Cómo comprobar si cualquier archivo es seguro en Windows

Cada vez que utilizamos nuestros dispositivos y nos conectamos a la red estamos expuestos a muchas amenazas de seguridad. Hay muchos  tipos de malware, como por ejemplo troyanos, keyloggers, virus… De una u otra forma podrían robar información, comprometer el buen funcionamiento e incluso llegar a acceder a nuestra clave de acceso. Esto hace que sea imprescindible en todo momento saber si un archivo es malicioso o no. Vamos a explicar algunos pasos para ello y también daremos consejos para evitar problemas.

Trucos para saber si un archivo es malicioso

Es importante detectar archivos maliciosos con la mayor celeridad posible, antes de que puedan poner en riesgo nuestros equipos. En muchas ocasiones pueden pasar un tiempo antes de atacar, por lo que están presentes en el sistema hasta que llega el momento de ejecutarse. Cuanto antes detectemos el problema, mejor. A veces surgen dudas de si un archivo realmente puede ser o no peligroso y conviene ver de qué manera analizarlo.

Usar un antivirus

Algo básico para ver si cualquier archivo que tengamos es malicioso o puede ser una amenaza es utilizar un antivirus. Es muy aconsejable tener en nuestros equipos software de seguridad. Un buen antivirus va a servir para evitar la entrada de amenazas y además poder analizar cualquier carpeta o archivo que dudemos de si realmente puede ser un peligro.

Para ello simplemente hay que iniciar el antivirus que tengamos instalado y realizar un escaneo. Podremos hacerlo de todo el sistema en general o únicamente sobre un archivo en concreto, que sería lo que nos interesa en nuestro caso.

Analizar el archivo online

Más allá de instalar antivirus en nuestro equipo, también vamos a poder utilizar herramientas online con las que poder analizar un determinado archivo. Hay muchas gratuitas que podemos usar fácilmente para salir de dudas cuando tengamos algo que nos inquieta y queramos asegurarnos.

Una opción muy recomendable que podemos usar es la de Virus Total. Es una página web que nos permite analizar un archivo de manera gratuita, así como también una URL. Va a ayudar a que evitemos la descarga de archivos que puedan ser un peligro.

Analizar con VirusTotal

Comprobar la firma digital

¿Tenemos un archivo .EXE y no sabemos si realmente es fiable o no? Pongamos por ejemplo que hemos descargado un programa pero no nos fiamos. No sabemos si realmente es el original o ha podido ser modificado de forma maliciosa para infectar nuestro equipo.

Algo que podemos tener en cuenta es comprobar la firma digital. Para ello simplemente hay que hacer clic en el icono del archivo con el segundo botón, le damos a Propiedades y a la pestaña de Firmas digitales. Allí nos mostrará la información de cuándo fue creado y la firma. Nos puede dar pistas sobre si realmente es algo fiable o podría ser un problema.

Buscar información en Internet

Por supuesto siempre vamos a poder buscar información en la red. Simplemente con realizar una búsqueda en Google, por ejemplo, vamos a poder ver si un archivo en concreto que hemos descargado podría ser una amenaza o no.

Para ello podemos buscar información sobre el sitio donde hemos descargado o ver el nombre del archivo. Posiblemente haya otros usuarios en la misma situación y que hayan podido reportar algún problema o informar sobre si es o no una amenaza de seguridad.

Ver la extensión

También podemos comprobar si un archivo es o no seguro (o al menos tener más detalles que nos ayuden) si vemos la extensión. Hay determinadas extensiones que pueden ser más peligrosas y que podrían ser utilizadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques.

Cómo evitar problemas con archivos peligrosos

Hemos visto de qué manera podemos ver si un archivo es malicioso o no. Ahora vamos a pasar a algo muy importante: qué hacer para evitar problemas con archivos que puedan ser peligrosos. Un recorrido por algunas recomendaciones básicas.

Tener siempre protegidos los equipos

Algo fundamental siempre va a ser mantener nuestros dispositivos correctamente protegidos. Debemos contar con un buen antivirus, firewall e incluso extensiones para el navegador que detecten sitios maliciosos y cualquier problema que pueda aparecer.

Tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de opciones, tanto gratuitas como de pago. No importa el sistema operativo que utilicemos, siempre debemos contar con software que nos proteja. Es esta la principal barrera que podemos tener para evitar problemas con los archivos peligrosos.

Amenazas de seguridad en la red

Mantener los sistemas actualizados

Pero no hay que olvidarse de mantener los sistemas actualizados. Son muchas las ocasiones en las que surgen vulnerabilidades que pueden ser explotadas por los piratas informáticos. Muchos fallos de seguridad que de una u otra forma podrían producir problemas que comprometan nuestros datos personales.

Gracias a los parches y actualizaciones vamos a poder evitar todo esto. De ahí la importancia de siempre tener todo con las últimas versiones disponibles. Aquí hay que mencionar el sistema operativo, pero también el firmware de la tarjeta de red o cualquier programa que utilicemos.

Evitar descargar desde fuentes no oficiales

Siempre que descarguemos algún archivo de Internet hay que asegurarse de hacerlo desde páginas fiables. Por ejemplo si vamos a descargar un programa para instalarlo, debemos hacerlo desde fuentes que sean oficiales. De lo contrario podríamos estar agregando software que ha sido modificado de forma maliciosa y que puede suponer un problema importante.

Siempre sentido común

Pero sin duda algo que no puede faltar es el sentido común. Debemos evitar cometer errores que puedan comprometernos. Hoy en día lo cierto es que la mayoría de ataques cibernéticos van a requerir de la interacción de la víctima. Los piratas informáticos van a necesitar que llevemos a cabo alguna acción, como por ejemplo descargar algo, hacer clic en un enlace, etc.

En definitiva, siguiendo estos pasos que hemos mencionado podremos comprobar si un archivo es o no seguro. Hemos visto también qué podemos hacer para estar protegidos en todo momento. El objetivo no es otro que preservar la seguridad, reducir el riesgo de que los piratas informáticos puedan llegar a robar información y afectar al buen funcionamiento de nuestros sistemas.