Los nuevos parches de Microsoft hacen que Windows 7, 8 y 8.1 espíen igual que Windows 10

Windows 10 es el último sistema operativo de Microsoft que en poco más de un mes ha conseguido ya más de 50 millones de instalaciones. Aunque a grandes rasgos es un buen sistema operativo, las críticas cada vez aumentan más debido a las nuevas políticas de la compañía que permiten espiar y controlar por defecto prácticamente todo lo que hacemos con nuestro ordenador. Por ello muchos usuarios aún han preferido quedarse en versiones anteriores como Windows 7 o Windows 8, sin embargo es posible que a partir de ahora la situación en estos sistemas sea la misma.

Recientemente Microsoft ha publicado las actualizaciones KB3075249 y KB3080149. Cuando el usuario instala estas dos extensiones automáticamente empieza a enviar información a Microsoft.

Según las páginas de asistencia de Microsoft, la actualización KB3075249 añade un sistema de telemetría para el proceso consent.exe en Windows 8.1 y Windows 7. Igualmente la actualización KB3080149 permite que los equipos que ejecutan versiones anteriores a Windows 10 reciban las actualizaciones de software, de diseño y de potencia adicional con el fin de optimizar el rendimiento.

Resumiendo, una vez que se instalan estas actualizaciones se empieza a enviar información a los servidores de Microsoft sobre nuestra configuración, nuestro software y nuestro equipo. Y esto probablemente sea sólo el principio.

La comunidad recomienda desinstalar las siguientes actualizaciones si queremos mantener nuestra privacidad lo más elevada posible (todas ellas son opcionales):

  • KB2505438
  • KB2952664
  • KB3021917
  • KB3035583
  • KB3075249
  • KB2976978 – Sólo para Windows 8
  • KB2670838 – Sólo para Windows 7. Si se desinstala es probable que deje de funcionar el tema AERO y que las fuentes de algunas webs salgan borrosas.

Microsoft cada vez facilita menos información sobre sus actualizaciones. Un ejemplo de esto es la nueva KB3081438 para Windows 10 donde la compañía apenas facilita información adicional sobre lo que hace más allá de «mejoras de las funcionalidades de Windows 10».

En Rusia piden que se prohíba Windows 10 debido a que «Microsoft espía a sus ciudadanos»

A nadie le gusta que le espíen, y si hablamos de Rusia mucho menos. En Rusia, la firma legal Bubnov and Partners ha llevado a cabo una petición formal donde se pide que prohíban el uso de este sistema operativo ya que su simple uso supone una serie violación contra la privacidad. Según los abogados de esta firma, Windows 10 pone en peligro la privacidad del usuario recopilando y enviando a los servidores de la compañía el historial del navegador, las contraseñas de los usuarios, su ubicación, los mensajes de correo electrónico, los eventos de calendario y las muestras de voz que se configuran para Cortana. También aseguran que estos datos recopilados se ceden a terceras empresas.

Al igual que en ocasiones similares estas peticiones no llegarán a ningún sitio, sin embargo se demuestra, una vez más, cómo los usuarios de todo el mundo están descontentos con las opciones de privacidad que ofrece Microsoft en su nuevo sistema operativo.

¿Qué opinas sobre la recopilación de datos de Windows 10? ¿Crees que este espionaje es algo de lo que debamos preocuparnos?

Quizá te interese: