Qué es la autenticación de usuario y cómo mejorar su seguridad

En un mundo cada vez más digital para garantizar nuestra seguridad es necesario comprender los conceptos básicos de la autenticación de usuarios. A medida que digitalizamos y automatizamos nuestras actividades vamos a estar más expuestos a una filtración de datos. Los ciberdelincuentes conocen está situación y con cierta frecuencia dirigen sus ataques a grandes empresas para robar los datos confidenciales de millones de usuarios. En este artículo vamos a comenzar conociendo lo básico de la autenticación de usuario y también veremos cómo mejorar su seguridad.

Qué es la autenticación de usuario

Las interacciones persona-ordenador en las redes para proteger una aplicación web requieren de algunas medidas para reconocer y otorgar acceso solo a los usuarios autorizados.

La autenticación de usuario podemos definirla como un proceso de seguridad que evita que los usuarios no autorizados accedan a un dispositivo o red. Nos encontramos con un procedimiento de inicio de sesión donde una aplicación nos solicita nuestra contraseña para darnos acceso. En el caso de que un usuario no ponga su contraseña establecida la autenticación falla.

El trabajo diario de los ciberdelincuentes es apuntar a víctimas desprevenidas y poco preparadas. Nosotros como usuarios activos en línea tenemos que proteger nuestros dispositivos contra el acceso no autorizado. En ese aspecto, la autenticación de usuario es efectiva para reducir las amenazas cibernéticas al mínimo. Los ataques de los ciberdelincuentes sólo triunfan si ingresan en nuestra red. La autenticación es como una barrera de defensa que bloquea a estos atacantes, y además establece la confianza y garantiza la privacidad de los usuarios.

Cómo funciona la autenticación

La autenticación de usuario va a garantizar que el acceso a la red de esa aplicación a la que ingresamos a través de una cuenta no caiga en manos de los ciberdelincuentes.

Su forma de operar consiste en primer lugar en ingresar sus credenciales de inicio de sesión en una pantalla de inicio donde deberemos introducir nuestro nombre de usuario y contraseña. La siguiente fase consistirá en autenticar nuestra información de inicio de sesión. Este proceso empieza cuando el servidor al que intentamos acceder recibe la información personalizada que le hemos enviado. A continuación dicha información se compara con las credenciales que hemos ingresado y almacenado con éxito en la base de datos. Después el ordenador aprueba el acceso si los datos coinciden con la base de datos o rechaza la solicitud si no son los correctos.

Gracias a la autenticación de usuario, la información ingresada para la verificación se aprueba o se rechaza. Si se rechaza nuestra petición mostrará un mensaje que nos dice que hemos introducido información incorrecta o que hemos olvidado la contraseña. También dependiendo de la configuración, podemos tener la oportunidad de iniciar otra solicitud o que se bloquee el acceso a esa cuenta. En ocasiones además ofrecen una opción para poder recuperar esa password a través de un correo electrónico que hayamos establecido u otro medio.

Mejorar la autenticación de usuario

Nuestra primera línea de defensa es nuestra password y debemos protegerla conveniente. Por lo tanto, nuestro primer objetivo va a ser crear una contraseña segura. En ese aspecto debemos buscar que mínimo tengamos 12 caracteres. Aquí debemos incluir letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos especiales como la @. Eso sin olvidar que no debemos reutilizarlas para otras cuentas y que debemos cambiarlas periódicamente.

Por otra parte, como cada vez tenemos que administrar más contraseñas nos conviene utilizar un gestor de contraseñas. Una práctica muy común bastante extendida que no debe hacerse es anotarlas en un papel o en un archivo de texto plano. Un ejemplo para administrar nuestras password de forma segura podría ser Passwarden un gestor de contraseñas gratuito y seguro.

Por último, para mejorar la autenticación de usuario podemos utilizar la autenticación en múltiples factores. Así, en el hipotético caso que obtengan nuestra password no van a poder iniciar sesión porque no pueden realizar ese segundo paso obligatorio y por lo tanto estaremos seguros.

¡Sé el primero en comentar!