Qué tener en cuenta al contratar un hosting web

Internet es un conjunto de plataformas, servicios y protocolos muy amplio. Podemos hacer uso de múltiples opciones, navegar por muchas páginas web y tener un gran abanico de posibilidades. Una parte importante precisamente de los sitios web que visitamos es el hosting. Es el lugar donde se almacena toda la información de esa página y que sirve para que podamos acceder desde cualquier lugar y dispositivo. En este artículo vamos a explicar qué características principales debe tener un hosting web.

Qué es un hosting web

El hosting web o alojamiento es el lugar donde almacenamos todo el contenido de una página. Podemos indicar que es como el disco duro de un ordenador, pero trasladado a una página web. En un ordenador tenemos un disco duro donde podemos almacenar una gran cantidad de carpetas. Dentro de estas carpetas tenemos muchos archivos y muy variados. Simplemente con tener un orden y saber dónde se encuentra cada dato o información guardada podemos consultarlo. Un hosting web es algo así, pero trasladado a un equipo conectado constantemente a Internet.

Esto nos permite acceder a la información de ese sitio, a los archivos, desde un navegador. Podemos abrirlo desde cualquier dispositivo y lugar siempre que tengamos acceso a la red. Básicamente es la memoria donde se almacena todo el contenido de un sitio web. Tienes que estar operativo las 24 horas del día y de esta forma permitir que los visitantes naveguen.

Elegir hosting web

Tipos de hosting

Lo dividimos en 2 subgrupos, gratuitos y de pago. Es muy importante que entendáis que no hay nada gratuito en esta vida. Cuando nos dicen gratuito, bien será porque en la mayoría de los casos nos inserten publicidad, o no nos garanticen su funcionamiento los 365 días del año. Por tanto, si queremos una página que funcione lo mejor posible, que no tenga ningún tipo de error, habría que evitar esta opción y optar mejor por una de pago.

Gratuitos

Como ventajas en los servidores de hosting gratuitos son, como bien indica su nombre, sin coste alguno. Son ideales para realizar pruebas, por ejemplo. Sin embargo, como desventajas, tenemos que este tipo de hostings tienen muchas limitaciones y puede no valerte para tu web, escasa ayuda en caso de problemas, velocidad de navegación muy lenta, no tienes dominio propio y puede que esté caído servidor cada poco tiempo.

Son interesantes si por ejemplo estás iniciándote y quieres probar algo para crear una web simple. No van a ofrecer una gran cantidad de opciones, ni características potentes.

De Pago

Los hostings de pago los podemos encontrar desde gratuitos 3, 6, 12 meses y luego cobrarte, hasta desde 1€ al mes. En este tipo de ofertas de gratuitas durante unos meses, normalmente viene acarreada una permanencia de 2 años. Las principales ventajas de este tipo de hosting de pago, es que te garantizan normalmente que el 99,99% del tiempo van a estar online, de un soporte técnico de calidad, normalmente por tickets o teléfono, de guías y tutoriales de cómo realizar ciertas acciones. Además, normalmente te viene el dominio incluido en el precio.

Creemos que un buen hosting de pago es fundamental hoy en día, y los hay muy baratos. Si necesitas un hosting gratis para tus pruebas, siempre puedes instalarte un servidor web en tu ordenador para realizarlas, aunque viendo el coste de algunas ofertas de 1€ al mes, tal vez te merezca la pena.

Principales características de un hosting

Hemos visto qué es un hosting web, pero como podemos imaginar no todos son iguales. Hay factores que pueden hacer que uno sea mejor que otro. Características interesantes que pueden marcar la diferencia.

Por ello en este artículo hemos querido hacer una selección de las características principales que tiene que tener un hosting web y de esta forma saber elegir cuál se adapta mejor a lo que realmente necesitamos.

Capacidad de almacenamiento

Por supuesto una de las principales características a tener en cuenta en un hosting es su capacidad de almacenamiento. Esto es especialmente importante si nuestra página va a necesitar almacenar muchos archivos y de gran tamaño. Es importante que antes de elegir un hosting web veamos bien su capacidad de almacenamiento. Hay que ser previsor y calcular a medio y largo plazo cuánto vamos a necesitar, ya que es posible que en un principio nos sobre pero según los planes que tengamos puede que se quede corto pasado un tiempo.

Es posible que inicialmente una web no necesita mucha capacidad. Sin embargo, conforme vayamos escribiendo artículos y subiendo contenido, el almacenamiento necesario va a aumentar. Vamos a necesitar más espacio libre para subir archivos o imágenes.

