Protege la seguridad en tu hogar con estos consejos

Protege la seguridad en tu hogar con estos consejos

Javier Jiménez

La seguridad informática es algo que debemos cuidar en todos los ámbitos. Debemos proteger nuestros equipos, nuestras cuentas online, los servicios que utilizamos… Sin embargo algo fundamental es mantener la seguridad de nuestros hogares, de todos los equipos que estén conectados a la red. Especialmente aquellos que incluso utilizan su red doméstica para trabajar. En este artículo vamos a dar una serie de consejos importantes que podemos tener en cuenta.

Proteger nuestra red doméstica, fundamental para no tener problemas

No basta con mantener un equipo concreto seguro, como podría ser nuestro ordenador o móvil. Debemos siempre preservar la seguridad en todos los dispositivos que utilicemos conectados a la red doméstica, así como la propia red.

Son muchos los ataques que podemos sufrir y que van dirigidos a dispositivos determinados (un móvil, un ordenador, una televisión…), pero también de forma genérica o a la propia red. Debemos por tanto hacer uso de todo tipo de herramientas y funciones que puedan actuar de barrera frente a los piratas informáticos que intenten acceder a los equipos.

Hoy en día son muchos los usuarios que trabajan desde casa. Esto significa que conectan ordenadores de la empresa a la red doméstica o que se conectan a servicios y plataformas de la empresa desde casa. Esto también hace que debamos aumentar las precauciones para no tener problemas.

Consejos para proteger la seguridad informática en el hogar

Vamos a dar una serie de recomendaciones que podemos aplicar en nuestros equipos y sistemas para poder mejorar la seguridad informática en nuestro hogar. El objetivo es que todos los dispositivos estén seguros, así como la propia red doméstica, para prevenir la entrada de intrusos y ataques.

Usar contraseñas fuertes

Un paso fundamental para proteger la seguridad informática en nuestros hogares es utilizar contraseñas que sean fuertes y complejas. Esto aplica a todo tipo de sistemas que utilicemos, dispositivos, claves para acceder a plataformas, etc.

Una clave fuerte debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y símbolos adicionales. Todo ello de forma aleatoria y no utilizarla en ningún otro lugar para extremar así las precauciones.

Además, como punto adicional conviene habilitar la autenticación de dos factores siempre que esté disponible. De esta forma lograremos una barrera extra de seguridad para protegernos en la red.

Cómo proteger las contraseñas

Separar lo laboral de lo personal

Como decimos, hoy en día muchos usuarios utilizan su red doméstica para trabajar. Esto significa que van a conectarse a sistemas de la empresa o van a utilizar determinadas herramientas del trabajo.

Nuestro consejo es separar lo laboral de lo personal a nivel de dispositivos. Es decir, contar con un equipo exclusivo para el trabajo y otro para el uso personal. De esta forma reduciremos el riesgo y protegeremos además la seguridad de nuestra red doméstica.

Mantener el router en buen estado

Sin duda el router juega un papel fundamental en todo esto. Es el aparato que nos permite conectarnos a la red, que permite gestionar todas las solicitudes de conexiones. Debemos prestar atención a todo lo que rodea este equipo y mantenerlo en buen estado.

Actualizar el firmware, por ejemplo, es esencial. También evitar mantener la configuración que viene de fábrica, proteger los puntos de seguridad que tengamos disponibles, etc.

Herramientas de seguridad

No pueden faltar en todos los equipos contar con herramientas de seguridad. Un buen antivirus va a evitar la entrada de malware que comprometa el buen funcionamiento. Son muchos los ataques y tipos de software malicioso que podemos recibir, pero también son muchas las opciones para protegernos.

Esto es algo que debemos aplicarlo sin importar el sistema operativo que estemos utilizando o el tipo de dispositivo. Además, también podemos contar con la posibilidad de utilizar un firewall para nuestra red doméstica.

Todo actualizado correctamente

Son muchas las ocasiones en las que podemos sufrir vulnerabilidades. Todo tipo de programa o sistema operativo puede tener fallos de seguridad que podrían ser explotados por piratas informáticos.

Es vital que contemos con todas las actualizaciones necesarias para protegernos. Por un lado evitaremos que esos fallos sean explotados, pero también mejoraremos el rendimiento de los equipos.

Asegurar los dispositivos IoT

El Internet de las Cosas está cada vez más presente en nuestros hogares. Hablamos de dispositivos como televisiones, bombillas inteligentes, reproductores de vídeo… Si queremos proteger nuestra red, algo fundamental es que este tipo de equipos estén seguros. Son muy utilizados por los piratas informáticos para acceder a las redes domésticas.

Es esencial que los cifremos con contraseñas y que los tengamos actualizados, así como configurar diferentes aspectos de seguridad que puedan tener. Solo así estaremos protegidos y evitaremos que puedan ser la puerta de entrada de amenazas.

Ataques comunes en dispositivos IoT

Proteger las redes inalámbricas

Otro punto esencial para proteger la seguridad informática en nuestros hogares es tener seguras las redes inalámbricas. El Wi-Fi es muy utilizado por todo tipo de dispositivos. Sin embargo eso también hace que pueda ser la entrada de diferentes tipos de ataques si no lo tenemos correctamente protegido.

Es esencial que usemos una contraseña fuerte en el Wi-Fi, así como un cifrado actual, evitando aquellos obsoletos como puede ser el WEP. También cambiar el nombre que viene de fábrica.

Optar por una VPN

Si vamos a utilizar la red doméstica para acceder a servicios del trabajo, de una empresa, una buena idea es utilizar una VPN. Son muchas las opciones que tenemos a nuestra disposición y para el trabajo en remoto puede ser necesario, además de mejorar así la seguridad.

Una VPN, entre otras cosas, cifra nuestra conexión. Los datos viajan como si fueran en un túnel, evitando así que posibles intrusos puedan interceptar la información. Pero también nos permite conectarnos de forma remota como si estuviéramos en otra ubicación física.

En definitiva, estos son algunos consejos esenciales que debemos aplicar para proteger correctamente nuestras redes domésticas y no correr ningún riesgo de seguridad.