Qué se considera una VPN insegura

Qué se considera una VPN insegura

Javier Jiménez

Contar con una herramienta VPN es algo muy habitual hoy en día. Podemos usarlas en dispositivos móviles y también en equipos de escritorio. Nos ayudan a cifrar las conexiones, conectarnos a servicios que puedan estar restringidos en un determinado lugar, ocultar nuestra dirección IP y mejorar por tanto la privacidad. Sin embargo en ocasiones podemos toparnos con programas que no son fiables. En este artículo hablamos de ello. Vamos a explicar cuándo una VPN puede ser insegura.

La importancia de elegir herramientas seguras

Siempre que vayamos a instalar cualquier tipo de programa o hacer uso de algún tipo de servicio online, es muy importante asegurarnos de que realmente sean fiables. Son muchos los ataques que podemos sufrir simplemente con utilizar un software que ha sido modificado de forma maliciosa.

Pero esto aún tiene más importancia cuando se trata de herramientas sensibles, servicios que pueden filtrar nuestros datos. Hablamos por ejemplo de aplicaciones de mensajería, redes sociales, cuentas bancarias… Y sí, también las VPN.

Utilizar una VPN insegura, que no cuenta con los mínimos de seguridad adecuados para proteger nuestros datos, podría ser un problema muy importante. A fin de cuentas nuestra información personal podría quedar expuesta, así como no cifrar adecuadamente la conexión. Esto afecta tanto a la privacidad como a la seguridad.

La realidad es que tenemos un amplio abanico de posibilidades para utilizar servicios VPN hoy en día. Están disponibles para todo tipo de sistemas operativos y las hay tanto gratuitas como de pago. Sin embargo, como decimos, no todas ellas van a ser seguras.

Información y registros en las VPN

Cuándo un servicio VPN se considera inseguro

Saber detectar cuándo una herramienta VPN que vamos a utilizar o que ya estamos usando es insegura puede evitarnos problemas graves. Evitaremos que nuestros datos queden expuestos, que posibles intrusos accedan a las conexiones, que vean los sitios web que visitamos, etc.

Almacena registros del tráfico

Sin duda uno de los factores más importantes que nos indican que una VPN realmente no es segura y que no protege bien nuestros datos es cuando almacena registros del tráfico. Básicamente significa que guarda un log de todas las conexiones, el tiempo, la fecha, los sitios visitados incluso…

Muchas herramientas de este tipo y que son gratuitas utilizan esa información para venderla a terceros. Una manera de lucrarse pero que lógicamente expone la privacidad de los usuarios. Es algo que debemos informarnos muy bien antes de usar un servicio.

Usa un protocolo de cifrado obsoleto o débil

También es esencial el protocolo de cifrado que utilicen. Pueden ser diferentes y no todos son igual de seguros, lógicamente. Podemos toparnos con cifrados que sean débiles o que incluso estén obsoletos y por tanto nuestras conexiones no están realmente protegidas como deberían.

Normalmente las VPN siempre van a proporcionarnos información sobre el cifrado. Es conveniente informarnos de este tema y asegurarnos de que estamos cogiendo una opción realmente segura.

País en el que están los servidores

Otro punto interesante es el país en el que se encuentran los servidores. No solo puede ser un motivo por el cual la velocidad y estabilidad de la conexión puede ser mejor o peor, sino también la seguridad.

Hay países en los que las leyes relacionadas con la privacidad en la red no son tan buenas como otras naciones. Incluso podría haber países que recopilen datos de los usuarios. Por ello debemos consultar en qué país se encuentran los servidores que utilizan.

Fuga de DNS

Esto más bien es una opción que tenemos para comprobar si una VPN es fiable. Podemos realizar pruebas de fuga de DNS de forma gratuita y ver si se está filtrando. En caso afirmativo significa que la VPN realmente no nos protege y no es segura. Hay muchas herramientas en Internet que nos permite comprobar este aspecto.

Fuga de dirección IP

Algo similar ocurre con la dirección IP. ¿Está ocultando la VPN correctamente nuestra IP o nos muestra la real? Podemos comprobarlo en Internet de una manera sencilla una vez más. De esta forma tendremos un mayor conocimiento sobre si ese servicio que usamos es o no fiable.

Qué pueden saber con la dirección IP

Funciona muy lento

¿Funciona muy lenta la VPN? Puede ser sinónimo de que se trata de un servicio inseguro. No es algo que sea al 100%, pero sí tenemos una pista más. Esto es así ya que los servicios gratuitos, los que ofrecen una mala calidad y por tanto podrían exponer los datos, no suelen tener una buena velocidad. Además también notaremos cortes y en general una mala estabilidad.

Gratuitas con ancho de banda compartido

Esto último es muy importante. Muchos servicios VPN gratuitos lo son ya que comercializan con el ancho de banda de los usuarios. Es decir, nos prestan un servicio a cambio de que nosotros compartamos nuestro ancho de banda con otros usuarios que están pagando. Esto lógicamente puede afectar a nuestra privacidad y seguridad.

En definitiva, estos son algunos factores que pueden indicarnos que una VPN que utilizamos es insegura. Debemos siempre informarnos bien en Internet, leer reseñas de otros usuarios y analizar correctamente el servicio que vamos a utilizar para así no tener problemas que puedan comprometernos. Son muchas las opciones que hay en la red.