Switch QNAP QSW-308-1C

Switch QNAP QSW-308-1C

Sergio De Luz

Os presentamos un completo análisis del switch no gestionable QNAP QSW-308-1C, un switch no gestionable con puertos 10G para proporcionar el mejor rendimiento cableado posible. Las principales características de este switch no gestionable son que tiene un total de 8 puertos Gigabit Ethernet (10/100/1000 Mbps) para la LAN, pero, además, incorpora un total de 3 puertos 10G para conectar equipos que necesiten altas velocidades de transferencia. Estos tres puertos 10G están formados por dos puertos SFP+ dedicados, y otro puerto SFP+/RJ-45 Combo, por tanto, en este último caso podremos utilizar la conexión 10GBASE-T o el SFP+, pero no ambos a la vez, tal y como ocurre siempre con los puertos «Combo» de los switches. El puerto 10GBASE-T es multigigabit, esto significa que podremos sincronizar a velocidades de 100Mbps, 1Gbps, 2.5Gbps, 5Gbps y 10Gbps, con el fin de adaptarse siempre a la máxima velocidad posible de la tarjeta de red, ya que soporta el estándar NBASE-T.

Otras características importantes de este modelo es que la capacidad de switching de este dispositivo es de hasta 76Gbps, con una capacidad non-blocking de 38Gbps, permite Jumbo Frames de hasta 10KB y la capacidad máxima de la tabla MAC es de 16K. Por último, el método de transmisión de datos es el Store And Forward típico que encontramos en esta clase de dispositivos.

Este equipo tiene varios LEDs en su parte frontal donde nos indicará el estado de los puertos, tanto la velocidad de sincronización como también la transferencia de datos que se realice, además de los LEDs de encendido del propio switch y del estado del mismo. El QNAP QSW-308-1C no tiene ventilador, gracias a esto es totalmente silencioso, ya que es un switch 10G de escritorio, no está diseñado para estar en un rack.

Otras características de este switch es que su diseño es realmente elegante, aunque está acabado en plástico de color blanco brillante. Sus dimensiones son bastante reducidas midiendo 290 (Largo) x 127 (Ancho) x 42,5 (alto) mm. El peso de este switch QNAP QSW-308-1C es de tan solo 0,77Kg.

En el siguiente vídeo podéis ver el unboxing del QNAP QSW-308-1C y también sus principales características técnicas:

Características Técnicas del QNAP QSW-308-1C

  • 8 puertos 10/100/1000Mbps Full-Dúplex
  • 2 puertos SFP+ a 10Gbps
  • 1 puerto SFP+/10GBASE-T Combo con soporte para NBASE-T (2.5G y 5G).
  • Auto MDI/MDI-X para detección automática del cable.
  • Negociación automática Full-Dúplex y Half-Dúplex (solo en 10Mbps y 100Mbps).
  • Estándares soportados: IEEE 802.3 10Base-T, 802.3u 100Base-TX, 802.3ab 1000Base-T, 802.3an 10GBASE-T, 802.3bz 2.5G/5G BASE-T Multigigabit Ethernet.
  • 803.3x de control de flujo.
  • Jumbo frames hasta 10K.
  • Tabla MAC de hasta 16K direcciones.
  • Dimensiones: 290 (Largo) x 127 (Ancho) x 42,5 (alto) mm.
  • No incorpora ventilador.
  • Switch no gestionable.
  • Fuente de alimentación: 12V de tensión de corriente y 3A de intensidad de corriente.

También debemos recordar que la instalación de un switch no gestionable es completamente Plug&Play, tan solo deberemos conectar con un cable de red nuestro router o punto de acceso a este switch para dar conectividad al switch a la red local, posteriormente basta con conectar el resto de equipos vía cable, y automáticamente el switch negociará la velocidad de conexión y le dará acceso a la red local.

Os recomendamos leer nuestro completo tutorial sobre cómo tener una completa red 10G en tu hogar o empresa, y todos los equipos que debes tener en cuenta así como el cableado.

Análisis Externo

Este switch no gestionable QNAP QSW-308-1C viene en la típica caja de los productos empresariales, aunque en esta ocasión, en la parte frontal encontraremos una pegatina con las principales características del propio switch. En esta pegatina podremos ver que es un switch no gestionable, el modelo exacto del equipo, que incorpora un total de 3 puertos SFP+ a 10Gbps, incluyendo el puerto SFP+/RJ-45 Combo que tenemos disponible. También nos indica que tendremos un total de 8 puertos Gigabit Ethernet, es totalmente Plug&Play porque es no gestionable, no incorpora ningún tipo de ventilador, y está diseñado para hogares domésticos y también oficinas.