Transferencia de datos

No solo importa la capacidad de almacenamiento, sino que también es vital la transferencia de datos. En este caso hablamos del volumen de datos que puede generar nuestro sitio debido a los visitantes y las interacciones que hagan. Tener una transferencia de datos limitada puede ser un problema si vamos a tener un sitio con un gran volumen de tráfico. Hay que tenerlo en cuenta. Cada vez que alguien entra en nuestro sitio se genera un volumen de datos.

Una vez más, puede que al principio la transferencia de datos que se requiere no sea muy grande, pero sí que podríamos necesitarla cuando nuestro sitio avya cogiendo peso y sea más y más visitado.

Certificado SSL

Hoy en día este factor es muy importante. Es cierto que la mayoría de hosting lo ofrecen, pero no en todos es gratuito. Hay que asegurarse de que nuestro sitio tiene certificado SSL ya que es un factor muy importante para Google y además en muchos navegadores no se puede acceder a sitios que no estén cifrados.

Esto también es un punto importante de cara a la imagen de la web. Hacer ver a los visitantes que nuestro sitio es seguro es esencial. De lo contrario, si un visitante accede a una página y entiende que no es fiable podría abandonarla.

Seguridad general

Hay que tener en cuenta la seguridad en general que nos ofrezca. Hablamos de por ejemplo tener protección de directorios con contraseña, protección anti DDoS, logs de acceso, bloqueo de IP, cortafuegos etc. Normalmente los hosting web ofrecen diferentes aspectos de seguridad que podrán ser más simples o avanzados.

Todo esto en un futuro podría evitar ataques de denegación de servicios, por ejemplo, que puedan dejar al sitio web inutilizado durante horas, con lo que eso supone en cuanto a pérdidas económicas.

Dominio y web mail

Es muy importante que un hosting también te proporcione un dominio con su correspondiente webmail, para tenerlo todo centralizado en un mismo servicio, ya que queda muy mal tener en la web un dominio tipo @gmail o @hotmail. Lo ideal es que sea un contacto con el @dominio que hayas comprado. Con el bajo coste que tienen y que incluso a veces te viene incluido o de regalo según el tipo de hosting que contrates, es muy recomendable activarlo y crearte uno para dar buena imagen.

Esto también permitirá que podamos crear diferentes cuentas sin preocuparnos de si están cogidas o no. Por ejemplo ventas@dominio.com, informacion@dominio.com, contacto@dominio.com, etc.

Hardware del servidor

El hardware del servidor también es importante. Hay que observar la CPU, memoria RAM o el límite de procesos entrantes. Todo esto ayudará a que la página web vaya más rápida y, en definitiva, también a que se posicione mejor en Google. Hoy en día tener los archivos alojados en un disco duro SSD es muy importante para la velocidad.

Si contamos con un hardware limitado, que haga que la página cargue lenta, no solo estaremos dando un mal servicio a los visitantes. No solo estaríamos provocando que esa persona que entre pueda salir de inmediato si ve que la web no funciona bien. Además de esto también estaríamos perdiendo peso de cara a los buscadores, como hemos indicado. Un problema que podría hacer que nuestra página pierda relevancia.

Copias de seguridad remotas y frecuentes

Muy importante son las copias de seguridad. Ahora bien, hay que tener en cuenta que se puedan realizar de forma remota y también la frecuencia. No es lo mismo un servidor que ofrezca copias de seguridad automáticas una vez por semana que otro que las realice varias veces al día.

Pueden surgir problemas en muchas ocasiones. Pueden aparecer fallos que hagan que sea necesario contar con copias de seguridad para respaldar la web. De lo contrario podríamos dejar sin servicio a muchos usuarios, a los visitantes que lleguen a nuestra página. Por tanto, las copias de seguridad y la frecuencia va a ser otro de esos puntos a tener muy en cuenta.

Soporte

El soporte técnico y de ayuda es importante. Podemos tener dudas con algún aspecto del servidor, la configuración, etc. Siempre viene bien tener un buen soporte detrás que pueda ayudarnos. Ahora bien, no todos los hosting web van a contar con un soporte similar. Es importante que veamos las condiciones, que sepamos cómo podrían ayudarnos realmente, la disponibilidad, los medios a través de los cuales podemos contactar…

En definitiva, el soporte técnico es algo esencial para contratar un servidor web. Debemos informarnos bien antes de adquirirlo, para conseguir así las mayores garantías y saber que tenemos un buen respaldo detrás en caso de que surja alguna complicación a la hora de configurar nuestra página, instalar complementos, dudas que aparezcan…

Por tanto, estos son algunos de los puntos más destacados que debemos tener en cuenta al utilizar y contratar un hosting web. Hay que indicar que va a ser una parte fundamental para nuestro sitio y es algo en lo que debemos hacer hincapié para no tener problemas en un futuro. Viene bien conocer todo esto que hemos mencionado en el artículo.

¡Sé el primero en comentar!