Cómo amplificar la cobertura Wi-Fi con tu viejo router

Escrito por Javier Jiménez
Manuales
0

Seguramente todos tenemos por casa algún router viejo que funciona correctamente, pero que ya no lo utilizamos. Cuando nos cambiamos de compañía, la nueva nos ofrece un nuevo aparato con el que sustituimos al antiguo y, en muchas ocasiones, acabamos con una colección de routers interesantes. Aunque creamos que ya no sirven para nada, son muchas las utilidades que les podemos dar. En este artículo vamos a hablar sobre una de ellas: utilizar el viejo router para ampliar la cobertura Wi-Fi en casa.

Viejo router como punto de acceso Wi-Fi

Algo muy común es que en ciertos lugares de nuestra vivienda (especialmente si tiene varias plantas), no nos llegue correctamente la señal y que incluso no nos permita tener un uso decente de Internet. Para ello lo mejor es amplificar la señal WiFi. Hay muchos dispositivos que nos permiten lograrlo, pero también lo podemos hacer con un viejo router. Así, además, ahorramos dinero.

La idea es utilizar este viejo router como segundo punto de acceso en nuestro hogar o lugar de trabajo para que llegue la conexión a otras zonas y con buena calidad. Lo primero que tenemos que hacer es conectar el viejo router al nuevo mediante un cable Ethernet, llevarlo al lugar donde queramos amplificar la señal y enchufarlo a la corriente.

Como sabemos, deberemos esperar a que esté completamente encendido (un router tarda sobre 2 minutos en estar operativo). Una vez hecho esto, conectaremos un cable de Ethernet directamente a un ordenador para configurarlo como punto de acceso.

Tendremos que acceder a la configuración del router escribiendo 192.168.1.1 o 192.168.1.2, que suele ser lo habitual. Ahora fijaremos un nombre y contraseña distintos al que trae por defecto y que la seguridad mínima sea WPA.

Lo siguiente es comprobar que podremos acceder al router de forma inalámbrica desconectando el cable de Ethernet. Podremos acceder a la página del router, aunque no tengamos Internet.

Ahora tenemos que buscar el servidor DHCP, dentro de la configuración del router. Lo normal es que aparezca habilitado y tendremos que deshabilitarlo y guardar los cambios.

Configurado y listo

Ya tendremos listo nuestro router viejo para conectarnos a Internet WiFi amplificando la señal en el lugar donde lo hayamos puesto. Si la conexión no llega, es posible que tengamos que reiniciar el router principal para que arranque de nuevo y aplique las direcciones IP de los equipos conectados.

Esta es una de las muchas utilidades que le podemos dar a un router viejo y que tengamos olvidado en un cajón sin usar. De hecho puede que sea una de las posibilidades que más pueden interesar a los usuarios, ya que la cobertura WiFi en algunas viviendas es uno de los problemas más frecuentes a la hora de conectarnos a Internet.

Lo único, eso sí, el router viejo tendrá que estar siempre conectado a la red eléctrica, ya que sino no funcionaría. Siempre podremos encenderlo y apagarlo según sea nuestras necesidades y cuando vayamos a usarlo realmente. Así podremos ahorrar electricidad. Ya podremos conectarnos con el móvil o tableta con una mayor velocidad en otros puntos de nuestra vivienda.

Flashear el router viejo con firmwares de terceros (si es compatible) y usarlo como repetidor Wi-Fi universal

Otra opción que tenemos es flashear nuestro viejo router con firmwares como OpenWRT o DD-WRT, estos firmwares de terceros nos permitirán configurar nuestro router en modo repetidor Wi-Fi universal, tal y como los equipos que los principales fabricantes venden para ampliar la señal inalámbrica.

El objetivo del modo repetidor Wi-Fi universal es el de conectarnos inalámbricamente al router principal, y repetir su señal. En la solución de antes únicamente teníamos la posibilidad de conectar el router viejo vía cable a la red doméstica.


Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10