Data Leak vs Data Breach: en qué se diferencian

Data Leak vs Data Breach: en qué se diferencian

Javier Jiménez

Data Leak y Data Breach. Dos términos que vemos muy frecuentemente cuando leemos sobre ciberseguridad. En este artículo vamos a hablar de las diferencias en cada caso. Vamos a explicar qué es cada uno de ellos y cómo podría afectar a nuestra privacidad o seguridad. Ya sabemos que hay muchas amenazas que pueden poner en riesgo nuestros equipos y que, de una u otra forma, pueden dañar a los usuarios a la hora de navegar por la red.

Qué significa Data Breach

En primer lugar queremos comenzar explicando qué es Data Breach. Es quizás lo que más presente está en la red. Es el término principal, del que derivaría el otro. Se trata de un ataque, una intrusión a un sistema con el objetivo de robar información y datos.

Esto es algo que puede poner en riesgo no solo la seguridad y privacidad de usuarios particulares, sino también de cualquier tipo de organización o empresa. Básicamente consiste en la intrusión de un tercero para hacerse con datos. Pueden llevar a cabo diferentes métodos de ataques para lograr el objetivo.

En español lo podríamos traducir como una violación de datos. Atacar un sistema para robar información. Para que esto se produzca, como hemos mencionado, es necesario que haya un ataque. Pueden utilizar diferentes variedades de malware, por ejemplo, para infectar y recopilar esos datos.

Hemos visto muchos ataques de este tipo. Muchas violaciones de datos que han puesto en compromiso la seguridad de múltiples organizaciones. Hablamos de redes sociales, empresas muy variadas, organizaciones públicas, usuarios particulares…

Qué significa Data Leak

Otro término que queremos explicar es el de Data Leak. En este caso nos referimos a una fuga de información y datos. Esto es algo que puede estar público en Internet. Podría afectar lógicamente a la privacidad de los usuarios y de organizaciones o empresas. En español lo podríamos traducir como filtración de datos.

Para que haya esta filtración de datos o Data Leak, previamente ha tenido que ocurrir un Data Breach, un ataque para obtener esa información. Esto puede ocurrir si hay algún tipo de vulnerabilidad que exponga ese contenido y esté disponible para cualquiera.

Una diferencia muy importante es que en este caso ha podido llegar a una gran cantidad de usuarios. Es decir, al estar público en Internet es posible que haya llegado a miles de personas y que esa información confidencial quede totalmente expuesta.

Por tanto podemos decir que en este caso se trata de una violación de datos que ha quedado expuesta en Internet. Información que puede estar disponible para cualquiera y que en definitiva pone en riesgo la privacidad de muchos usuarios. Pongamos que ha habido un ataque a una red social en la que tenemos cuenta. Todos los datos de los usuarios han quedado expuestos públicamente y cualquiera ha accedido a ello. Esto afectaría a muchos usuarios.

Ha habido muchos casos de Data Leaks. Principalmente han afectado a redes sociales como Facebook o Linkedln, así como otras plataformas como Dropbox.

Cómo protegernos de estos ataques

Para protegernos de Data Breaches lo mejor es mantener siempre actualizados los sistemas. Hemos visto que los piratas informáticos pueden llevar a cabo diferentes tipos de ataques con el objetivo de romper la seguridad y recopilar información. En muchas casos de aprovechan de vulnerabilidades que existen.

Por tanto va a ser muy importante tener parcheados correctamente los equipos. Igualmente será fundamental contar con herramientas de seguridad que puedan protegernos. De esta forma podremos combatir la posible entrada de software malicioso.

Respecto a los Data Leaks, lo mejor para evitar problemas que deriven en la exposición de información personal es cifrar el contenido confidencial cuando lo subamos a Internet. Es la mejor manera de protegernos cuando una plataforma sufra un ataque de este tipo y de forma indirecta nos veamos afectados.

En definitiva, como vemos hay diferencias entre Data Breach y Data Leak, aunque en ambos casos está en juego la privacidad de los usuarios.