Razones para no usar el gestor de claves de tu navegador

Hoy en día tenemos una gran cantidad de claves para acceder a todo tipo de servicios y plataformas online. Si hacemos las cosas bien, deberíamos tener una para cada cuenta, cada red social, cada registro. Esto hace que sea complicado recordar todas ellas, por lo que debemos optar por algunas herramientas como los administradores de claves. Ahora bien, ¿Es buena idea confiar en los gestores de contraseñas integrados en el navegador? Los principales como Chrome y Firefox tienen esta opción, pero vamos a ver los peligros que puede tener.

Por qué no confiar en el gestor de claves del navegador

Los navegadores modernos, los principales como pueden ser Chrome, Firefox o Edge, cuentan con muchas funciones integradas. Entre ellas podemos mencionar el uso de un gestor de contraseñas. Es muy útil para administrar las claves, para poder iniciar sesión rápidamente sin tener que recordarlas.

Podemos decir que es una solución cómoda y que además se puede integrar en los diferentes dispositivos que utilizamos. Podemos usarlo en el ordenador o móvil, por ejemplo. Nos va a permitir entrar en redes sociales, en plataformas de pago o cualquier servicio que necesite de poner la contraseña para acceder. Pero claro, esto también tiene sus riesgos.

No tienen los máximos estándares de seguridad

Uno de los motivos por los que no es recomendable confiar plenamente en los gestores de claves del navegador es que no tienen los estándares de seguridad máximos. Cuando usamos un programa independiente, una aplicación para administrar las contraseñas en nuestro ordenador o móvil, podemos optar por un amplio abanico de posibilidades y muchos de ellos van a ofrecernos estándares de seguridad avanzados.

En el caso de los administradores integrados en el navegador, aunque esto no quiere decir que sean débiles, vamos a tener una menor capacidad en cuanto a estándares de seguridad.

Contraseñas almacenadas online

Otra de las razones es que nuestras claves van a estar almacenadas en Internet, en la herramienta de ese navegador. Hoy puede ser totalmente seguro, puede no tener ningún tipo de problema y permitir que iniciemos sesión con seguridad. Sin embargo en un futuro puede haber una brecha y que toda esa información termine en malas manos. Es una cuestión a tener en cuenta.

Malware en el navegador

Sin duda uno de los programas que usamos en nuestro día a día y que está más expuesto a problemas de seguridad es el navegador. Podemos ser víctimas de muchos ataques que se aprovechan de este software. Puede haber malware que llegue al realizar una descarga o instalar algún complemento y agregue barras adicionales, adware y, en definitiva, ponga en riesgo la seguridad.

Si tenemos almacenadas ahí las contraseñas, podemos ser víctimas del robo de datos. Por ejemplo podrían colar un troyano capaz de robar esas claves. Es un problema importante que debemos evitar en todo momento.

Tiene menos funciones

También hay que mencionar que un  gestor de claves en el navegador va a tener muchas menos funciones que si instalamos un programa independiente. Vamos a tener únicamente lo básico, pero no podremos guardar otro tipo de información o almacenar archivos con contraseña. Tendremos un abanico de posibilidades más limitado.

Por tanto, podemos decir que utilizar un administrador de claves en el navegador no es una buena idea. Es mejor contar con gestores de contraseñas seguros. Nuestros datos tienen un gran valor y hay que protegerlos.