D-Link DHP-329AV


El fabricante D-Link no solo ha destacado por su amplia variedad de cámaras IP o routers neutros de alto rendimiento. Hay que tener en cuenta que se adentró en el mundo de los dispositivos HomePlug y que también posee una amplia variedad de equipos donde el usuario puede elegir en función de las necesidades que posea.

EUR 79,72 EUR

Este análisis va a tratar de un dispositivo PLC, concretamente del D-Link DHP-329AV, un dispositivo que está equipado con dos puertos de red Fast Ethernet (10/100Mbps) y que es capaz de alcanzar velocidades de hasta 500 Mbps teóricos. Evidentemente resulta complicado que con dos puertos se lleguen a alcanzar esas velocidades pero sí que esperamos que la suma de ambos al menos logre superar los 150 Mbps, un resultado que estaría muy bien para unos dispositivos que utilizan el primer estándar HomePlug. En lo referido al precio, estos dispositivos poseen un precio que se encuentra entre 50-60 euros, oscilando entre estas dos cifras en función de la tienda donde se adquieran.

Antes de ver las características más importantes de estos dispositivos hay que decir que su tamaño es francamente reducido, haciendo que su ubicación en una regleta o en un enchufe no sea un problema.

Características Técnicas de los D-Link DHP-329AV

  • Estándares soportados:  IEEE 802.3, IEEE 802.3u, Homeplug AV
  • Interfaz: Fast Ethernet 10/100
  • Número de puertos: 2
  • Indicadores LED: PWR, PLC, PORT1, PORT2
  • Dimensiones: 81 × 61 × 27 (mm)
  • Seguridad: Cifrado 128-bits AES
  • Botón de emparejado
  • Sistemas operativos: Windows XP, Windows Vista, Windows 7, Windows 8, Linux, Mac OS

Análisis Externo

Como suele ser habitual, lo primero que hacemos en estos casos es fijarnos en el aspecto y la presentación de la caja que contiene los dispositivo. En la parte frontal de la caja tenemos una visión de cómo son los dispositivos y podemos ver algunas características destacables, como la inclusión de dos puertos de res Fast Ethernet en ambos y el tamaño reducido que presentan. Los dispositivos se consideran Plug&Play, esto quiere decir que nada más sacarlos de la caja bastará con enchufarlos y ambos se sincronizarán sin que el usuario tenga que hacer nada. El uso que se puede dar a estos dispositivos es bastante variado, desde conectar un decodificador IPTV hasta dar acceso a Internet a un ordenador, una consola o un televisor inteligente. La simplicidad que en un principio poseen se ve mejorada por la inclusión de dos puertos de red, cambiando por completo la percepción del dispositivo.

En uno de los laterales de la caja que contiene el dispositivo encontramos la referencia de nuevo a la fácil instalación que poseen estos. También hay que mencionar que los PLC poseen un modo ahorro de energía que suspende los equipos cuando no encuentra actividad en ninguno de los puertos de red. En el lateral restante podemos encontrar las características y funciones que hemos visto con anterioridad, destacando que los dispositivos poseen dos años de garantía.

La parte trasera de las cajas son para detallar el funcionamiento de los dispositivos y ejemplificar su uso mediante algún tipo de esquema, algo que es habitual en la mayoría de los fabricantes y este no es una excepción. Se puede leer un texto en inglés donde se detalla cuál sería el uso o usos más habituales para estos dispositivos. En el lado derecho aparece una especie de tabla donde se puede ver qué mejoras existen con respecto a la revisión anterior del estándar AV. También se puede ver un pequeño esquema donde se ve como dos dispositivos PLC conectan un ordenador y una consola a Internet, haciendo uso de la red eléctrica.

Además de toda esta información, D-Link también se ha molestado en sugerirte con qué otros modelos se pueden combinar, haciendo mención a los DHP-308AV y DHP-310AV.

Dejando de lado el embalaje, vamos a comenzar a hablar del contenido del embalaje:

  • Dos dispositivos D-Link DHP-329AV.
  • Dos cables de red de 1,5 metros aprox.
  • CD de instalación y documentación
  • Guía de instalación rápida

Evitando hablar por el momento de los dispositivos, vamos a comenzar hablando del resto del contenido. Un buen detalle incluir dos cables de red y que estos posean al menos 1,5 metros. Está claro que hoy en día no es complicado encontrar un cable de red, pero siempre se agradece que se incluyan, son pequeños detalles por parte de los fabricantes que siempre ayudan a ganar un poco más a los usuarios.  Además de los cables de red el embalaje también contiene un CD de instalación con una utilidad que permite controlar los dispositivos y documentación adicional que complementa la información aportada por la guía de instalación rápida incluida. Para poner punto y final a este listado, el contenido se completa con información sobre las condiciones de garantía del producto y la declaración de conformidad del mismo.

Con respecto a los dispositivos, hay que comenzar resaltando que poseen un tamaño muy reducido, y si lo comparamos con un ratón de ordenador la diferencia sigue siendo aún favorable para el PLC. Los equipos son totalmente blancos y solo se ve roto esto por culpa de los 4 indicadores LED que se encuentran localizados en el frontal del dispositivo. En la parte superior e inferior los equipos poseen agujeros para evitar que el calor se acumule en el interior de los mismo, encontrándose también la parte inferior los dos puertos de red y el botón de sincronismo entre los dispositivos.

Tal y como hemos indicado con anterioridad, los dos puertos son Fast Ethernet, siempre solemos ser bastante críticos con la utilización de esta especificación de puertos pero teniendo en cuenta que existen dos puertos en cada dispositivo y que la velocidad efectiva no supere los 100 Mbps, es probable que haya sido la mejor opción para ahorrar costes.

