es de unos 10 metros en línea recta, pero deberemos atravesar un piso entero.
  • Ático: la habitación más alejada verticalmente, se encuentra en el segundo piso. La distancia vertical entre el router y el cliente WiFi es de unos 6 metros aproximadamente (en línea recta), atravesando dos pisos.

En la siguiente fotografía podéis ver el plano de planta de la casa y dónde realizamos las pruebas:

En el punto azul siempre situaremos el router principal o punto de acceso Wi-Fi, y en los puntos rojos los clientes inalámbricos Wi-Fi. En el caso que estemos probando el rendimiento de un Wi-Fi Mesh, los nodos Mesh los situaríamos en los puntos rojos también, y probaríamos el rendimiento Wi-Fi/cableado en la misma habitación.

 

Router WiFi utilizado en las pruebas

El router que hemos utilizado en estas pruebas de rendimiento para comparar los 80MHz de ancho de canal y los 160MHz de ancho de canal es el ASUS RT-AX86U, un router tope de gama de clase AX5400. Las principales características inalámbricas de este router es que es doble banda simultánea y de clase WiFi 6 AX5400. Podremos conseguir una velocidad de hasta 861Mbps en la banda de 2.4GHz, gracias a sus tres antenas externas desmontables en configuración MU-MIMO 3T3R y al WiFi 6 con 1024QAM de modulación de amplitud en cuadratura. En la banda de 5GHz podremos conseguir una velocidad de hasta 4.804Mbps, gracias a sus cuatro antenas en configuración MU-MIMO 4T4R, al WiFi 6 y a los 160MHz de ancho de canal que soporta este modelo.

En la siguiente imagen se puede ver cómo es la sincronización de los clientes WiFi utilizados en la misma habitación, haciendo uso de 2-stream y los 160MHz de ancho de canal:

Este router dispone de un puerto 2.5G Multigigabit para la LAN, donde conectaremos el servidor iperf3 para la realización de todas las pruebas, si hubiéramos conectado un PC a un puerto Gigabit Ethernet tendríamos cuello de botella, porque la red WiFi 6 con 160Mhz de ancho de canal es más rápida que la conexión Gigabit cableada. Además, este equipo dispone de un firmware muy configurable que nos permitirá elegir el ancho de canal, los canales WiFi utilizados y mucho más.

 

Clientes WiFi utilizados en las pruebas

Gracias al fabricante Xiaomi, hemos podido disponer de su actual tope de gama para poder realizar las pruebas WiFi 6 con 80MHz y 160MHz de ancho de canal, el modelo utilizado es el Xiaomi Mi 11 Ultra actualizado a la última versión disponible. Este smartphone dispone de un procesador principal Qualcomm Snapdragon 888, este procesador integra un chipset FastConnect 6900 que nos proporcionará la conectividad inalámbrica WiFi 6, WiFi 6E y también el Bluetooth. Las principales características de este chipset FastConnect 6900 es que tiene soporte para los estándares Wi-Fi 4, WiFi 5, WiFi 6 y WiFi 6E, además, soporta 160MHz de ancho de canal, la banda de los 6GHz (WiFi 6E), también soporta OFDMA y MU-MIMO así como la seguridad WPA3-Personal y WPA3-Enterprise de forma estricta, es decir, con la tramas de administración protegidas, no como otros dispositivos móviles.

El Xiaomi Mi 11 Ultra dispone de dos antenas internas, por tanto, podremos conseguir una velocidad de hasta 574Mbps en la banda de 2.4GHz (WiFi 6, 1024QAM y 40MHz de ancho de canal), y podremos conseguir una velocidad de hasta 2.402Mbps en la banda de 5GHz (WiFi 6 en 5GHz, 1024QAM, 160MHz de ancho de canal). En el caso de que usemos routers WiFi que solamente soporten 80MHz de ancho de canal en 5GHz, podremos conseguir una velocidad de hasta 1.201Mbps únicamente.

