Las Smart TV recopilan demasiada información de los usuarios

Escrito por Adrián Crespo

Al final, podríamos decir que siempre pasa lo mismo. Casi siempre se argumenta que lo que se pretende es mejorar la calidad del servicio ofrecido. Sin embargo, la recopilación de datos está ahí. Para ello, solo tenemos que fijarnos en los dispositivos más utilizados: tablets, smartphones ordenadores portátiles y ahora se suma otro: las Smart TV. Era cuestión de tiempo de que esto sucediera, pero parece que la recopilación de información es exagerada y en muchos casos no es justificada.

Durante el último año, los usuarios se han concienciado de que la privacidad en Internet es un aspecto que hay que tener en cuenta y que es mucho más importante de lo que se creía. Muchos han ofrecido información personal y aceptado condiciones de servicios y aplicaciones sin ningún reparo. Ahora se han dado cuenta de que su información ha sido ofrecida a terceras personas con finalidades comerciales. Por este motivo, este es un tema serio para muchos usuarios.

La recopilación de la información es algo que se lleva a cabo desde hace mucho tiempo. El problema es que, hasta hace poco, no se hacían públicas este tipo de prácticas. Para ser más precisos, fue en el caso de espionaje a gran escala que se destapó cuando se dieron a conocer estas prácticas. Desde entonces, son observadas con lupa tanto por los expertos como los usuarios.

Obviamente, se sabía que, en algún momento, los Smart TV darían de qué hablar. Parece ser que este momento ya ha llegado.

¿Recopilación de datos en las Smart TV?

Los expertos indican que esta actividad alcanza tal punto, que los fabricantes adquieren información para saber qué contenidos interesan a los usuarios. Para qué nos vamos a engañar. Toda esta información se recoge bajo un programa de “mejora de experiencia del usuario”. O lo que es lo mismo, se indica que la información se utiliza para ofrecer contenidos que interesen al usuario y mejorar la calidad del servicio y aplicaciones.

Samba TV, una pieza fundamental

Podríamos decir que, en todo este jaleo hay un tercer actor. Se llama Samba TV y no es nada más y nada menos que una aplicación de terceros que se instala en los dispositivos. Sí, podría decirse que es muy similar a los casos en los que se ha preinstalado software en ordenadores portátiles y terminales móviles o tabletas. Los fabricantes han alcanzado un acuerdo con los propietarios de este software para ubicar la aplicación en la memoria de los sistemas de televisión. Cuando el usuario comienza con la utilización del Smart TV, la herramienta es capaz de recoger cualquier actividad, incluso dentro de una aplicación.

No sirve mencionar a un fabricante concreto, porque es algo que se aplica a todos, incluyendo los más grandes y que podríamos considerar principales.

El fabricante como tal no puede vender la información de los usuarios, pero sí está autorizada la instalación de aplicaciones que puedan recopilar cierta información. Podría decirse que es un vacío que se está aprovechando para estas prácticas.

Aunque pueda parecer un tanto radical, la única forma de evitar esto es no conectar tu dispositivo a Internet. Sin embargo, ¿para qué queremos una Smart TV que no se puede conectar a Internet para acceder a los contenidos?

Fuente > Latest Hacking News