Consejos básicos para evitar ataques de ingeniería social

Los piratas informáticos utilizan múltiples métodos para robar información e infectar los equipos de las víctimas. Se basan en estrategias para ganarse la confianza de los usuarios y así poder colar malware o robar las contraseñas. En este artículo vamos a hablar de qué es la ingeniería social y qué podemos hacer para evitar ser víctimas de este problema tan importante y a la vez presente en Internet.

Qué es la ingeniería social

En primer lugar vamos a hablar de qué son los ataques de ingeniería social. Básicamente podemos decir que son estrategias que utilizan los piratas informáticos para engañar a la víctima. Pueden hacerse pasar por una empresa legítima, por ejemplo, y pedir así información al usuario.

Este tipo de problema está muy presente en ataques como el Phishing. Buscan ganarse la confianza de los internautas para posteriormente realizar el ataque. Por ejemplo suplantar la identidad de una página web fiable y solicitar que la víctima inicie sesión. Con esto logran que los datos terminen en un servidor controlado por el atacante.

Por tanto, los ataques de ingeniería social tienen como objetivo engañar a la víctima. Suelen utilizar servicios como el correo electrónico, redes sociales o programas de mensajería. Debemos siempre tomar precauciones y estar protegidos.

Consejos para evitar los ataques de ingeniería social

Vamos a dar algunas recomendaciones para evitar ser víctimas de ataques de ingeniería social. Algunos puntos importantes a tener en cuenta para evitar que roben nuestra información personal, contraseñas o comprometan los dispositivos.

Evitar filtrar información

Algo fundamental para no ser víctimas de ataques de ingeniería social es no dejar rastro por Internet de forma pública. Por ejemplo evitar poner nuestra dirección de e-mail o número de teléfono en foros abiertos o páginas donde pongamos comentarios.

De esta forma evitaremos que los bots puedan rastrear esa información y sea utilizada en campañas de ataques Phishing y similares. Mientras menos datos hagamos públicos en la red, mucho mejor para nuestra privacidad.

Tener los equipos seguros

También es esencial tener los equipos correctamente protegidos. Un buen antivirus puede evitar la entrada de software malicioso que pueda comprometer nuestra seguridad. Son muchas las herramientas que podemos usar para todo tipo de sistemas operativos. Las hay tanto gratuitas como de pago.

Mantener nuestro ordenador o dispositivo móvil protegido va a evitar también que se filtre información personal o que puedan colarnos troyanos y otras variedades de malware para poder llevar a cabo ataques de ingeniería social.

Instalar siempre actualizaciones

Pero también hay que tener en cuenta la importancia de tener actualizados los equipos. Son muchas las vulnerabilidades que pueden surgir. Muchos tipos de fallos que podrían ser explotados por parte de los piratas informáticos.

Gracias a los parches y actualizaciones podemos corregirlos. Además, también mejoraremos el rendimiento al incluir las últimas versiones. Es uno de los factores que debemos tener siempre presentes.

Sentido común

Un consejo más, aunque quizás el más importante, es el sentido común. La mayoría de ataques de ingeniería social van a requerir la interacción de la víctima. Por ejemplo descargar un archivo adjunto malicioso por correo electrónico o abrir un link que recibimos por redes sociales.

Es importante siempre mantener el sentido común y no cometer errores que puedan comprometernos. De esta forma evitaremos sorpresas que puedan ponernos en riesgo.