Qué hacer para ahorrar con la calefacción eléctrica este invierno

Qué hacer para ahorrar con la calefacción eléctrica este invierno

Pablo Bisio

Ya tenemos aquí el invierno y con él comienza la temporada de manta y calefacción. La primera no supone un gasto significativo, sin embargo, con la segunda puede ser que nos lo pensemos dos veces a la hora de encenderla. Puede que tengamos la solución para que este invierno gastes menos en calefacción sin perder un grado de calor en tu hogar. Te contamos los principales trucos para un uso eficiente de la calefacción eléctrica en casa.

Calefacción eficiente

Tener una calefacción eficiente en nuestro hogar es fundamental para ahorrar muchísimo dinero a lo largo de todo el invierno, no solamente es muy importante aislar nuestra casa correctamente, sino utilizar sistemas de calefacción lo más eficiente posible. También es muy interesante intentar darle una cierta «inteligencia» a la calefacción que tengas, y que no esté siempre encendida incluso cuando no estamos en casa.

Usar un termostato

Contar con un termostato nos ayudará a mantener una temperatura correcta de forma automática. La falta de este dispositivo conlleva estar pendientes del control de temperatura, algo que nos exige calibrarlo de forma manual y que puede provocar un consumo poco eficiente de la calefacción.

Además, con los termostatos inteligentes puedes programar el encendido y apagado para que se ponga en funcionamiento en las horas que tú elijas. Esto te ayudará a ahorrar a la larga, ya que solo mantendrá la temperatura cuando sea necesario.

Radiadores eléctricos de bajo consumo

Activa los radiadores desde tu smartphone

Una buena forma de ahorrar en el consumo de la luz es adquirir radiadores y toalleros que lleven integrados paneles de control que nos permitan activarlos a través de nuestro smartphone.

Esta es una buena alternativa a los termostatos, ya que realizarán la misma función, llegando incluso a mejorarlas gracias a las nuevas funciones que incorporan algunas aplicaciones como es la conectividad Wi-Fi.

Sustituir radiadores y toalleros antiguos

En la actualidad contamos con una gran oferta de toalleros y radiadores eléctricos que nos ofrecen un consumo reducido. Sustituir los antiguos por uno de estos modelos nuevos que lleven la etiqueta de ahorro energético ECO no solo nos ayudará a reducir el consumo eléctrico, sino que mejorará la calidad y el bienestar en nuestro hogar.

Algo muy importante que debes tener en cuenta, es que hoy en día existen modelos con WiFi para automatizar la calefacción de nuestro hogar. Antes de comprar, asegúrate de que lo tienen.

Ahorra con estos consejos básicos

Si quieres tener un ahorro adicional en la calefacción, a continuación, os dejamos algunos consejos básicos que deberías tener muy en cuenta para ahorrar lo máximo posible.

Aislamiento de ventanas y puertas

Si tenemos en cuenta que el 25% de la pérdida de calor de una casa está directamente relacionado con el tipo de aislamiento de las ventanas, lo primero para ahorrar en el gasto es contar con elementos como cristales aislantes o persianas automáticas que sellen la entrada y salida de aire.

Aunque pueda suponer una mayor inversión inicial, a la larga hará que nuestros aparatos de calefacción tengan que trabajar menos para conseguir mantener una temperatura agradable dentro del hogar. Al tener que emplear menos tiempo para calentar la casa, esto se traducirá en un menor consumo.

Ventilar la casa el tiempo estrictamente necesario

Algo que puede parecer de perogrullo, pero que, sin embargo, solemos pasar por alto es la ventilación. Excedernos en el tiempo que mantengamos nuestras ventanas o puertas abiertas puede suponer que el calor se escape, que baje la temperatura del interior de nuestra la habitación y, en consecuencia, tener que aumentar el tiempo de trabajo de la calefacción para volver a alcanzar una temperatura agradable.

Debemos tener en cuenta que la ventilación es importante, pero sin pasarse, sobre todo en invierno con temperaturas cercanas a 0ºC.

No cubrir los radiadores

Una de las prácticas más habituales en invierno, y que pasa desapercibida, es el uso de los radiadores para calentar la ropa o colocar un mueble demasiado cerca. Estos simples gestos pueden estar provocando una subida en nuestra factura de la luz porque estamos bloqueando la salida del aire e impidiendo que circule de manera eficiente por la habitación. De esta manera, no solo estaremos haciendo que aumente el tiempo en que la casa se caliente, sino que calefacción aumentará su potencia para alcanzar la temperatura que hayamos marcado.

A veces gestos simples como los que te hemos contado pueden hacer que tu factura de la luz se reduzca considerablemente. Acciones que nos llevarán poco tiempo y que nos ayudarán a disfrutar de un hogar cálido en invierno sin tener que invertir mucho tiempo en aplicarlas.

¡Sé el primero en comentar!