3 motivos para cambiar tu tarjeta WiFi del ordenador

Tener un buen router WiFi en casa es muy importante para conectar todos los dispositivos, sobre todo los que más ancho de banda consumen como un ordenador de sobremesa conectado vía WiFi, e incluso también un ordenador portátil que se utilice para trabajar. Uno de los grandes olvidados son las tarjetas de red WiFi, y es que tener una buena tarjeta WiFi es algo imprescindible si quieres conseguir una buena cobertura y una buena velocidad inalámbrica WiFi. Hoy en RedesZone os vamos a explicar 3 motivos por los que deberías cambiar tu tarjeta WiFi del PC.

Motivos para cambiar la tarjeta WiFi

Existen varios motivos por los que un usuario debería cambiar su tarjeta de red WiFi, dependiendo de lo que espere de una tarjeta, tendrá que cambiarla por unos modelos que ofrezcan un mayor cobertura al tener antenas externas, o una mejor velocidad si es que soporta el último estándar Wi-Fi 6E. En RedesZone tenemos un completo listado de las mejores tarjetas WiFi para ordenador que puedes comprar.

Mejorar cobertura de recepción

Si tienes una tarjeta WiFi por USB, lo más normal es que tenga antenas internas, por lo que la cobertura de recepción no será del todo buena. Lo mismo ocurre si tienes una tarjeta WiFi en el interior de un ordenador portátil, y es que, aunque las antenas internas omnidireccionales funcionan realmente bien cuando estamos relativamente cerca del router WiFi, a medida que nos vamos alejando va perdiendo la cobertura inalámbrica de forma mucho más rápida que las tarjetas WiFi con antenas externas.

Si quieres mejorar la cobertura de recepción de tu tarjeta WiFi, tienes dos opciones posible:

  • Si tienes un ordenador portátil, vas a poder comprar una tarjeta WiFi vía USB con antena externa, con el objetivo de conseguir una mayor cobertura inalámbrica y no tener ningún problema de cortes WiFi.
  • Si tienes un ordenador de sobremesa, podrás comprar una tarjeta WiFi vía USB con antena externa, o bien, comprar una tarjeta WiFi PCIe que todas ellas disponen de conectores RP-SMA para instalar las correspondientes antenas externas. En algunos casos, las tarjetas PCIe vienen con una base de antenas para colocarlas encima de una mesa, y que no estén «encajonadas» detrás del ordenador de sobremesa.

Este es uno de los principales motivos por los que hay que cambiar la tarjeta WiFi de nuestro ordenador, si quieres comprar un modelo PCIe, nuestra recomendación es la ASUS PCE-AX58BT ya que funciona realmente bien y dispone de un chipset Intel AX200.

En el caso de que quieras una tarjeta USB, una opción muy buena con antenas externas y una gran recepción es la ASUS USB-AC58, lamentablemente este modelo no es Wi-Fi 6.

Tal y como podéis ver, estos modelos de tarjetas nos permitirán tener una gran recepción de cobertura WiFi gracias a sus antenas externas.

Aumentar la velocidad real

Otro de los motivos para cambiar nuestra tarjeta de red WiFi, es porque el modelo que tenemos es muy antiguo y solamente soporta los estándares Wi-Fi 4 o Wi-Fi 5. Debemos tener en cuenta que el nuevo estándar Wi-Fi 6 nos va a proporcionar una velocidad real mayor, por lo que es ideal que tu nueva tarjeta inalámbrica utilice obligatoriamente este estándar, además, disfrutarás de ventajas adicionales como:

  • OFDMA y MU-MIMO para optimizar la red inalámbrica de forma global.
  • Target Wake Time para el ahorro de energía.
  • Soporte para BSS Coloring para reducir las interferencias inalámbricas.
  • Soporte para 160MHz de ancho de canal en la banda de 5GHz y en la banda de 6GHz (si soporta Wi-Fi 6E).

Hoy en día los modelos de tarjetas WiFi más recomendables son las basadas en el chipset Intel, ya sea el Intel AX200 para redes Wi-Fi 6 o el modelo Intel AX210 para redes Wi-Fi 6E con soporte para la nueva banda de 6GHz. Estas tarjetas WiFi basadas en Intel pueden tener antenas internas o externas, esto ya dependerá tanto del fabricante de la tarjeta como también del modelo.

Problemas de cortes en el PC

Otro de los motivos por lo que queremos cambiar de tarjeta WiFi es debido a los cortes inalámbricos. Esto puede ser por muchos factores, pero es muy posible que el culpable sea la propia tarjeta WiFi. A continuación, podéis ver los principales motivos por los que la tarjeta WiFi es la culpable:

  • Poca recepción de señal inalámbrica por parte del router.
    • Si tiene antenas externas, es posible que no estén las antenas bien roscadas.
    • Si tiene antenas internas, es posible que se haya salido el cable de antena del conector UFL.
  • Problemas de drivers en los nuevos sistemas operativos si es demasiado antiguo.

Tal y como podéis ver, hay varios motivos por los que tenemos cortes con nuestra tarjeta de red actual, la más habitual es la poca recepción, algo que podemos solucionar fácilmente con una nueva tarjeta que tenga antenas externas para conseguir una mejor recepción.

¡Sé el primero en comentar!