Wi-Fi Display vs Wi-Fi Direct: en qué se diferencian estas dos tecnologías

Las redes inalámbricas están muy presentes hoy en día. Hace unos años prácticamente todas las conexiones requerían de cables. Si echamos la vista atrás, nos conectábamos a Internet a través de un ordenador conectado a un router. También transmitíamos imágenes y vídeos de un dispositivo a la televisión a través de un cable. Hoy en día esto ha cambiado. Cada vez son más los dispositivos que cuentan con conexión Wi-Fi y reproducir vídeos, por ejemplo, en una televisión de forma inalámbrica está a la orden del día. En este artículo vamos a explicar las diferencias entre Wi-Fi Display y Wi-Fi Direct.

Qué diferencias hay entre Wi-Fi Display y Wi-Fi Direct

Qué es el Wi-Fi Direct

Seguro que esta tecnología la hemos visto en muchas ocasiones. Básicamente nos permite transmitir archivos y datos a través de la conectividad Wi-Fi. Está disponible en la mayoría de dispositivos modernos hoy en día.

Podemos enviar documentos desde nuestro móvil a una impresora a través del Wi-Fi y así imprimir archivos, por ejemplo. También compartir datos entre un dispositivo y otro. Podemos decir que en muchas cosas sirve de sustitutivo al Bluetooth o incluso, si nos remontamos años atrás, al infrarrojo. Seguro que muchos de nosotros hemos compartido alguna foto o vídeo con nuestro móvil a través de infrarrojo, hace ya unos años claro.

El Wi-Fi Direct podríamos decir que es como estas dos tecnologías que mencionamos, pero con mejoras. Consigue una mayor velocidad y además está disponible en un gran abanico de dispositivos diferentes, como cámaras, teléfonos, ordenadores…

Una de las cosas positivas del Wi-Fi Direct frente a tecnologías como el Bluetooth es su mayor capacidad de distancia.

En un artículo anterior hablamos ampliamente de qué es Wi-Fi Direct.

Wi-Fi Direct

Qué es el Wi-Fi Display

Ahora bien, otra tecnología distinta pero que a veces se confunde es Wi-Fi Display. En este caso estamos ante una opción que nos permite duplicar la pantalla de un dispositivo. Esto quiere decir que podemos reproducir lo mismo que tenemos en nuestro móvil, en la pantalla de una televisión, por ejemplo.

Su función por tanto es reproducir contenido multimedia en otros dispositivos. En este caso no enviamos archivos ni documentos, sino que duplicamos la pantalla de un dispositivo. Es muy útil si queremos ver la pantalla de nuestro móvil en una televisión o una pantalla superior.

En definitiva, a través de la tecnología Wi-Fi Display lo que hacemos es duplicar la pantalla de un dispositivo. Es lo que también se conoce como mirroring. Si queremos reproducir un vídeo o una serie de imágenes, por ejemplo, en la televisión, no necesitamos utilizar cables o pasar esos archivos a un pendrive; simplemente podemos utilizar esta tecnología para duplicar la pantalla.

Como hemos visto, Wi-Fi Direct y Wi-Fi Display no es lo mismo. Sin embargo en ambos casos utilizamos tecnologías inalámbricas. Ambas están muy presentes hoy en día en la mayoría de equipos. Especialmente son útiles en dispositivos móviles, algo que cada vez utilizamos más. Móviles, tabletas y otros equipos similares.