En la siguiente galería se puede ver perfectamente el estado de la conexión WiFi con el router ASUS RT-AX86U. Estamos usando la tecnología WiFi 6, la velocidad de sincronización es a la máxima velocidad dependiendo de la banda de frecuencias y el ancho de canal configurado en el router, y, además, tenemos WPA3-Personal en uso. Por tanto, este smartphone soporta las últimas tecnologías inalámbricas con WiFi 6. No debemos olvidar tampoco que este smartphone soporta WiFi 6E, la siguiente versión de WiFi basada en WiFi 6 pero usando la banda de frecuencias de 6GHz.

El otro cliente inalámbrico que hemos utilizado en las pruebas, es la tarjeta WiFi Intel AX200 que es doble banda seleccionable de clase AX3000, exactamente igual que el Xiaomi Mi 11 Ultra, por lo que podremos conseguir velocidades de hasta 574Mbps en 2.4GHz y hasta 2.402Mbps en 5GHz (con 160MHz de ancho de canal). El portátil utilizado es un Lenovo X1 Carbon con Intel Core i7-5600U con 8GB de RAM y un SSD de 512GB PCIe, por tanto, no tendremos cuello de botella por el hardware.

La velocidad de sincronización de esta tarjeta WiFi 6 que hemos instalado para actualizar la anterior Intel, siempre es la máxima posible del enlace inalámbrico. Actualmente este portátil y tarjeta WiFi es la que siempre estamos utilizando en todas las pruebas de rendimiento inalámbrico de routers, sistemas WiFi Mesh, puntos de acceso y más.

 

Velocidad real conseguida

Una vez que ya hemos conocido el escenario de pruebas físico y también el router utilizado, así como los clientes inalámbricos, vamos a realizar las primeras pruebas de rendimiento con el Xiaomi Mi 11 Ultra en la misma habitación que el router, se esta forma, comprobaremos la velocidad máxima que podremos conseguir con este smartphone vía WiFi. La app utilizada para la realización de las pruebas es «MagicPerf» que está disponible en la tienda oficial de Google Play:

Esta app nos permite utilizar tanto iperf2 como también iperf3, nosotros en todas las pruebas con WiFi 6 y velocidades por encima de 1Gbps siempre usamos iperf3 porque es mucho más eficiente y es capaz de exprimir aún más la red inalámbrica o cableada que la versión anterior. El servidor iperf3 está situado en el PC de sobremesa principal y conectado al router vía 2.5G Multigigabit con la tarjeta de red ASUS XG-C100C.

La velocidad conseguida por el Xiaomi Mi 11 Ultra en la banda de 2.4GHz ha sido de 316Mbps, una velocidad excelente porque debemos tener en cuenta que la máxima velocidad teórica que conseguiremos es de 574Mbps, pero nunca llegaremos a estas velocidades teóricas.

En el caso de la banda de 5GHz, hemos configurado el router con 160MHz de ancho de canal, la velocidad de sincronización del smartphone Xiaomi Mi 11 Ultra es de 2.402Mbps teóricos, pero nunca llegaremos a estas velocidades, tal y como ocurre con la Intel AX200 que llevamos usando meses en todas nuestras pruebas. La velocidad real que hemos conseguido en estas pruebas es de 909Mbps reales, un rendimiento excelente, y es que es el smartphone más rápido en WiFi 6 que hemos probado hasta el momento.

Actualmente las conexiones a Internet de 1Gbps de velocidad permiten llegar hasta los 940Mbps aproximadamente vía cable, por la pérdida de velocidad efectiva debido a las diferentes cabeceras de los paquetes. Con este móvil conseguiremos la misma velocidad que un ordenador conectado vía cable al router y con la máxima velocidad de conexión a Internet que existe actualmente en España.

En cuanto al resto de pruebas WiFi 6 realizadas con ambos clientes WiFi en las diferentes ubicaciones, os vamos a ofrecer unos gráficos con las velocidades conseguidas en los diferentes escenarios.

 

Velocidades WiFi en 2.4GHz

En la banda de 2.4GHz con WiFi 6 y los 40MHz de ancho de canal activados, podemos ver que la velocidad máxima que podremos conseguir es entorno a los 320Mbps. El Xiaomi Mi 11 Ultra ha sido capaz de conseguir una velocidad de 316Mbps y la tarjeta Intel AX200 ha sido capaz de conseguir 331Mbps de velocidad, en ambos casos es un resultado excelente.

