Todo lo que debes saber para comprar online con seguridad

Siempre que vayas a comprar por Internet debes tener en cuenta una serie de consejos esenciales para no tener problemas. Podrían robarte los datos bancarios, terminar en una página falsa y que el produzco nunca llegue, que te cuelen un virus… Por ello, es imprescindible que tengas en cuenta ciertos consejos para comprobar la seguridad del sitio, realizar los pagos correctamente o preparar tu equipo.

Qué hacer para comprar con seguridad

Comprar por Internet no es simplemente entrar en cualquier página o aplicación, elegir el producto que nos interesa y pagar. Va a ser necesario asegurarnos de que realmente estamos ante una página fiable y que ese producto es tal y como lo pintan. Hay muchas estafas al comprar online y hay que estar preparados.

Vamos a dividir en diferentes secciones. Cada una de ellas va a ser fundamental para realizar compras o transacciones online sin problemas, pero será necesario el conjunto de todas ellas para evitar el mínimo riesgo posible. Por tanto, lo hemos dividido en tres bloques principales, además de centrarnos en la principal amenaza:

  • Comprobar que el sitio o aplicación son seguros
  • Preparar los equipos para comprar por Internet
  • Saber bien cómo y dónde comprar
  • Conocer cómo funcionan los ataques Phishing

La unión de todo esto que mencionamos te aportará el conocimiento suficiente para poder comprar por Internet con total seguridad. Es todo lo que necesitas para evitar riesgos innecesarios y no tener una mala experiencia al usar cualquier plataforma de venta de productos online.

Comprueba la seguridad del sitio

Lo primero que debes hacer es observar muy bien la página web a la que accedes para comprar o a la plataforma donde vas a realizar la transacción. Es imprescindible detectar cualquier detalle que pueda alertarnos de que no es seguro y evitar exponer los datos personales o perder dinero.

Dirección de la página

Un detalle muy importante es la dirección de esa web. Debes analizar el nombre del dominio correctamente. ¿Corresponde con el que debería o hay algo que sea diferente? A veces los piratas informáticos crean una página muy parecida a plataformas como eBay, Amazon o cualquier sitio para comprar online, pero en realidad es una copia falsa.

Puede que la URL varíe ligeramente. Por ejemplo que tenga algún guión, número o letra adicional. Debes observar muy bien la dirección y de esta forma asegurarte de que no estás entrando en un sitio falso, que simplemente ha sido creado con el objetivo de robar datos personales.

Sitio cifrado

Siempre que vayas a comprar por Internet debes asegurarte de que esa página está cifrada. Básicamente es el HTTPS que verás antes del dominio de la web. Si ves que no está cifrado, que la URL contiene HTTP, tus datos pueden estar en peligro y no es buena idea realizar una transacción a través de estos sitios.

¿Qué puede pasar? Todo lo que envíes va a estar desprotegido. Un hipotético atacante podría interceptarlo si, por ejemplo, estás conectado desde una red pública. Esto incluye también las contraseñas o los datos bancarios que necesites enviar para realizar una compra online. Todo eso podría quedar expuesto.

Páginas HTTPS inseguras

Aspecto general

Por supuesto debes mirar bien el aspecto general de esa página. ¿Tiene algo que te haga sospechar? Si por ejemplo vas a entrar en una página web para comprar un artículo de ciclismo, debes asegurarte de que esa página realmente es la que dice ser, tiene artículos relacionados con la temática y no se trata de una estafa.

A veces simplemente con echar un vistazo podemos ver rápidamente si se trata de un sitio peligroso o es fiable. Puedes ver errores de traducción, fallos de ortografía, desorden general en el menú o cualquier otra circunstancia que te haga ver que ese sitio web realmente no es el que debería ser.

Métodos de pago

¿Qué métodos de pago permite esa página web? Esta también es otra pista muy interesante para determinar si puede ser o no una amenaza. Los piratas informáticos, de cara a robar dinero sin que la víctima pueda recuperarlo, no van a aceptar cualquier método de pago de las muchas opciones que hay.