Con respecto a los indicadores LED que existen, a continuación os explicamos los diferentes estados que pueden llegar a tener durante el funcionamiento de los dispositivos:

  • Encendido
  • Fijo: El dispositivo funciona sin problemas.
  • Parpadeando: El dispositivo se está iniciando, reiniciando o bien se encuentra en modo ahorro de energía.
  • Apagado: No existe corriente en el enchufe en el que se encuentra conectado el PLC.
  • Red eléctrica
  • Apagado: No existe sincronismo con otro dispositivo PLC.
  • Fijo: Existe conexión con al menos otro equipo haciendo uso de la red eléctrica. En función de la cobertura el color de este indicador puede variar:
  1. Rojo: Mala-Aceptable
  2. Naranja: Aceptable-Buena
  3. Verde: Buena-Muy buena
  • Puerto 1 y 2
  • Apagado
  • Fijo

Para acabar con el diseño externo de los PLC, nos quedamos con un tamaño reducido y un diseño elegante.

Análisis Interno

Para acceder al interior de los equipos PLC solo es necesario retirar un tornillo que se encuentra en la parte posterior del equipo. Para abrir la carcasa es necesario tener en cuenta que en la parte superior hay dos pestañas y que en los laterales también existen dos pestañas. Son mucho más accesibles los laterales que los de la parte superior, por lo que con un destornillador plano comenzamos a hacer palanca hasta que conseguimos sacar la pestaña. De esta forma conseguimos abrir el dispositivos quedando únicamente dos, que no están accesibles, y que se encuentran en la parte inferior, justo encima de los puertos de red.

Cuando accedemos al interior nos llevamos una gran sorpresa: es el primer dispositivo PLC con chipset Broadcom que tenemos la oportunidad de probar. Entre condensadores y transistores podemos encontrar el chipset y los dos controladores de los puertos de red.

Con respecto al chipset de red estaríamos hablando de un Broadcom BCM60321, mientras que los controladores de los puertos corresponden también al chipset (generalmente van de la mano) y son el modelo BCM60321.

Banco de Pruebas

Tal y como hemos hecho con los routers neutros, puntos de acceso y otros PLC que hemos tenido en nuestras manos, vamos a someterlos al JPerf con varios hilos concurrentes.

Al tratarse de PLCs, vamos comprobar cual es la calidad de la transmisión en diferentes puntos de una vivienda. La prueba será realizada utilizando como router/punto de acceso un TP-LINK WR1043ND con firmware original del fabricante. Las pruebas serán realizadas en diferentes enchufes a lo largo de la casa y serán probados enchufados de forma directa a estos.

Este es el esquema de la vivienda en el que se van a situar nuestras pruebas (es una vivienda real). Se trata de una vivienda de dos pisos. En primer lugar, la ubicación de los enchufes donde realizaremos las pruebas es en la planta baja.

mapa_electrico_vivienda

Y la planta superior.

mapa_electrico_vivienda_1

Pruebas de rendimiento sometiendo a estrés los dispositivos

En la siguiente tabla podréis comprobar los resultados que hemos obtenido con las pruebas de rendimiento sometiendo a los PLCs con diferente número de hilos de forma simultánea.

d link dhp-329 prueba de rendimiento

Primeras conclusiones

Ya comentamos con anterioridad que no esperábamos que la velocidad fuese demasiado alta, sin embargo, sí que nos ha decepcionado que esta no consiga alcanzar el límite que ofrecen los puertos de red (100 Mbps) quedándose en apenas 60 Mbps. A pesar de todo hay que tener en cuenta que estamos hablando de unos PLC que utilizan el estándar AV y no el AV2, por lo tanto, el resultado no se puede considerar malo del todo, aunque tampoco es que sea una maravilla.

Prueba de funcionamiento con la IPTV Movistar TV

Al tratarse de un dispositivo con unos resultados de velocidad tan bajos queda descartado para su utilización en fibra óptica, sin embargo, sí que podría ser posible utilizarlo en conexiones ADSL2+ o incluso con la IPTV Movistar TV. Por este motivo, vamos a hacer una prueba de visionado de este servicio para comprobar la validez o no de estos.

Conclusiones

Puntos fuertes

  • Dos puertos de red.
  • No sufren pérdidas de sincronismo

Puntos débiles

  •  Mucha sensibilidad a la distancia.

Puntuación Final

Aunque la tendencia sea otra muy distinta (por lo menos durante este último año) este dispositivo hace uso del estándar AV, para ser más concretos el AV 500, sucesor del AV 200. Evidentemente a la hora de emitir un veredicto no se puede comparar con los dispositivos que utilizan el AV2 porque estaría jugando en clara desventaja. A la hora de obtener conclusiones nos encontramos ante un dispositivo que puede resultar atractivo por tres razones: tamaño, presencia de dos puertos y no pierde sincronismo, prestando especial atención a este último aspecto.

Sin embargo, cabe señalar que la velocidad no es del todo la esperada, estando lejos del límite que establecen los puertos Fast Ethernet de 100 Mbps. A pesar de todo, sí queremos recomendar la compra de este producto y queremos dar mucha importancia al simple hecho de que el sincronismo entre dispositivos no haya experimentado problemas. Con las velocidades en la mano no podemos recomendar el producto para conexiones de fibra óptica (al menos si se quiere disfrutar de la capacidad de la línea) pero sí sería un producto recomendado para las conexiones ADSL2+ de 10 y 20 megas. Creemos que su precio próximo a 50 euros y la presencia de dos puertos suman un papel muy importante que ha influido a la hora de fijar una puntuación final para el producto.

EUR 79,72 EUR

De este modo, la puntuación final de los PLC D-Link DHP-329AV es de 7/10.

valoracion_7

Publicado por Adrián Crespo el 12 Noviembre 2014 , actualizado el 10 Enero 2017

Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10