¿Problemas al subir archivos a Google Drive? Así puedes solucionarlos

Escrito por Rubén Velasco

Google Drive es el espacio de almacenamiento en la nube que Google ofrece a todos los usuarios. Solo por estar registrados en Google, la compañía nos ofrece un total de 15 GB de almacenamiento, espacio que podemos ampliar, si lo necesitamos, pagando una suscripción a cambio de varios gigas, o teras, más. Aunque normalmente esta nube suele funcionar sin problemas, en ocasiones podemos encontrarnos con algunos que nos impiden, por ejemplo, subir nuestros archivos a esta nube, problemas que, si no sabemos cómo solucionar, pueden llegar a hacernos imposible aprovechar este espacio de almacenamiento.

Existen muchas causas por las que la subida de archivos a la nube, como Google Drive, puede fallar. Muchas de ellas pueden deberse a un fallo nuestro, que podemos solucionar con una correcta configuración, pero otras pueden deberse a causas externas, como un fallo en nuestro ISP o incluso en los servidores de Google, en cuyo caso poco podremos hacer para solucionarlo.

A continuación, vamos a ver cómo podemos intentar solucionar estos problemas a la hora de intentar subir nuestros archivos a la nube de Google.

Cómo solucionar los problemas al subir archivos a Google Drive

Si no utilizando Google Chrome, lo primero que deberíamos intentar es a ver si con este navegador podemos subir los archivos (ya que Google tiene su nube optimizada para su propio navegador).

Si estamos utilizando un navegador web para subir los archivos, puede que una de las razones por las que esto está fallando es porque algún archivo temporal o de caché se haya quedado bloqueado. Por ello, otro ajuste que podemos probar en caso de seguir teniendo errores es a intentar subir los archivos desde el modo incógnito del navegador.

Los navegadores web guardan constantemente todo tipo de datos sobre lo que hacemos en él, datos como archivos temporales, historiales, datos en caché, etc. Estos datos, en ocasiones pueden generar conflictos con algunas configuraciones en concreto, y por ello, si estamos experimentando problemas con alguna web o servicio, como Google Drive, es recomendable eliminar todos estos datos de navegación para intentar solucionar los conflictos.

Google Drive tiene, no se sabe por qué, un problema con los usuarios que tienen en el navegador desactivada la carga de imágenes. Por ello, si hemos desactivado esto para, por ejemplo, ahorrar ancho de banda o acelerar la carga de las webs, Google Drive nos dará problemas al intentar subir los archivos. Activando de nuevo la carga de las imágenes todo debería volver a funcionar.

Por último, como hemos dicho, es posible que se trate de un problema externo que no tenga nada que ver con nuestra conexión. Para comprobar si los servicios de Google Drive están funcionando correctamente, podemos consultar el siguiente enlace, donde veremos si todo funciona como debe o, por algún motivo, este servicio está caído.

Además, también puede que se trate de nuestra conexión, por lo que también podemos probar a esperar unas horas, o un día, para ver si el problema se soluciona, incluso, si podemos probar desde otra red Wi-Fi (por ejemplo, en casa de algún familiar) para ver si desde allí todo funciona con normalidad.

¿Alguna vez has tenido problemas al intentar subir archivos a Google Drive? ¿Cómo los solucionaste?