¿Por qué los operadores no ofrecen más velocidad de subida?

¿Por qué los operadores no ofrecen más velocidad de subida?

Adrián Crespo

Muchos son los usuarios que hace tiempo comenzaron a preguntarse el por qué de tanta asimetría en sus conexiones de banda ancha, siempre haciendo referencia a las velocidades de subida y bajada.

Cuando el ADSL apareció en España, las conexiones eran de 256Kbps de bajada y 128Kbps de subida. Podemos observar como la velocidad de bajada ha aumentado y mucho, incluso con referencia a la conexión más lenta.

El polo opuesto es la velocidad de subida, que a día de hoy, todavía se encuentra en muchas de las conexiones basadas en ADSL o ADSL2+ en 300Kbps u 800Kbps.

Las necesidades de los usuarios han cambiado con el paso de los años y también han cambiado las de las aplicaciones que necesitan un mayor rendimiento.

Por eso mismo os preguntamos: ¿por qué creéis que los operadoras no utilizan conexiones más simétricas o con una mayor velocidad de subida que se ajuste a las necesidades de hoy en día?

Hoy en día las únicas conexiones de banda ancha que tienen una velocidad de subida superior a 1Mbps de velocidad de subida son las de VDSL, FTTH de Movistar y Orange, y las cableras locales. El resto de conexiones (la mayoría) basadas en tecnología ADSL/ADSL2+ continúan teniendo velocidades de subida por debajo del mega y únicamente Jazztel con el uso del Anexo M puede ofrecer más velocidad de subida.

Las necesidades de los usuarios han cambiado

La aparición de servicios de almacenamiento en la nube, portales para la visualización de videos, juegos on-line, servicios de streming de video o inclusos servicios de mensajería con videollamada, han provocado que la velocidad de subida de estas conexiones no sea suficiente para ofrecer un rendimiento óptimo al usuario. Y es que, seguro que más de uno de vosotros ha subido un video a Youtube de apenas unos minutos y ha tenido que esperar en torno a 10 minutos. Eso si no hablamos de que sea en alta definición. Entonces la espera puede llegar a duplicarse en el mejor de los casos.

Lo mismo ocurre con los servicios de videollamada en servicios de mensajería. Necesitan una cierta calidad de imagen y muchas veces es imposible conseguir que la imagen deje de congelarse.

Por no hablar de que la concurrencia de varias aplicaciones con una gran demanda de velocidad de subida es hoy en día impensable a la vez que imposible.

¿Qué es lo que hace que los operadores no aumenten la velocidad de subida?

Por motivos económicos por parte del operador no es, ni tampoco por limitación en las infraestructuras. Muchos de los usuarios podrían ver aumentada su velocidad sin ningún tipo de problema.

Sin embargo, el problema radica en el conjunto de operadores. Ningún operador puede ofrecer más velocidad de subida en conexiones indirectas, ya que Movistar las conexiones que revende son del tipo 10/300, 6/300, 10/800, por lo que los alternativos tienen que ofrecer lo revendido por el operador «dominante».

Este es el caso de la inmensa mayoría de los usuarios españoles. De momento no vamos a entrar a hablar de zonas de cobertura directa, porque es un aspecto que queremos tratar más adelante.

Para que os hagáis a la idea, los usuarios que ahora mismo disponen de la modalidad 10/800, pagarían sólo 2 euros más por ver como su velocidad es 10/3.

En lo referido a las inversiones a realizar al operador, deberían de ser pocas o ninguna. Si se notaría un aumento del tráfico en los nodos neutros, pero a día de hoy creemos que no debería suponer ningún tipo de problema.

La pregunta del millón:¿pagarías ese dinero por una mejor velocidad de subida?

En las zonas de cobertura directa predomina una acentuada asimetría

Hablábamos anteriormente de las zonas de cobertura indirecta, ahora es el turno para las zonas de cobertura directa, donde más de un operador tiene desplegada su propia red. En estas zonas, a pesar de lo dicho anteriormente, las conexiones que se ofertan no son tan simétricas como uno podría llegar a pensar. Las conexiones premium sólo llegan a tener 1,2 o 3 megas de subida frente a los 30 o 20 megas de bajada. A pesar de que el rendimiento mejora un poco, sigue siendo todavía insuficiente.

Las conexiones de fibra óptica con las únicas que aunque tengan asimetría, ofrecen una velocidad de subida que puede hacer que los servicios que utilice el usuario sean capaces de funcionar de forma concurrente sin que se genere un cuello de botella en la conexión del usuario.

¿Qué velocidades de subida deberían de establecerse?

Esto es una pregunta que va a quedar en el aire, ya que cada uno tendréis una opinión distinta. Desde nuestro punto de vista, las modalidades de ADSL de 3,6 y 10 megas, deberían contar con una velocidad de subida de 1 mega. Las conexiones de VDSL y ADSL2+ de más de 15 megas y menos de 30, deberían disponer de una velocidad de entre 3-5 megas. En lo referido a fibra óptica, debería de ser lo más simétrico posible, por ejemplo, la velocidad de subida de una conexión de 50 megas de bajada debería de ser de entre 10-20 megas, mientras que en la modalidad de 100 megas, esta velocidad debería de ser de entre 20-50 megas.

Y vosotros, ¿cuál sería vuestra opinión?

Os recomendamos leer nuestro tutorial sobre cómo afecta la lluvia y nieve a a las redes Wi-Fi en entornos exteriores cuando usamos operadores WISP.