Por qué el antivirus no basta para evitar el ransomware

Las amenazas de seguridad informática están muy presentes en nuestro día a día. Existen muchos virus y tipos de malware capaces de afectar al rendimiento del equipo y llegar a robar información. Pero si hay un tipo de software malicioso muy peligroso es el ransomware. En este artículo vamos a hablar de por qué no es suficiente tener un antivirus para protegernos de este problema.

Evitar el ransomware requiere más que un antivirus

Los antivirus sirven para detectar una amenaza de seguridad informática y poder eliminarla. Pueden actuar antes de que entren en el sistema, pero también una vez ya has bajado un archivo o has instalado una aplicación insegura y necesitas borrarlos. Pero en el caso del ransomware esto no es tan sencillo.

Es cierto que un buen antivirus puede ayudarte a evitar el ransomware, pero hay que tener en cuenta que por sí solo no siempre es suficiente. No va a evitar que entres en una página peligrosa, que descargues un archivo que puede contener ese ransomware o que caigas en alguna trampa a través de redes sociales. Aunque sí puede lanzar un aviso si detecta algo extraño, no siempre va a ser suficiente.

Uno de los motivos es que surgen constantemente nuevas versiones de ransomware que se aprovechan de posibles vulnerabilidades o encuentran la manera de saltarse la protección del antivirus. Esto hace que pueda pasar un tiempo para que ese programa de seguridad que tienes instalado pueda detectar realmente el ransomware, por lo que puede ser demasiado tarde.

Además, una vez el ransomware ha actuado, un antivirus no va a poder hacer mucho. Vas a necesitar una herramienta para descifrar los archivos y no para todas las versiones de este tipo de amenazas de seguridad las hay. Por tanto, por mucho que tengas un buen antivirus puede que eso no te proteja del ransomware.

Consejos para mejorar la protección

Entonces, ¿qué debes hacer para evitar el ransomware y estar protegido? Va a ser imprescindible tener todo actualizado. Esto te permitirá corregir posibles vulnerabilidades que pueda haber en un sistema y que puedan ser la vía de entrada para que un ciberdelincuente llegue a robar datos o colar un ransomware.

También es fundamental descargar archivos desde fuentes fiables e instalar únicamente aplicaciones oficiales, bajadas desde fuentes seguras como son la propia página web del programa o usar tiendas como Google Play. Esto hará que tengas más garantías de que una aplicación es fiable.

Otro punto esencial para protegerte del ransomware es no cometer errores. Por ejemplo, no debes descargar cualquier archivo que te llega por e-mail sin saber si lo ha enviado un usuario legítimo o se trata de una trampa. Tampoco debes hacer clic en un enlace sin tener garantías de que no hay ningún problema.

Debes tener en cuenta que en la mayoría de ataques de ransomware y similares los piratas informáticos van a necesitar que cometas algún error. Necesitan que hagas clic en algo, descargues algún archivo o envíes algún tipo de datos. Por ello, evitar cometer errores y mantener el sentido común es la mejor protección contra el ransomware.

En definitiva, como ves un antivirus no es suficiente para estar protegido frente al ransomware. Necesitas contar siempre con las últimas actualizaciones, descargar programas solo de sitios fiables y, por supuesto, mantener el sentido común y no cometer errores.

¡Sé el primero en comentar!