Qué es el protocolo TFTP y para qué se utiliza

El protocolo TFTP para transferir archivos. Sus siglas significan Trivial File Transfer Protocol, que en español lo podemos traducir como Protocolo de transferencia de archivos trivial. Sirve para el intercambio de información y pequeños archivos entre dos equipos. Funciona a través de UDP. Destaca especialmente por ser sencillo y simple, por lo que a diferencia de otros protocolos no cuenta con funciones complejas de transferencia.

En qué consiste el protocolo TFTP

Surgió a principios de la década de los 80, por lo que no es precisamente un protocolo reciente. Sirve para regular la transferencia de archivos entre un cliente y un servidor. Funciona de forma sencilla y permite enviar archivos pequeños.

Su nombre nos llevará inevitablemente a hacer una similitud con FTP, que es un protocolo mucho más conocido y utilizado. Sin embargo hay una diferencia clara, y es que TFTP es mucho más simple de usar. Esto lógicamente también hace que tenga más limitaciones. Es útil por ejemplo cuando no se requiere que haya una autenticación del usuario.

Esto que comentamos hace también que tenga limitaciones en cuanto a seguridad. Al transferir archivos y no tener que autenticarse, hace que puedan aparecer riesgos.

Utiliza generalmente el puerto UDP 69 para realizar la transferencia de archivos, aunque esto lo pueden cambiar el emisor y receptor. Esta es una diferencia importante respecto a FTP, que utiliza TCP para la transferencia de archivos y en este caso sí es seguro.

Para qué se utiliza TFTP

El protocolo TFTP principalmente fue diseñado para poder leer o escribir archivos de forma remota, a través de un servidor. Pero, como veremos, tiene bastantes más usos que únicamente eso que mencionamos.

Lectura y escritura de archivos

El uso principal es el de leer o enviar pequeños archivos. Por ejemplo un correo o una carpeta del sistema. Normalmente se utiliza para transferir archivos que sirvan para iniciar un equipo o para configurar un sistema entre diferentes dispositivos que estén conectados entre sí.

Es común que se use cuando esos dispositivos están conectados dentro de una misma red. Hemos visto que no se necesita autenticación, por lo que fuera de esa red podría ser un problema importante de seguridad.

Dispositivos que no tienen disco duro

Se utiliza también en dispositivos que no tienen un disco duro para almacenar archivos. Esto permite que TFTP use una pequeña parte de la memoria y por ejemplo poder arrancar una red o un sistema.

Esto permite prescindir de esa memoria, como puede ser un disco duro, que sí sería necesaria en el caso de usar otros protocolos de transferencia de archivos similares. Va a permitir que arranquemos un equipo de forma remota sin necesidad de que tenga un disco duro.

Crear copias de seguridad

Un punto importante a destacar y que permite realizar el protocolo TFTP es el de crear copias de seguridad. Podemos hacerlo con la configuración de red de un equipo. Estamos hablando de pequeños archivos que podemos transferir fácilmente y que no va a ser necesario autenticarnos.

Estas copias de seguridad las podemos crear también de la configuración del router. Esto permitirá disponer de esos archivos en caso de que haya algún problema y queramos volver al estado anterior.

Enviar archivos TFTP

Analizar en busca de virus

Aunque hoy en día es un protocolo mucho menos utilizado y popular de lo que lo fue hace unas décadas, lo cierto es que TFTP sigue siendo útil cuando se trata de analizar un equipo para detectar posibles amenazas en forma de malware.

Puede actuar de forma que reduce la carga de un sistema y permite que analicemos los archivos de una manera sencilla. Los responsables de seguridad en determinadas ocasiones se basan en este protocolo.

Equipos con poca capacidad

Pese a que es un protocolo simple y que hoy en día podemos decir que ha quedado anticuado si lo comparamos con otros más recientes, lo cierto es que sigue siendo utilizado. Una de las razones es para aprovechar su sencillez en equipos que no tengan una gran capacidad y no tener que utilizar muchos recursos para transferir archivos o poder configurar algo.

Suele utilizarse en aparatos como un router, una central de VoIP y similares. Por ejemplo permite actualizar el firmware sin necesidad de tener un disco duro o poder configurar algo.

La seguridad, un problema para el protocolo TFTP

Hemos visto que es un protocolo muy antiguo y que únicamente se utiliza para cosas básicas y puntuales. Sin embargo la seguridad es un problema que está presente. Por un lado está el hecho de que transferir archivos no es seguro al no requerir autenticación, pero además puede servir como vía de ataque.

Se han visto casos de vulnerabilidades en el protocolo TFTP que afectan a su propio funcionamiento y que hace que cualquier equipo que lo tenga habilitado pueda verse afectado. Hablamos de ataques DrDoS, que es básicamente un ataque DDoS por ampliación. Lo que hace este tipo de ataque es buscar los paquetes de petición o acceso al servicio y generar una gran cantidad.

Una solución para evitar problemas de seguridad con el protocolo TFTP pasa por deshabilitarlo en caso de que no lo estemos utilizando. No obstante, esto es algo que los equipos que hoy en día lo tienen habilitado es porque puede ser necesario.

Siempre que sea posible, lo ideal es utilizar otros protocolos de transferencia de archivos como son SCP o SFTP. Por ejemplo Windows 10 trae de serie deshabilitado este protocolo, aunque está disponible para habilitar si así lo necesitamos.

Cómo habilitar TFTP en Windows 10

Para habilitar TFTP en Windows 10 tenemos que ir al Panel de Control, entramos en Programas y pinchamos en Programas y características. A la izquierda veremos el apartado de Activar o desactivar las características de Windows. Allí nos aparecerán diferentes características que podemos agregar si nos interesan.

Cliente TFTP

Para habilitar TFTP solo tenemos que marcar la casilla y darle a Aceptar. El proceso tardará uno momento y ya estará habilitado en el sistema operativo y lo podremos utilizar. No obstante, como hemos visto hoy en día es algo obsoleto y que tiene ciertos riesgos de seguridad. Salvo que lo necesitemos utilizar, lo mejor es dejarlo deshabilitado.

En definitiva, TFTP es un protocolo de transferencia de archivos simple que nos permite leer o escribir pequeños archivos e intercambiarlos entre dispositivos. Aunque es un protocolo antiguo, hoy en día sigue utilizándose en determinadas circunstancias.

¡Sé el primero en comentar!