En la parte trasera de la caja no encontraremos ninguna característica más ni nada relevante, únicamente los derechos reservados sobre el logo de QNAP.

En el interior de la caja encontraremos el switch no gestionable 10G QNAP QSW-308-1C perfectamente protegido por un plástico protector. El contenido de la caja de este switch es el siguiente:

  • QNAP QSW-308-1C
  • Fuente de alimentación con conector circular
  • Cable de alimentación
  • Guía de instalación rápida del switch.

Tal y como podéis ver a continuación, la fuente de alimentación incorpora un conector circular diferente a los que hemos visto anteriormente, y es que, gracias a este adaptador, vamos a poder ubicar muy fácilmente dicho cable de alimentación sin retorcerlo, de tal forma que no se dañará.

El cable de alimentación que tenemos en la caja de este switch es el típico con conector shucko que encontramos en la mayoría de equipos, lo más destacable es la propia fuente de alimentación con el conector circular en el centro, y con un diseño que nos permite orientarlo muy fácilmente. La fuente de alimentación es capaz de proporcionar una tensión de corriente de 12V, y una intensidad de corriente de 3A, suficiente para alimentar el propio switch.

En la guía de instalación rápida, QNAP nos enseña los principales puertos y conectores que tenemos en el switch, y el número del puerto que pertenece a cada uno de ellos. Lo más importante son los puertos Combo (SFP+/10GBASE-T), en este puerto Combo no podremos conectar dos equipos simultáneamente, sino que podremos conectar un equipo vía SFP+ o vía RJ-45, pero no ambos a la vez.

Este switch QNAP QSW-308-1C tiene un color blanco brillante realmente elegante, perfecto para ubicarlo en nuestro hogar encima de la mesa, e incluso también en la oficina. En la parte frontal es donde encontraremos todos y cada uno de los puertos del switch, tal y como suele ser habitual. En la zona de la izquierda es donde tendremos los 8 puertos Gigabit Ethernet para la LAN, y en la parte central es donde tendremos los dos puertos SFP+ dedicados, y el puerto Combo (número 11) con interfaces SFP+ y RJ-45, tal y como podéis ver a continuación:

En la parte lateral derecha e izquierda encontraremos unas pequeñas rejillas de ventilación para evacuar el aire caliente del interior. En la zona de la izquierda es donde conectaremos la fuente de alimentación.

En la parte superior encontraremos una pequeña pegatina que nos indicará las características clave de este switch (no gestionable, 8 puertos Gigabit Ethernet, 3 puertos 10G con uno de ellos Combo y compatible con NBASE-T (2.5G y 5G)). Por último, en la parte trasera encontraremos otra pequeña rejilla de ventilación, y podremos ver también dónde se conecta la fuente de alimentación de este switch 10G.

En la parte inferior del switch QNAP QSW-308-1C podremos ver las cuatro almohadillas antideslizantes, ya que este equipo está preparado para ponerlo directamente encima de una mesa, no es un equipo enrackable. En esta zona también tendremos una pequeña pegatina con el número de serie, el modelo exacto del equipo, las características eléctricas, y las diferentes certificaciones que ha pasado este dispositivo.

Una vez que hemos visto en detalle cómo es este switch no gestionable con puertos 10G QNAP QSW-308-1C, vamos a irnos directamente al laboratorio de pruebas para comprobar el rendimiento real de la conexión 10G de este equipo.

Laboratorio de Pruebas

Un switch no gestionable trabaja en la capa 2 de la pila de protocolos TCP/IP, es decir, trabaja en la capa de enlace. Al estar en la capa de enlace, si conectamos este dispositivo a un router, y dos ordenadores con cliente-servidor iperf3 al switch, el tráfico no pasará por el router (capa de red) sino directamente por el switch (capa de enlace). Para la realización de las pruebas de rendimiento con este switch 10G, hemos utilizado tanto los protocolos SMB/CIFS, FTP y el programa iperf3 para medir el tráfico entre los dos servidores NAS que QNAP nos ha enviado.

Servidores NAS utilizados, configuración de discos y configuración de red

El primer servidor NAS que nos han enviado, ha sido el QNAP TVS-672XT, con un procesador Intel i3-8100T Quad-Core a 3.1GHz de velocidad, 16GB de RAM, un puerto 10GBASE-T en su parte trasera, y con una configuración de 4 discos duros WD Red en RAID 0, y dos SSD en RAID 0 para utilizarlo con Qtier en una carpeta en concreto, y tener el mejor rendimiento posible en lectura y escritura.

El segundo servidor NAS que nos ha enviado, ha sido el QNAP TVS-882ST3, con un procesador Intel i7-6700HQ Quad-Core a 2.6GHz de velocidad, 8GB de RAM, dos puertos 10GBASE-T en su parte trasera, y con una configuración de 4 SSD en RAID 0 para usarlos de manera global en el NAS, y tener el mejor rendimiento posible en lectura y escritura.

