Qués es un firewall de aplicaciones web y qué tipos hay

Qués es un firewall de aplicaciones web y qué tipos hay

Javier Jiménez

Podemos tener a nuestra disposición muchos tipos de herramientas que tienen como objetivo proteger nuestra seguridad. Tenemos antivirus, firewall y otros programas que están disponibles para todo tipo de sistemas operativos y dispositivos. En este artículo vamos a explicar qué es un firewall de aplicaciones o WAF. Es una opción más que ayuda a proteger nuestra seguridad, aunque tiene diferencias respecto a un cortafuegos normal. Vamos a explicarlo.

Qué es un firewall de aplicaciones

Un firewall de aplicaciones, o más conocido como WAF, es una variedad de cortafuegos que tiene como objetivo supervisar, filtrar o bloquear el tráfico HTTP que pasa a través de una aplicación web.

Como vemos es diferente a un firewall normal. En este caso un WAF puede filtrar el contenido específico de una aplicación web y no todo el tráfico SQL, XSS o falsificación de petición de sitios cruzados.

Este tipo de firewall puede estar basado en la red, en el host o en la nube y, en ocasiones, se implementa a través de un proxy inverso y se ubica frente a 1 o más sitios web o aplicaciones. Su misión es inspeccionar cada paquete y utiliza una base de reglas para investigar y eliminar posibles irregularidades que puedan provocar vulnerabilidades en la red.

Un WAF analiza las solicitudes de HTTP y aplica un conjunto de regulaciones que describen qué partes de ese comunicado son seguras y qué elementos son maliciosos y pueden representar un problema.

Hay que tener en cuenta que este tipo de firewall por sí mismo no es una solución de seguridad definitiva. Sin embargo puede ser interesante junto a otras herramientas.

También hay que indicar que un firewall de aplicaciones es especialmente útil para organizaciones que ofrecen servicios y productos a través de Internet que incluyen compras online, banca en línea y otras interacciones comerciales entre el cliente y el sitio web.

Un WAF tiene como ventaja sobre los firewalls tradicionales que ofrece una mayor visibilidad de los datos de software sensibles que se comunican mediante el uso de la capa de software HTTP.

Puede evitar intrusos en la capa de servicios públicos que comúnmente omiten los firewalls de red convencionales. También, como otra ventaja de un WAF, es que puede proteger aplicaciones basadas principalmente en la web sin necesariamente obtener acceso al código de la aplicación.

Seguridad de los cortafuegos

Tipos de firewall de aplicaciones

Podemos mencionar que hay dos tipos de firewall de aplicaciones. Uno de ellos está basado en el host o dispositivo mientras que el otro tipo está basado en la red. Su objetivo es el mismo, proteger la seguridad de las aplicaciones web.

El WAF basado en host está completamente incluido en el código de la aplicación. En este caso pueden tener complicaciones para controlar porque requieren bibliotecas de aplicaciones y dependen de los recursos de servidores cercanos para ejecutarse con éxito. Es necesario por tanto más desarrollo y el trabajo de analistas de dispositivos.

Por otra parte tenemos firewall de aplicaciones basados en la red. En este caso normalmente está basado en hardware y puede reducir la latencia debido al hecho de que pueden instalarse localmente en las instalaciones a través de equipos comprometidos, tan cerca de la utilidad como sea posible.

El problema principal en este caso es el valor. Hay un gasto de capital anticipado, además del coste de un mantenimiento continuo.

También está la opción de un firewall de aplicaciones basado en la nube. Un WAF alojado en la nube puede defender la aplicación sin tener acceso.

En definitiva, como hemos visto un firewall de aplicaciones es diferente a un firewall tradicional, aunque su objetivo no es otro que preservar siempre la seguridad. Ya sabemos que un factor clave para usuarios particulares y empresas es mantener siempre sus dispositivos en buen estado, seguros y preservar la privacidad. Para ello debemos contar con herramientas que nos protejan. Hay de muchos tipos y es importante saber que están presentes para todo tipo de dispositivos y sistemas operativos.