Comparte vídeos con familiares y amigos de forma privada

¿Quieres compartir algún vídeo con amigos y familiares y no tener ningún problema de seguridad o privacidad? Vamos a mostrarte algunas opciones para ello. Si por ejemplo has hecho un viaje y has creado un vídeo del mismo y ahora quieres compartirlo con otros, puedes hacerlo de forma privada y sin poner en riesgo ningún tipo de información personal. Vas a poder tenerlo en Internet, disponible para que un tercero pueda verlo, pero sin que esté disponible para cualquiera.

Métodos para compartir vídeos con privacidad

Podemos compartir vídeos o cualquier archivo a través de un pendrive, por ejemplo. Sin embargo es muy útil poder subirlo a Internet y que cualquiera, sin importar dónde se encuentre, pueda reproducirlo. Pero claro, en la mayoría de casos va a estar disponible de forma pública y lo que queremos es que solo lo vean amigos y familiares. Hay algunos métodos para compartir vídeos de forma privada.

Vimeo

La primera opción es Vimeo. Es un servicio donde podemos alojar contenido de vídeo y reproducir en Streaming. Es bastante popular y dispone de muchas características interesantes. En cierta medida no es muy diferente a otros servicios similares, pero tiene una peculiaridad importante: podemos subir vídeos de forma privada y que la otra persona tenga que usar contraseña para abrirlo.

Sin duda esto aporta privacidad. Podemos compartir ese vídeo únicamente con los usuarios que queremos, como pueden ser amigos o familiares. Es perfecto para preservar la privacidad, pero tener el vídeo disponible en Internet. Además, lo bueno es que vamos a poder ponerle una contraseña y que la otra persona tenga que poner esa clave para verlo.

Usar esta función es muy fácil. Únicamente tenemos que subir el vídeo a Vimeo y allí, en el menú, entrar en el apartado de privacidad y marcar la opción de que solamente personas con contraseña puedan verlo. Hay que configurar una clave y listo.

Subir vídeos privados con Vimeo

YouTube

Otra plataforma muy conocida y donde podemos subir vídeos a Internet es YouTube. Es de hecho el servicio líder en España en cuanto a reproducción de contenido de este tipo. Pero si queremos subir vídeos y que no estén disponibles para cualquiera, sino simplemente para determinados usuarios, también podemos lograrlo.

Para ello, al subir un vídeo, tienes que marcar la opción de Oculto o Privado. La opción Privado significa que para que otra persona lo vea tiene que tener el link. No aparece en las búsquedas y podemos compartir ese enlace con hasta 50 personas. También podemos seleccionar cualquier vídeo que hayamos subido previamente y marcar alguna de estas opciones.

Subir vídeo privado a YouTube

Facebook

La popular red social de Facebook también permite subir vídeos. Aunque empezó como una plataforma donde subir imágenes, con el paso del tiempo ha ido creciendo y cuenta con un amplio abanico de opciones. Esos vídeos también podemos subirlos de manera privada de forma sencilla.

Tenemos la posibilidad de subir un vídeo y limitarlo a que solo puedan verlo nuestros contactos. De esta forma evitamos que esté disponible para cualquiera. Pero además, también podemos estrechar aún más el cerco y que solo puedan verlo algunos contactos que seleccionemos. Por tanto, marcamos la casilla de los amigos o familiares con los queremos compartir ese vídeo y listo.

Subir vídeos privados con Facebook

Utilizar la nube

La nube es muy útil para alojar contenido de todo tipo y tenerlo disponible a través de Internet en cualquier lugar. También podemos usarlo para subir vídeos y poder reproducirlos desde otros dispositivos o que cualquiera se lo descargue en su dispositivo. Una opción alternativa a las plataformas que hemos visto o a tener que compartir mediante un pendrive, por ejemplo.

¿Qué podemos hacer? Lo primero es tener una cuenta en alguna de las plataformas en la nube que existen. Por ejemplo Google Drive, Drobpox, OneDrive… Allí vamos a subir el archivo de vídeo y únicamente va a estar disponible para quien tenga acceso al link que vamos a generar. Por tanto, enviamos ese enlace con los amigos y familiares con los que queremos compartir ese vídeo y podrían verlo.

Pero la nube no es solo utilizar este tipo de plataformas, sino que incluso podríamos tener la nuestra propia. En este caso podemos usar un servidor NAS, subir ahí los archivos y compartirlos con otros usuarios. Podrían ver el contenido incluso sin tener que registrarse en ningún sitio.

Consejos para enviar un vídeo con seguridad

Si lo que quieres es enviar directamente el vídeo y no alojarlo en una plataforma como las que hemos visto, queremos dar una serie de consejos esenciales. De esta forma evitarás que puedas tener problemas de privacidad o tus dispositivos puedan verse comprometidos por algún ataque cibernético.

Usar plataformas fiables

Si vas a enviar un vídeo por Internet a otra persona, es importante que uses plataformas que sean seguras. Hay muchas opciones en la red, pero lo cierto es que no en todas ellas los datos van a estar protegidos. Debes asegurarte que cuente con cifrado de extremo a extremo y que sea una aplicación realmente fiable.

Por ejemplo, puedes usar servicios como el propio Google Drive o Dropbox, pero también programas de mensajería instantánea que ofrezcan garantías. Algunos ejemplos son WhatsApp o Telegram, donde podemos enviar vídeos de forma segura. Eso sí, en estos últimos casos los vídeos tienen que ocupar poco espacio.

Cifrar el archivo

Una opción para potenciar aún más la seguridad es cifrar el archivo y que la otra persona tenga que descifrarlo cuando lo recibe en su dispositivo. Así, en caso de alguna filtración, nuestro vídeo estará protegido de posibles intrusos que puedan tener acceso a él sin que lo sepamos nosotros.

Puedes usar, por ejemplo, aplicaciones como 7-Zip para crear un archivo ZIP donde cifrar con contraseña ese vídeo que vamos a enviar a algún amigo o familiar. El destinatario tendrá que poner la clave correspondiente para descifrarlo.

Evitar las redes inseguras

Igualmente, para poder enviar cualquier archivo por Internet con seguridad, es imprescindible que utilices redes seguras. Por ejemplo, es un error compartir algo desde redes Wi-Fi públicas, como podrían ser en un aeropuerto o centro comercial, donde no sabes realmente quién puede estar detrás.

Esa información que envías puede terminar en manos de terceros. Pueden interceptar los archivos y robarlos. Es por ello que resulta imprescindible utilizar VPN en estos casos para poder cifrar la conexión correctamente.

En definitiva, estas son las opciones que tienes para compartir vídeos con total seguridad y privacidad con amigos o familiares. Existen plataformas conocidas, como Facebook, YouTube o Vimeo, que cuentan con opciones para ocultar un vídeo y que solo determinados usuarios puedan verlo.

¡Sé el primero en comentar!