Los dos servidores NAS los hemos conectado a través del puerto 10GBASE-T que incorporan, el NAS QNAP TVS-672XT lo hemos conectado directamente al puerto 10GBASE-T del switch, y el NAS QNAP TVS-882ST3 lo hemos conectado a través de un transceiver SFP+ a 10GBASE-T, con el objetivo de utilizar también un cable de red Cat7 normal y corriente. Debemos recordar que este switch no dispone de dos puertos 10GBASE-T, por este motivo hemos tenido que utilizar el transceiver SFP+ a 10GBASE-T

Una vez que hemos configurado los dos servidores NAS en cuanto a almacenamiento se refiere, y los hemos conectado al switch 10G QNAP QSW-308-1C, hemos configurado los dos equipos con Jumbo Frames a 9K para tener el mejor rendimiento posible.

La configuración del QNAP TVS-672XT es IP dinámica, Jumbo Frames a 9K, y velocidad de sincronización 10Gbps, lo esperado.

La configuración del QNAP TVS-882ST3 es IP dinámica, Jumbo Frames a 9K, y velocidad de sincronización 10Gbps, lo esperado.

Pruebas de rendimiento transfiriendo archivos vía SMB/CIFS y FTP

En las pruebas de rendimiento de lectura y escritura, hemos utilizado la aplicación integrada File Station 5 en el sistema operativo QTS. Esta aplicación nos permitirá «montar» remotamente carpetas, a través de Samba y también de FTP. Nosotros hemos utilizado ambos protocolos para las pruebas de rendimiento. Hemos probado a pasar un archivo MKV de 55GB de un servidor NAS a otro.

En la primera prueba hemos probado a pasar un archivo MKV de 55GB desde el TVS-882ST3 al TVS-672XT vía Samba. Hemos tardado un total de 140 segundos en pasar 55,56GB de datos, por lo que la velocidad media de transferencia es de 407MB/s. No obstante, hemos comprobado que tenemos picos de hasta 636MB/s de velocidad.

En la segunda prueba hemos probado a pasar este mismo archivo MKV de 55GB desde el TVS-672XT al TVS-882ST3 vía Samba y también vía FTP.

  • Samba: Hemos tardado un total de 118 segundos en pasar 55,56GB de datos, por lo que la velocidad media de transferencia es de 483MB/s. No obstante, hemos comprobado que tenemos picos de hasta 699MB/s de velocidad.
  • FTP: Hemos tardado un total de 139 segundos en pasar 55,56GB de datos, por lo que la velocidad media de transferencia es de 409MB/s. No obstante, hemos comprobado que tenemos picos de hasta 593MB/s de velocidad.

Teniendo en cuenta estas velocidades, está claro que nos hemos conseguido llegar hasta los 10Gbps de velocidad de sincronización, pero esto es debido a una limitación de lectura y escritura en los propios discos. Para evitar esto y medir el rendimiento de la red, hemos utilizado Linux Station usando Ubuntu 18.04 LTS y ejecutando el popular programa iperf3, para comprobar el ancho de banda entre los dos servidores NAS.

En esta prueba hemos utilizado iperf3 como cliente en el NAS TVS-672XT, y como servidor en el TVS-882ST3, y hemos utilizado 20 conexiones TCP simultáneas. También hemos intercambiado el cliente/servidor iperf3 entre ellos, con una velocidad muy similar.

En este caso hemos llegado entorno a 9Gbps de velocidad, un rendimiento excelente y el que se espera de un switch 10G.

En esta prueba hemos utilizado iperf3 como cliente en el NAS TVS-672XT, y como servidor en el TVS-882ST3, y hemos utilizado 100 conexiones TCP simultáneas. También hemos intercambiado el cliente/servidor iperf3 entre ellos, con una velocidad muy similar.

En este caso también hemos llegado entorno a 9Gbps de velocidad, un rendimiento excelente y el que se espera de un switch 10G.

Teniendo en cuenta el rendimiento conseguido, está claro que este switch 10G deberá ser utilizado con servidores o NAS de gama alta, con un muy buen hardware y combinado con diferentes niveles RAID para exprimir al máximo la velocidad de la red local, tal y como hemos hecho con el programa iperf3.

Conclusiones

Este switch se ha comportado de forma excelente en las pruebas de rendimiento. Tal y como habéis podido ver, la velocidad es realmente alta llegando sin problemas a los 9Gbps de velocidad real utilizando 100 hilos TCP concurrentes. Si vas a utilizar este switch para tu hogar y quieres exprimir al máximo los puertos SFP+ y el puerto 10GBASE-T, deberás tener un servidor NAS de alto rendimiento, de lo contrario llegarás hasta unos 5Gbps aproximadamente.

