Domótica y automatización no es lo mismo, descubre las diferencias

Domótica y automatización no es lo mismo, descubre las diferencias

Javier Jiménez

Hacer nuestras viviendas inteligentes es algo que está cada vez más presente. Tenemos muchas opciones disponibles. Podemos controlar dispositivos de todo tipo desde el móvil, hacer que se enciendan o apaguen bombillas, gestionar mejor el consumo… La domótica y automatización son términos muy utilizados en estos casos. Ahora bien, ¿son similares? En este artículo vamos a explicar cuáles son sus diferencias y para qué sirve cada uno de ellos.

En qué consiste la domótica

El término domótica es el que más vemos. Básicamente hace referencia a dispositivos y electrodomésticos inteligentes que tenemos en casa. Todos ellos los vamos a poder controlar desde otro aparato, como puede ser un móvil. Por ejemplo, puedes usar tu lavadora domotizada y controlarla desde el teléfono.

Es, por tanto, la capacidad de los dispositivos para conectarse entre sí y poder utilizarlos desde otro distinto. Lógicamente, una lavadora, horno o cualquier electrodoméstico convencional no lo podemos controlar desde el móvil. En cuanto esto sí es posible, cuando podemos conectar otro aparato y tener control, entonces es cuando hablamos de domótica.

Dicho de otra forma, estos aparatos pasan a ser considerados inteligentes. Pasan a estar conectados a la red y pueden ser controlados. ¿Qué ejemplos podemos poner? Podemos hablar de bombillas inteligentes que podemos encender o apagar desde el móvil, electrodomésticos como un horno, lavadora, lavavajillas… Estos aparatos van a contar con red Wi-Fi y podrán conectarse al móvil.

Lo que permite la domótica es poder controlar dispositivos sin necesidad de tener que ajustarlo de forma manual, de forma física. Es decir, tal vez estemos en una habitación y queramos encender el horno simplemente desde el móvil, sin tener que ir hasta la cocina, para que empiece a precalentarse. Eso es domótica.

Qué es la automatización

Después de explicar en qué consiste la domótica, es más sencillo ver las diferencias con automatización. Aunque en cierto modo ambas son similares en cuanto a ganar comodidad, ahorrar tiempo o incluso en la factura de la luz, en realidad hay diferencias. Vas a verlas cuando expliquemos en qué consiste.

La automatización significa el control automático de ciertas funciones. Por ejemplo, la domótica se refiere a poder controlar desde el móvil el encendido o apagado de las bombillas. La automatización sería que esas bombillas puedan encenderse o apagarse solas, en función de unos parámetros. Por ejemplo, podrían encenderse cuando entramos en una habitación, apagarse cuando la luz del sol es suficiente, estar encendidas solo a ciertas horas, etc.

Lo mismo podemos decir de otros aparatos domotizados que se puedan automatizar. Por ejemplo un robot aspirador, que de forma autónoma empiece a limpiar a ciertas horas, algunos días de la semana. También podemos nombrar persianas que automáticamente se abrana ciertas horas, cámaras de vigilancia que automáticamente nos envíen imágenes o avisos cuando detecta algo extraño, etc.

En definitiva, el término automatización está directamente relacionado con la domótica, pero no son lo mismo. En otras palabras, puede haber domótica sin automatización. Por tanto, si quieres hacer tu vivienda inteligente y empiezas a leer manuales y ves muchos dispositivos que puedes usar, ya sabes cuál es la diferencia entre estos dos términos.

¡Sé el primero en comentar!