¿Te espían las extensiones de Chrome? Puedes evitarlo

¿Te espían las extensiones de Chrome? Puedes evitarlo

Javier Jiménez

Contar con complementos es algo muy habitual en los navegadores modernos. Tenemos un gran abanico de posibilidades en este sentido. Muchos tipos de herramientas que nos permiten controlar diferentes aspectos de nuestro día a día y la navegación. Ahora bien, lo cierto es que también pueden suponer un problema importante si no tenemos en cuenta ciertas cuestiones. En este artículo vamos a hablar de cómo las extensiones de Chrome podrían espiarnos y por supuesto qué hacer para evitarlo.

Las extensiones del navegador, tan útiles como peligrosas

Como hemos mencionado, los complementos que podemos agregar en nuestros navegadores son muy variados. Vamos a centrarnos en Google Chrome, ya que es el más popular entre los usuarios y por tanto puede verse afectado un gran número de lectores. A fin de cuentas también es donde tenemos más posibilidades para instalar software adicional.

Es cierto que las extensiones son muy útiles, que nos ayudan a maximizar las opciones que tenemos disponibles en el navegador. Permiten llevar a cabo ciertas tareas, optimizar los recursos, gestionar algunas características importantes. Sin embargo también pueden ser un foco de entrada de malware y de, en definitiva, poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad.

Por ello siempre recomendamos cuidar la manera en la que agregamos este tipo de software en nuestros dispositivos. El objetivo es evitar problemas que puedan comprometernos, pero sin dejar de lado la posibilidad de obtener beneficios en el navegador. Hay que tener en cuenta que en ocasiones incluso podrían espiarnos.

Cómo pueden espiar las extensiones de Chrome

Aunque Google Chrome intenta siempre mejorar la seguridad, controlar todos los complementos que hay en el navegador, lo cierto es que en ocasiones se cuelan extensiones peligrosas. Como sabemos, únicamente podemos instalar este tipo de complementos desde la tienda oficial. Vale, podemos agregarlas también desde fuentes de terceros, pero únicamente si aceptamos el riesgo y configuramos el navegador para ello.

Podemos decir por tanto que la mayoría de usuarios instalan los complementos desde la tienda oficial del navegador. Esto podría minimizar en gran medida los riesgos de seguridad. Es lógico pensar que si instalamos desde fuentes fiables y oficiales, no tendremos problemas.

Pero también es una realidad que en ocasiones se cuelan extensiones fraudulentas. Esto es algo que está presente y que por mucha seguridad y empeño en mejorar la protección, ocurre. Por tanto podemos decir que sí, que podemos instalar extensiones inseguras.

Ahora bien, ¿cómo pueden espiarnos las extensiones de Chrome? Lo primero que hay que tener en cuenta es que a través del navegador enviamos y recibimos muchos datos diariamente. Podemos usar muchos servicios y plataformas donde dejamos nuestra información personal o agregamos datos importantes.

Si un navegador, en este caso Chrome, cuenta con alguna aplicación fraudulenta podría ser utilizada en nuestra contra. Esto hace que a través de complementos maliciosos puedan espiarnos, puedan recopilar datos de nuestra navegación, información personal, servicios donde estamos inscritos, etc.

Ha habido casos en los que una extensión de Chrome puede contener carga útil que instala un troyano en el sistema. Esto podría desencadenar en el robo de información no solo a nivel de navegador, sino también en todo el equipo. Podrían incluso robar nuestras contraseñas. Esto es algo que afecta tanto a usuarios particulares como a organizaciones.

Nuevo problema de privacidad en Chrome

Cómo evitar que nos espíen con las extensiones de Chrome

Por suerte podemos llevar a cabo algunas acciones con las que podremos evitar que nos espíen a través de las extensiones. El objetivo no es otro que mantener siempre nuestra seguridad y privacidad a salvo de problemas.

Instalar desde fuentes oficiales

Lo primero es lo más básico e importante: instalar siempre desde fuentes oficiales. Lo hemos mencionado a lo largo del artículo. Es cierto que esto no es garantía 100% de que no estamos agregando algún complemento inseguro, pero sin duda va a ayudar a reducir los problemas.

Nuestro consejo es que siempre que vayamos a instalar un complemento, así como cualquier otro tipo de software, lo hagamos desde fuentes oficiales. Hay que evitar los sitios de terceros donde han podido agregar software modificado de forma maliciosa.

Leer bien el funcionamiento y comentarios

Por supuesto debemos también leer muy bien el funcionamiento de las extensiones de Chrome. Hay que buscar información sobre qué ofrece, cómo actúa y qué posibles problemas podría tener.

Por suerte en la tienda oficial del navegador podemos encontrar comentarios de otros usuarios, ver la cantidad de descargas y la valoración. Todo esto nos da pistas sobre la seguridad de ese complemento.

Comentarios en extensiones de Chrome

Tener las extensiones actualizadas

Una cuestión vital es que las extensiones estén actualizadas correctamente. Hacer uso de cualquier software obsoleto es un problema que puede afectarnos. Sin embargo esto se incrementa más si hablamos del navegador y cualquier complemento.

Es necesario por tanto tener las extensiones correctamente actualizadas. A veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Es imprescindible que tengamos actualizados los complementos.

Comprobar posibles cambios de vez en cuando

A veces una extensión puede sufrir cambios. Esto significa que puede dejar de ofrecer la misma funcionalidad que antes sí tenía. Pero puede que incluso haya sido modificada de forma maliciosa para que ahora recopile datos de los usuarios o tenga unas características muy diferentes a las iniciales.

Es por ello que también será imprescindible comprobar posibles cambios que haya en esas extensiones de Chrome. Un proceso que debemos llevar a cabo de vez en cuando para evitar sorpresas y que puedan espiarnos.

Tener herramientas de seguridad

Por último, otro método para protegernos es contar siempre con programas de seguridad. Hemos visto que algunos complementos incluso pueden agregar malware a nuestro sistema. Tener un buen antivirus puede evitar esto y mejorar así nuestra privacidad. Por suerte tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades.