Protege tu seguridad cuando usas o trabajas en la nube

Protege tu seguridad cuando usas o trabajas en la nube

Javier Jiménez

Siempre que nos conectemos a la red debemos mantener nuestra seguridad. Pero esto hay que hacerlo aún más latente cuando se trata de trabajar por Internet o de utilizar determinados servicios o plataformas sensibles. En este artículo vamos a mostrar algunos consejos interesantes para proteger la seguridad cuando vayamos a utilizar o trabajar con la nube. Ya sabemos que son muchas las herramientas vinculadas a esta posibilidad en Internet.

La nube es cada vez más utilizada

Sin duda la nube ha ganado un peso importante en los últimos años. Cada vez son más servicios o herramientas que se basan en este sistema online para almacenar información, gestionar datos y ofrecer determinadas características y funciones a los usuarios.

Son muchos los servicios que tenemos disponibles. Podemos guardar archivos de todo tipo y tenerlos disponibles en cualquier lugar, compartirlos entre dispositivos o usuarios, crear copias de seguridad, trabajar en remoto y compartir documentos entre miembros de un equipo y muchas más posibilidades.

Pero sin duda todo esto hace que debamos extremar las precauciones. Debemos siempre tener en cuenta la importancia de preservar la seguridad para que nuestras cuentas no se vean comprometidas y no correr el riesgo de que este tipo de servicios tan útil se vuelva en nuestra contra.

Cómo proteger la seguridad al usar la nube

No importa si somos usuarios particulares o una empresa. En todos los casos debemos proteger la seguridad cuando utilicemos la nube. Por ello vamos a mostrar algunas recomendaciones importantes para ello.

Proteger nuestras cuentas

Un punto clave en la protección de los servicios en la nube es proteger las cuentas. Principalmente nos referimos al uso de contraseñas que sean fuertes y complejas. Estas deben contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres adicionales que aporten esa aleatoriedad necesaria para que sea lo más difícil posible de averiguar.

Esto es algo que debemos aplicar a servicios online, dispositivos físicos como puede ser un servidor NAS y cualquier elemento que forme parte de la nube.

Seguridad en la nube

Utilizar autenticación en dos pasos

Adicionalmente, más allá de crear contraseñas que sean complejas también debemos contar con la opción de utilizar la autenticación en dos pasos. Básicamente significa que a la hora de iniciar sesión desde un dispositivo nuevo, por ejemplo, necesitaríamos ese segundo paso que puede ser un código que nos llega por SMS o el uso de aplicaciones que nos generen claves.

Es, como vemos, una barrera adicional a las contraseñas. Cada vez está más presente en la red esta posibilidad y es muy conveniente activarla siempre que esté disponible.

Evitar almacenar las credenciales en el navegador

A veces por comodidad decidimos almacenar las contraseñas para que la próxima vez que iniciemos sesión en un servicio no tener que poner las credenciales nuevamente. Esto lo podemos hacer, por ejemplo, en el navegador.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que esto podría ser un problema. Es cierto que de primeras la seguridad debería estar presente, pero no sabemos si en un futuro puede haber una vulnerabilidad en el navegador y que por tanto afecte a esas credenciales que hemos almacenado. Por tanto nuestro consejo es evitar guardar los datos.

Mantener las herramientas del trabajo de forma independiente

¿Vamos a usar nuestro ordenador personal para acceder a sistemas de la empresa? Nuestro consejo es mantener esas herramientas y esos dispositivos de forma independiente. Es decir, por un lado lo personal y por otro lo laboral. De esta forma evitaremos que un equipo personal pueda tener algún tipo de malware y que afecte a los servicios en la nube que vamos a utilizar para la empresa, por ejemplo.

Comprobar las opciones de seguridad

Normalmente los servicios que utilizamos en la nube cuentan con diferentes opciones de seguridad. Algunas las podremos modificar para tener más garantías y evitar así problemas que comprometan nuestra privacidad o el buen funcionamiento.

Debemos echar un vistazo a todas estas opciones y cambiar los parámetros que puedan ayudarnos a ganar una mayor protección.

Lista de certificados de ciberseguridad

Usar solo herramientas oficiales

Este punto es muy importante. Siempre que vayamos a utilizar cualquier herramienta para conectarnos a la nube debemos asegurarnos que es la oficial, que la hemos instalado desde fuentes legítimas.

Es cierto que en ocasiones podremos encontrarnos con la posibilidad de instalar programas de terceros que puedan tener ciertas funciones adicionales, pero esto podría comprometer nuestra seguridad y no es aconsejable.

Tener los equipos protegidos

Por supuesto nuestros equipos tienen que estar correctamente protegidos. Es esencial que utilicemos herramientas de seguridad para evitar la entrada de malware y otras amenazas que pueda comprometernos.

Un buen antivirus es algo básico. Esto es algo que debemos aplicar sin importar qué sistema operativo estamos utilizando o qué tipo de dispositivo. Mantener los sistemas protegidos puede ayudar a su vez a proteger los servicios que utilicemos en la nube.

Sistemas siempre actualizados

Son muchas las ocasiones en las que nos podemos encontrar con vulnerabilidades que afectan a nuestros sistemas operativos o a las aplicaciones que utilizamos. Por suerte los propios desarrolladores lanzan frecuentemente parches y actualizaciones para corregir estos problemas.

Por ello es necesario tener siempre todos los equipos actualizados con las últimas versiones. Así mejoraremos la seguridad, además de aprovechar los recursos al máximo.

Sentido común

Aunque lo hemos dejado como el último consejo, el sentido común es algo muy importante. Muchos ataques, muchos problemas de seguridad, llegan por problemas cometidos por los propios usuarios. Por ejemplo descargar un archivo adjunto malicioso, abrir un link inseguro, etc.

En definitiva, estos son algunos de los principales consejos que podemos aplicar para mantener siempre la seguridad al utilizar la nube. No importa si somos usuarios domésticos o si vamos a trabajar haciendo uso de este tipo de herramientas.