Por ejemplo, es seguro utilizar métodos como las tarjetas bancarias o PayPal. En caso de robo o de cualquier estafa, siempre podemos reclamar y tenemos más garantías para recuperar el dinero que hemos perdido. Generalmente esta información aparece bien visible en la página web, en muchas ocasiones en la parte de abajo.

Busca información en Google

Siempre que tengas dudas o si simplemente es la primera vez que vas a realizar una compra en esa página en concreto, una buena idea es realizar una búsqueda. Si entras en Google y pones el nombre de esa empresa, seguro que te salen comentarios y valoraciones de otros usuarios y puedes hacerte una idea.

Además, hay foros específicos donde podrás ver cómo les ha ido a otros usuarios al utilizar una plataforma en concreto. Puedes ver si los pedidos llegan bien, si han tenido problemas en caso de necesitar reembolso, si ha habido algún tipo de problema, etc. Hoy en día en Internet no tendrás problemas en buscar referencias y es interesante.

Prepara tu equipo para comprar online

Más allá de centrarte en comprobar que ese sitio web o ese servicio donde vas a comprar por Internet es seguro, debes también verificar que tu ordenador o móvil están preparados. Esto es fundamental de cara a evitar ataques y corregir posibles vulnerabilidades que puedan aparecer y permitir a un atacante que robe información personal.

Actualiza el equipo

Algo imprescindible es tener el equipo correctamente actualizado. Son muchos los fallos de seguridad que pueden aparecer. Esas vulnerabilidades pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para colar algún malware, robar contraseñas o poner de alguna manera en riesgo la privacidad y seguridad.

Siempre debes actualizar el sistema operativo, pero también el navegador o cualquier aplicación que uses para comprar online. En el caso de Windows, para actualizar el sistema tienes que ir a Inicio, entras en Configuración y pinchas en Windows Update. Ahí verás posibles archivos que haya disponibles para instalar.

Actualizar Windows 11

Utiliza programas de seguridad

Otro punto muy importante es tener siempre programas de seguridad instalados. Esto va a evitar la entrada de malware que pueda comprometer el sistema a la hora de comprar por Internet. Hay muchas opciones y lo debes aplicar sin importar qué tipo de sistema operativo o dispositivo estás utilizando.

Por ejemplo, en Windows una buena opción es Microsoft Defender. Es gratuito, funciona muy bien y viene integrado con el propio sistema. No obstante, hay otras muchas opciones, tanto gratuitas como de pago, como pueden ser Avast, Bitdefender o cualquier otra. Además, existen firewalls e incluso complementos para el navegador que también van a ayudar a mejorar la seguridad.

Usa solo aplicaciones oficiales

Si vas a utilizar algún programa para realizar compras, como podría ser a través de plataformas como Amazon, debes asegurarte de que estás utilizando la aplicación oficial. Es cierto que en ocasiones puedes encontrarte con alternativas que incluso tengan ciertas funciones y ventajas, pero es un problema de seguridad.

Esos programas de terceros pueden haber sido creados de forma maliciosa simplemente con el objetivo de robar información. Debes evitarlo y optar siempre por aplicaciones legítimas, descargadas desde fuentes fiables y de esta forma poder estar protegido y no caer en posibles trampas creadas por los ciberdelincuentes.

Crea contraseñas fuertes

Preparar el equipo para comprar por Internet con seguridad es también utilizar contraseñas que sean fuertes y complejas. El dispositivo tiene que estar protegido, pero también cualquier cuenta que uses para realizar una compra o cualquier transacción online que pueda ser interceptada por un tercero.

poner a prueba tus contraseñas

Esa clave debe contener letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y también otros símbolos especiales que aporten esa protección extra. Siempre puedes usar un gestor de contraseñas, como puede ser LastPass, con el que generar claves que cumplan con todos los requisitos de seguridad.

No obstante, más allá de una contraseña es buena idea configurar la autenticación en dos pasos, algo que está cada vez más presente en plataformas como Amazon o PayPal. Esto sirve para crear una capa extra de seguridad y evitar que los intrusos puedan acceder, ya que necesitarían un segundo código que vas a recibir por SMS, e-mail o alguna aplicación.

Cuidado con cómo y dónde compras

Por otra parte, otra cuestión esencial es observar muy bien desde dónde estás comprando por Internet y de qué manera. Esto también puede significar que estés protegido o, por el contrario, que estés completamente expuesto y puedas tener problemas de seguridad. Vamos a mostrar los principales puntos a tener en cuenta.

Evita las redes públicas

Un consejo importante es evitar las redes Wi-Fi públicas cuando vayas a comprar por Internet. No sabes realmente quién puede estar detrás de esa conexión y podría estar interceptando la información que envías y recibes. Esto también incluye cualquier dato bancario o contraseña para iniciar sesión.

Por tanto, lo ideal es realizar compras solo cuando sepas que esa red inalámbrica es fiable. Por ejemplo desde tu casa. Una alternativa que tienes es la de compartir Internet desde el móvil y conectarte a través de esa red segura. Así evitarás estar expuesto en una red pública donde podría haber cualquier atacante.

Usa VPN por seguridad

En caso de que necesites comprar desde una red que no sabes si realmente es segura o no, una opción que tienes es la de usar una VPN. Este tipo de programas lo que hace es crear una capa de protección al cifrar la conexión. Toda la información que envías y recibes pasa en una especie de túnel y no queda expuesta.

Tienes muchas opciones para utilizar VPN. Las hay tanto gratuitas como de pago, aunque nuestro consejo es optar por estas últimas, ya que son más seguras y funcionan mejor. Por ejemplo puedes instalar ExpressVPN o NordVPN. No obstante, el abanico de opciones es bastante amplio y encontrarás alternativas tanto para ordenador como también para dispositivos móviles.

Utiliza métodos de pago seguros

Hay muchas formas de pagar por Internet. Puedes realizar la transacción por transferencia bancaria, usar servicios como PayPal, tarjetas bancarias… Ahora bien, hay opciones más seguras que otras y son estas las que deberías usar para reducir al máximo el riesgo de sufrir ataques en Internet y tener problemas al comprar online.

Por ejemplo, puedes utilizar tarjetas recargables. Es una buena idea para realizar cualquier compra sin que tengas problemas en caso de robo. Simplemente pones el importe exacto y realizas el pago con ella. También, como alternativa, son las tarjetas virtuales que se utilizan una única vez y dejan de funcionar.

Ataques Phishing, la principal amenaza

Después de explicar consejos esenciales para estar protegido al comprar por Internet y no tener problemas, vamos a hablar de un tipo de ataque muy frecuente. Se trata de lo que se conoce como ataques Phishing y tienen como objetivo robar las contraseñas de los usuarios. Es la principal amenaza a la que nos enfrentamos y conviene conocer cómo funciona y de qué manera protegernos.

Básicamente se trata de un cebo. Un intento de estafa por el que los ciberdelincuentes esperan que hagamos clic y pongamos la contraseña. Por ejemplo pueden mandar un SMS o correo electrónico con un enlace para realizar una compra y usar un supuesto descuento. Al entrar en ese link, aparentemente estamos accediendo a Amazon o cualquier plataforma similar. Pero se trata realmente de una estafa.

Cuando ponemos los datos personales y la contraseña, esa información viaja a un servidor controlado por los atacantes y esa es la manera que tienen para estafarnos. Esos enlaces suelen llegar por SMS o e-mail, como decimos, pero también a través de mensajería instantánea, como puede ser WhatsApp, redes sociales como Facebook o al navegar por Internet.

¿Qué hacer para evitar ser víctimas de los ataques Phishing? Sin duda aquí lo más importante es el sentido común. Debes iniciar sesión o realizar un pago únicamente si has entrado a una web desde su enlace oficial. Nunca debes realizar transacciones si has accedido a través de un link que has visto en Internet o te ha llegado por un tercero. Al menos deberías verificar que esa URL es segura.

Por tanto, como has podido ver es importante estar protegido y tener en cuenta ciertos consejos a la hora de realizar cualquier compra online. Hemos explicado también cómo funcionan los ataques Phishing, que son la principal amenaza a la que nos enfrentamos al usar muchas plataformas en Internet.

¡Sé el primero en comentar!