En el resto de ubicaciones, dependiendo de las circunstancias, la velocidad de uno u otro cliente es mayor o inferior, podéis ver todos los detalles a continuación:

 

Velocidades WiFi en 5GHz

En la banda de 5GHz con WiFi 6 y los 80MHz de ancho de canal activados, podemos ver que la velocidad máxima que podremos conseguir es de 850Mbps, conseguida por el Xiaomi Mi 11 Ultra. En este caso, la tarjeta Intel AX200 ha conseguido 777Mbps de velocidad, en ambos casos la velocidad es sobresaliente, pero el Xiaomi es claramente mejor en este caso. En el resto de ubicaciones, dependiendo de las circunstancias, la velocidad de uno u otro cliente es mayor o inferior, podéis ver todos los detalles a continuación:

En la banda de 5GHz con WiFi 6 y los 160MHz de ancho de canal activados, podemos ver que la velocidad máxima que podremos conseguir es de 1125Mbps, conseguida por la tarjeta WiFi Intel AX200. En este caso, el Xiaomi Mi 11 Ultra ha conseguido 900Mbps de velocidad, en ambos casos la velocidad es sobresaliente, pero la tarjeta WiFi Intel AX200 es claramente mejor en lugares cercanos al AP, sin embargo, nos ha impresionado que el Xiaomi Mi 11 Ultra se comporta realmente bien en la habitación principal, superando la tarjeta Intel AX200 probada por 40Mbps de velocidad.

En el resto de ubicaciones, dependiendo de las circunstancias, la velocidad de uno u otro cliente es mayor o inferior, podéis ver todos los detalles a continuación:

Tal y como habéis visto, la diferencia de utilizar 160MHz de ancho de canal en lugar de 80MHz es clara, en lugares cercanos-medios conseguiremos una mayor velocidad inalámbrica si nuestro dispositivo y router utiliza los 160MHz de ancho de canal, sin embargo, en lugares alejados no notaremos una mejoría apreciable. Normalmente siempre nos vamos a situar en lugares cercanos o medios del router WiFi principal, además, debemos tener en cuenta que, gracias a los sistemas WiFi Mesh, hoy en día podremos tener la mejor cobertura en nuestro hogar sin problemas, por tanto, disponer de 160MHz de ancho de canal en todos nuestros dispositivos (smartphones como el Xiaomi Mi 11 Ultra o en nuestro portátil) es algo muy importante.

A continuación, podéis ver la comparativa de velocidad de la red WiFi con 80MHz de ancho de canal y con 160MHz de ancho de canal.

Tal y como podéis ver, usar 160MHz de ancho de canal mejora la velocidad en salón, cocina y habitación principal, en la habitación de invitados podríamos decir que más o menos es similar la velocidad, y en el ático apenas hay diferencias apreciables de manera general. Es decir, en lugares cercanos-medios la mejora de velocidad es clara, y en lugares alejados no se nota demasiada diferencia.

Teniendo en cuenta las pruebas realizadas en RedesZone, haciendo uso de un router ASUS RT-AX86U y dos clientes WiFi (Xiaomi Mi 11 Ultra y la tarjeta WiFi Intel AX200) podemos afirmar que sí, nos va a merecer la pena siempre. En lugares cercanos-medios notaremos una gran mejoría en la velocidad inalámbrica, por ejemplo, en nuestro caso con la Intel AX200 la diferencia en la misma ubicación con 160MHz o con 80MHz es de 350Mbps de velocidad, una diferencia abismal. En el caso del Xiaomi Mi 11 Ultra la diferencia es de 50Mbps a favor de tener 160MHz de ancho de canal, pero las diferencias más apreciables en este smartphone son cuando estamos en la cocina, y es que podremos tener una diferencia de 260Mbps reales, por el simple hecho de tener este ancho de canal doble en la banda de 5GHz.

5 Comentarios