Debemos tener muy en cuenta que este switch es no gestionable, por lo que no podremos realizar Link Aggregation ni otras muchas funciones avanzadas, es simplemente un conmutador muy rápido.

Hasta aquí hemos llegado con el análisis de este switch no gestionable QNAP QSW-308-1C, ahora os vamos a mostrar sus puntos fuertes, puntos débiles y también las conclusiones finales.

Puntos Fuertes

  • El rendimiento conseguido por este switch no gestionable ha sido excelente en todas las pruebas de rendimiento, llegando hasta 9Gbps en las pruebas 10G que hemos realizado con dos servidores NAS.
  • El acabado en plástico duro con un color blanco brillante es apto para ubicarlo encima de la mesa de nuestro hogar y oficina.
  • Facilidad de instalación ya que es no gestionable, y, por tanto, es totalmente Plug&Play.
  • LED de estado de encendido del equipo y estado del switch, los LEDs de estado de los puertos Gigabit y los 10G son muy útiles para controlar qué está ocurriendo en nuestra red, y si los dispositivos cableados están conectados correctamente.
  • Incorporación de 8 puertos Gigabit Ethernet para la LAN para conectar la mayoría de ordenadores de hoy en día.
  • Incorporación de un total de 3 puertos 10G en un switch de ámbito doméstico, 2 puertos SFP+ dedicados, y un puerto Combo SFP+/RJ-45
  • No tiene ventilador activo, por lo tanto, es completamente silencioso.
  • Precio sobresaliente: Este switch no gestionable podremos encontrarlo en tiendas por unos 210€, un precio competitivo ya que debemos tener en cuenta que tiene 3 puertos 10GbE (uno de ellos Combo con compatibilidad con NBASE-T), ningún fabricante ofrece esta característica por menos precio.

Puntos Débiles

  • Solo incorpora un puerto 10GBASE-T, si vamos a conectar dos equipos con puertos 10GBASE-T deberemos comprar un transceiver SFP+ a 10GBASE-T para usar este switch. Hubiera sido ideal incorporar otro puerto 10GBASE-T con NBASE-T, aunque hubiera sido también Combo.
  • El switch no es gestionable, no tenemos la posibilidad de realizar ninguna configuración avanzada. Podrían haber incorporado un «gestionado sencillo» para incorporar características básicas de los switches gestionables, como Link Aggregation.

Conclusiones Finales

El fabricante QNAP ha demostrado que no solo sabe hacer muy buenos servidores NAS, sino también switches 10G no gestionables. En este caso, este switch 10G no gestionable tiene un diseño elegante apto para hogares y oficinas, ya que no es un switch enrackable, sin embargo, lo más destacable es el rendimiento real que hemos conseguido con este equipo, llegando fácilmente hasta los 9Gbps de velocidad real utilizando iperf3 en dos servidores NAS de gama alta. Si vas a transferir archivos y quieres exprimir al máximo estos puertos de red de alta velocidad, tendrás que hacer uso de varios SSD en configuraciones RAID para poder exprimirlo al máximo, y que el cuello de botella no esté en el propio servidor.

Este QNAP QSW-308-1C no es gestionable, por tanto, no podremos crear VLANs, hacer Link Aggregation ni otras funciones avanzadas, es simplemente plug&play pero con unas características realmente interesantes para acelerar la red doméstica y la red de la oficina. Este switch es ideal en un entorno doméstico o de pequeñas oficinas que tienen un servidor NAS con puertos 10GBASE-T y puertos SFP+, y por supuesto, con un hardware de gama alta y almacenamiento SSD para exprimir al máximo el rendimiento de la red cableada. Hay que tener en cuenta que no dispone de dos puertos 10GBASE-T, por tanto, si tienes dos servidores NAS con puertos de este tipo, tendrás que utilizar un transceiver SFP+ a 10GBASE-T, tal y como hemos tenido que hacer nosotros para poder usar estos dos servidores NAS. También debes tener en cuenta el cableado de red a utilizar, y es que puedes usar DAC con conectores SFP+, o también cables Cat6 o superior para conseguir estas velocidades.

Teniendo en cuenta el rendimiento conseguido en las pruebas, su facilidad de uso y su precio (210 euros) competitivo teniendo en cuenta que es un switch con tres puertos 10GbE (2 SFP+ dedicados y otro Combo SFP+ y 10GBASE-T), la valoración de RedesZone.net es la siguiente:

Esperamos que os haya gustado el análisis, si tenéis alguna duda podéis ponernos un comentario y os responderemos encantados.