Sensor de puerta o de movimiento: ¿qué es mejor para mi casa?

Sensor de puerta o de movimiento: ¿qué es mejor para mi casa?

Javier Jiménez

La domótica ofrece un amplio abanico de opciones en nuestro día a día. Podemos automatizar tareas o incluso ahorrar energía, pero también mejorar la seguridad del hogar. En este artículo vamos a hablar de dos dispositivos que pueden ayudarte si quieres proteger la vivienda. Hablamos de los sensores de movimiento y de puerta abierta. ¿En qué se diferencian? ¿Cuál es mejor para el objetivo de mejorar la seguridad del hogar?

Sensor de movimiento vs puertas y ventanas

Si quieres proteger tu vivienda, tener en cuenta la domótica es una opción estupenda. Puedes instalar cámaras de vigilancia en diferentes lugares, pero también sensores inteligentes que se conecten a Internet. Estos sensores pueden enviar una alerta al móvil en cuanto detecten algo extraño, además de poder activar una alarma.

Pero dentro de los sensores inteligentes para la seguridad de una vivienda podemos encontrar diferentes tipos. Dos ejemplos muy claros son los sensores de movimiento y los que sirven para detectar una ventana o puerta que esté abierta. En ambos casos podemos recibir una alerta si un intruso entrara sin nuestro permiso.

Hay diferencias importantes, aunque podemos decir que son perfectamente compatibles. Puedes decidir instalar sensores de movimiento y también de apertura de puertas o ventanas. Conviene analizar las ventajas de cada opción y así poder decidir mejor qué te interesa para proteger tu vivienda.

Ventajas de un sensor de movimiento

En primer lugar tenemos los sensores de movimiento. Van a poder detectar cualquier presencia que se encuentre dentro de su campo de visión. Si una persona entra sin tu permiso en casa, lanzará un aviso al móvil y además podrá activar una alarma. Son muy usados junto a cámaras de vigilancia.

Los puedes colocar donde quieras. Utiliza la tecnología para analizar movimientos extraños, aunque según el modelo podrán actuar de una u otra forma. Una ventaja muy importante es que puede cubrir un gran espacio. Por ejemplo lo puedes poner en una habitación y detectar movimiento en cualquier rincón.

Otra ventaja es que actúan independientemente de por dónde entre el ladrón. No importa si accede a través de una puerta o de una ventana, ya que se va a activar en cuanto detecte un movimiento sospechoso en su campo de acción.

Sensor de movimiento

Beneficios de sensores para puertas y ventanas

Por otro lado tenemos los sensores de ventanas y puertas. Son básicamente un pequeño dispositivo que cuenta con dos piezas. Una de ellas se pega al marco de la puerta o ventana y la otra en la propia puerta o ventana, a apenas unos milímetros. Cuando se abre la puerta o ventana, esas dos piezas se separan y es cuando detecta que se ha abierto.

La ventaja principal es que resulta muy sencillo de colocar y además son económicos. Basta con ponerlos en las puertas y ventanas que te interesen y puedes poner varios repartidos por la vivienda. Si un intruso fuerza la puerta y llega a abrirla, se activará y lanzará un mensaje de advertencia.

Otro beneficio es que son muy precisos. Al estar separados por apenas unos milímetros, detecta cuando alguien entra sin problemas. Basta con que la ventana o puerta se abra un poco. El problema es que no detectaría si el intruso entra por otro lugar o incluso si rompe el cristal de la ventana y accede sin llegar a abrirla.

Por tanto, como ves hay dos opciones para utilizar sensores de seguridad en casa. Tanto los sensores de movimiento como los de apertura de puertas y ventanas tienen sus ventajas y desventajas. Puedes llegar a usarlos de manera conjunta.

¡Sé el primero en comentar!