Cómo saber si tus inicios de sesión son seguros

Cómo saber si tus inicios de sesión son seguros

Javier Jiménez

La seguridad es un factor muy importante para los usuarios. Hoy en día a la hora de navegar por la red podemos toparnos con muchas amenazas y problemas que pueden afectarnos. Es importante que tomemos medidas para evitar que se filtren datos e información. La realidad es que nuestros datos personales tienen un gran valor en la red, pero más aún cuando se trata de contraseñas y datos para iniciar sesión. Por ello en este artículo vamos a dar algunos consejos sobre cómo saber si a la hora de iniciar sesión estamos poniendo en riesgo nuestros datos.

Cómo saber que iniciamos sesión de forma segura

Utilizar contraseñas fuertes y complejas

Por supuesto algo fundamental es el uso de contraseñas que sean fuertes y complejas. ¿Tenemos una clave que pueda protegernos y hacer que nuestros inicios de sesión estén seguros? Hay que tener en cuenta diferentes factores.

Lo primero es que esa contraseña debe ser compleja. Esto significa que lo ideal es que contenga letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello además debería de ir de forma aleatoria y tener una longitud determinada. Es importante que cuente con estos parámetros.

Además esa clave tiene que ser única. Sería un error utilizar una misma contraseña en varios servicios al mismo tiempo. En caso de que cometamos ese error estaríamos poniendo en riesgo los inicios de sesión. Se podría producir lo que se conoce como efecto dominó.

Activar la autenticación en dos pasos

Como alternativa a la contraseña debemos activar la autenticación en dos pasos siempre que sea posible. Sin duda es algo que puede mejorar la seguridad a la hora de iniciar sesión. Como sabemos esto evitaría que un posible intruso consiguiera nuestra clave de acceso y pudiera entrar, ya que necesitaría un segundo paso.

Ese segundo paso puede ser por ejemplo recibir un código por SMS. De esta forma nos garantizamos una barrera extra para proteger nuestros inicios de sesión y, en definitiva, evitar problemas que pongan en riesgo nuestra privacidad.

Iniciar sesión desde sitios cifrados

¿Estamos iniciando sesión desde sitios cifrados? Esto es importante. Si vamos a enviar datos desde sitios que no cuenten con ningún tipo de cifrado podríamos estar exponiendo nuestra información en la red. Podría estar disponible para cualquier atacante.

Por tanto nuestro consejo a la hora de iniciar sesión es hacerlo desde sitios HTTPS, que estén cifrados y sean seguros.

Acceder directamente a la web o aplicación

Esto es muy importante. Esto puede evitar que seamos víctimas de ataques Phishing. Nunca debemos iniciar sesión a través de links que hemos recibido por e-mail o redes sociales, así como enlaces en sitios de terceros. En este caso podríamos acabar en sitios modificados de forma maliciosa con el objetivo de robar nuestros datos.

Es vital que cuando vayamos a iniciar sesión lo hagamos directamente desde la web o la aplicación legítima. Esto nos evitará problemas que puedan afectar a nuestra seguridad.

Usar redes seguras

También es importante hacer uso de redes seguras para iniciar sesión. Si nos conectamos a una red Wi-Fi pública, como puede ser en un aeropuerto, podría poner en riesgo nuestra seguridad. No sabemos si esa red ha sido creada con fines maliciosos, con el objetivo de robar nuestras contraseñas.

Es interesante evitar iniciar sesión cuando nos conectemos a redes públicas. En caso de necesidad siempre podremos hacer uso de servicios VPN para cifrar la conexión y así mejorar la seguridad.

Mantener el equipo seguro

Por último, la seguridad de nuestro equipo va a ser fundamental. Es muy importante que contemos con herramientas de seguridad como puede ser un antivirus. De esta forma evitaremos la entrada de malware que pueda robar nuestros datos, como por ejemplo los keylogger.

También es importante que tengamos las últimas actualizaciones y parches instalados. En muchas ocasiones surgen vulnerabilidades que pueden ser utilizadas por los piratas informáticos para atacar. Es esencial que contemos siempre con las últimas versiones y evitar así este tipo de problemas.