Ataques DNS: qué son y cómo protegernos

Ataques DNS: qué son y cómo protegernos

Javier Jiménez

Son muchos los problemas de seguridad que podemos encontrar en la red. Muchos tipos de malware y amenazas que de una u otra forma pueden comprometer nuestros equipos. Los piratas informáticos pueden utilizar métodos para robar contraseñas, infectar los equipos, recopilar información… En este artículo vamos a hablar de los ataques DNS. Vamos a explicar en qué consiste y también mostraremos los diferentes tipo que hay, además de dar consejos esenciales para mantener la seguridad.

Cómo funcionan los servidores DNS

DNS son las siglas en inglés del Sistema de nombres de dominio. Sirve para traducir la información que ponemos en Internet al intentar acceder a una página. Por ejemplo, cuando ponemos RedesZone.net automáticamente lo traduce a la dirección IP única que corresponde. De esta forma los usuarios no tienen que recordar números, sino simplemente acordarse del nombre de dominio.

Para que esto sea posible es necesario que haya servidores DNS que se encargan de realizar la búsqueda. Tienen una gran base de datos, como si fuera una guía telefónica, y envían de vuelta la solicitud a los usuarios. También son necesarios los servidores que alojan la información de las direcciones IP.

Podemos decir que es una parte muy importante de Internet. Forman parte de nuestro día a día y es imprescindible para conectarnos ya sea desde dispositivos móviles o equipos de escritorio. Hay millones de páginas en la red y no sería posible navegar correctamente sin los servidores DNS.

En qué consiste un ataque DNS

Un ataque DNS consiste en atacar esos servidores que mencionamos. Puede haber ataques que apunten a cualquiera de las dos opciones que hemos indicado. Esto va a causar lógicamente un mal funcionamiento, va a impedir que los usuarios naveguen con normalidad e incluso llevar a cabo ataques para robar información personal y contraseñas.

Vamos a mostrar cuáles son los principales tipos de ataques DNS que podemos encontrarnos. Como veremos son diferentes, pero todos ellos de una u otra forma pueden poner en riesgo nuestra privacidad. Conviene estar preparados y no cometer errores de ningún tipo.

Evitar ataques de red

Envenenamiento de caché DNS

El envenenamiento de caché de DNS es una de las opciones más utilizadas por los ciberdelincuentes. Lo que buscan en este caso es redirigir el tráfico a páginas fraudulentas cuando la víctima entra en una página web.

Pongamos por ejemplo que intentamos entrar en un sitio web para iniciar sesión en una red social o realizar una compra. Al acceder a una página que ha sufrido un ataque de envenenamiento de caché DNS, los atacantes pueden redirigirnos a un sitio que simula ser legítimo pero que en realidad es una estafa. Pueden usarlo para robar datos.

Ataque DDoS contra servidores DNS

Otra práctica muy presente es la de inundar de solicitudes los servidores. Es lo que se conoce como un ataque DDoS. Esto puede llegar a impedir que los visitantes accedan con normalidad a una página web, ya que todas esas solicitudes podrían bloquear el servicio.

Los piratas informáticos no utilizan una única ubicación para intentar acceder a ese sitio, ya que si hicieran esto podrían ser bloqueados. Lo que hacen es enviar muchas solicitudes desde muchos lugares. Ahí es donde entran en juego también las botnet.

Esto podría causar grandes pérdidas económicas a una empresa. A fin de cuentas ese sitio web va a quedar inutilizado durante un tiempo. Pongamos que es una página para vender un producto determinado. Si está fuera de servicio durante toda una tarde, por ejemplo, no podrían vender.

Robo de información a través de DNS

Una alternativa es el robo de información a través de DNS. Como sabemos, hoy en día nuestros datos personales tienen un gran valor en Internet. Pueden ser utilizados para incluirnos en listas de Spam, enviar publicidad orientada o incluso venderlo a terceros.

En este caso los ciberdelincuentes suelen aprovecharse de vulnerabilidades que existen en los servidores DNS. De esta forma logran sustraer información de la víctima. Puede afectar también al funcionamiento de una empresa y a la pérdida de prestigio.

Cómo protegernos de ataques DNS

Es muy importante protegernos de cualquier tipo de amenaza que haya en la red. Son muchos los tipos de virus, malware y demás elementos que pueden afectar a nuestra privacidad y seguridad. Esto hace que sea imprescindible contar con herramientas de seguridad, tener los equipos protegidos y por supuesto también los servidores web que utilicemos.

Sistemas actualizados

Algo muy importante para evitar este tipo de ataque y cualquier otro similar es tener los sistemas correctamente actualizados. Son muchas las vulnerabilidades que pueden surgir y que son aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Necesitamos tener los equipos con todos los parches y correctamente actualizados. Así evitaremos que los piratas informáticos se aprovechen de esos errores.

Herramientas de seguridad

Otra cuestión fundamental para evitar ataques DNS es tener siempre los sistemas protegidos. Para ello podemos utilizar antivirus, pero especialmente es importante el uso de firewall. Un cortafuegos va a ayudar a rechazar conexiones fraudulentas que apunten contra nuestro servidor, ordenador o cualquier dispositivo.

Amenazas de seguridad en la red

Usar conexiones seguras y cifradas

Siempre que naveguemos por Internet debemos ser conscientes de utilizar conexiones que sean seguras. A veces nos conectamos a través de redes Wi-Fi públicas que pueden ser un peligro para nuestra privacidad y podríamos estar navegando además por redes que han sufrido un ataque DNS. Esto podría provocar que entremos en páginas que han sido modificadas o seamos redireccionados.

Contar con una VPN

Para evitar que se filtre información personal, datos de nuestra navegación, al navegar por Internet especialmente en redes inseguras podemos utilizar programas VPN. Son muy útiles para preservar en todo momento nuestra privacidad. Las hay para dispositivos móviles y equipos de escritorio. Además podemos usarlas tanto gratuitas como de pago.

Sentido común

Pero sin duda lo más importante es el sentido común. Debemos evitar errores, acceder a páginas que sean inseguras y que podrían haber sido modificadas para robar información personal. A fin de cuentas en la mayoría de ataques los piratas informáticos van a necesitar de la interacción del usuario.

En definitiva, estas son algunas cuestiones que debemos tener en cuenta para evitar ataques DNS. Una serie de pasos que debemos realizar en todo momento y así proteger nuestros datos frente a posibles piratas informáticos.