¿Fallos al subir archivos a Drive? Algunos consejos y soluciones

El almacenamiento en la nube está cada vez más presente en nuestro día a día. Nos permite alojar todo tipo de archivos y documentos en la nube y tenerlos siempre disponibles. Esto significa que podremos crear copias de seguridad también y así evitar el borrado accidental de archivos o preservarlos en caso de que perdamos un dispositivo o se estropee. Además, es una forma también de liberar espacio o de compartir archivos con otros usuarios. Sin embargo a veces surgen problemas y de ello vamos a hablar en este artículo. Vamos a dar algunos consejos para evitar fallos al subir archivos a Google Drive.

Por qué falla la subida en Google Drive

Es algo que puede ocurrir en determinadas ocasiones. Intentamos subir un archivo para tenerlo en la nube o compartirlo con otros usuarios y de repente vemos que se corta la subida. También podríamos tener problemas con determinados archivos o que incluso la subida vaya demasiado lenta. Son errores típicos que nos podemos encontrar.

El problema principal, el que es más común que nos encontremos, es que directamente no podamos subir un archivo. Entramos en la plataforma, seleccionamos una carpeta, documento o lo que sea, pero al iniciar el proceso de subida se corta. Nos aparece un mensaje indicando que no se ha podido llevar a cabo ese proceso. Esto podría ser causado por algún conflicto de software, herramientas de seguridad que detecten falsos positivos, fallos con la conexión o que incluso estemos navegando a través de una VPN.

Pero también podríamos encontrarnos con el problema de que esa subida se corte durante el proceso o que vaya muy lenta. Nuevamente los problemas pueden ser varios, aunque en este caso lo más normal es que se trate de un error de la conexión. Tal vez la cobertura no sea la mejor, en caso de estar conectados por Wi-Fi, o que al utilizar una VPN o proxy tengamos una conectividad muy limitada. Vamos a ver qué podemos hacer para evitar problemas al subir documentos a Drive.

Cómo evitar errores al subir archivos a Drive

Son muchas las plataformas de almacenamiento que tenemos disponibles. Algunas ofrecen más capacidad, otras cuentan con más funciones y características e incluso podemos toparnos con algunas que puedan estar diseñadas específicamente para mantener la seguridad. En este artículo nos hemos querido centrar en Drive simplemente porque es el más popular hoy en día. De esta forma serán muchos los usuarios que puedan verse beneficiados.

Solucionar problemas con el navegador

Es posible que estemos utilizando el navegador para subir archivos a la nube. Nuestro navegador podría estar generando problemas que impidan que subamos correctamente esos archivos. Es algo que podría ocurrir en algunos de los más utilizados como Google Chrome, Mozilla Firefox o Edge.

Para evitar problemas una de las cuestiones importantes es la de eliminar los datos de navegación o incluso probar en modo incógnito. A veces se generan fallos que pueden solucionarse simplemente así. Incluso podremos probar con otro navegador para confirmar que se trata de un fallo de ese en concreto.

Por supuesto el navegador debe estar actualizado correctamente. De esta forma no solo garantizaremos la seguridad y corregir posibles vulnerabilidades, sino que también introduciremos las mejoras que haya disponibles. Además, conviene verificar que no hay ninguna extensión que pueda estar generando algún tipo de conflicto y sea esa la razón del problema.

Complemento de Google Drive

Revisar las herramientas de seguridad

Contar con antivirus y cualquier otro programa de seguridad es algo muy importante. Nos protegen frente a las amenazas que hay presentes en la red. Podemos hacer uso de muchos tipos que están disponibles para todo tipo de dispositivos y sistemas operativos.

Ahora bien, en ocasiones nuestro antivirus o cortafuegos podrían estar interfiriendo en el buen funcionamiento también. Podría bloquear la subida de archivos a Drive, por ejemplo. Puede que considere que eso es una amenaza que en realidad no es.

Incluso podría darse el caso de que tengamos alguna extensión de seguridad instalada en el navegador y esté impidiendo que subamos correctamente los archivos. Por ello conviene probar a desactivar el antivirus y las herramientas de seguridad y comprobar así que todo funciona bien.

Actualizar el programa

Siempre recomendamos tener los programas correctamente actualizados. Solo así lograremos que el rendimiento sea óptimo y no tener problemas a la hora de navegar por la red o utilizarlo en nuestro día a día. En el caso de aplicaciones de servicios como Google Drive, esto es aún más importante ya que estamos almacenando archivos e información en la red.

Debemos asegurarnos de estar utilizando la última versión disponible. Esto permitirá solucionar ciertos problemas de seguridad y también de rendimiento. Si hay fallos al subir un archivo a la nube podemos evitarlo en muchas ocasiones si evitamos conflictos con versiones obsoletas, tanto en ordenadores como también en dispositivos móviles.

Reinstalar o actualizar la aplicación

Puede que el fallo esté presente en la aplicación de Drive, en caso de que estemos utilizando esta opción. Para intentar solucionar el problema lo que debemos hacer es actualizar la aplicación. En ocasiones surgen problemas y no permiten que funcione correctamente. Puede ocurrir en ordenadores o móviles y siempre conviene tener las últimas versiones.

En caso de que esté actualizada correctamente lo que tendríamos que hacer es reinstalar la aplicación. Así podríamos resolver ciertos problemas.

Comprobar la conexión

Esto es muy común aunque parezca algo evidente. A veces el problema simplemente está presente en nuestra conexión. Tal vez estamos intentando subir algún archivo desde el móvil pero no estamos conectados o la señal es muy débil. Especialmente puede ocurrir con las redes inalámbricas, que son más sensibles a este tipo de errores, pero también podría afectar al cable.

En este caso lo que tenemos que hacer es asegurarnos de que la conexión está activada correctamente y tenemos acceso a la red. A partir de ahí volver a subir los archivos y comprobar si funciona. Siempre que sea posible, lo ideal es asegurarnos de que la cobertura es óptima. Podemos hacer uso de amplificadores Wi-Fi, sistemas Mesh o dispositivos PLC que nos ayuden a llevar la señal a otras zonas y no tener problemas.

Verificar que la VPN no sea la causa

El uso de servicios VPN ha aumentado mucho en los últimos tiempos. Son muy útiles de cara a cifrar la conexión y evitar problemas de seguridad, especialmente cuando nos conectamos a redes Wi-Fi públicas. Sin embargo también suelen generar conflictos y fallos a la hora de tener una buena velocidad de Internet e incluso poder usar con normalidad determinados servicios y plataformas.

Esto es lo que podría causar también con Google Drive y aplicaciones similares. Podríamos tener problemas al subir o bajar archivos si estamos usando una VPN. Debemos verificar por tanto que funciona correctamente, que no es la causa de nuestros problemas. Siempre podremos pausarla momentáneamente o conectarnos a otro servidor. De esta forma podremos ver si mejora el uso de Drive o si realmente el problema es otro.

Reconectar la cuenta de usuario

Algo similar puede ocurrir con nuestra cuenta de usuario. Tal vez tenemos algún problema momentáneo, algún fallo puntual en nuestra cuenta. Es tan sencillo como volver a iniciar sesión ya sea en el ordenador o móvil. Esto puede ocurrir tanto si estamos usando el propio programa como si utilizamos la versión web.

En un caso extremo y que sea fallo de nuestra cuenta y se mantenga en el tiempo, siempre podremos probar con otra cuenta y ver si ese error persiste. Una mala configuración también podría estar detrás de este tipo de fallos relacionados con la cuenta del usuario. Podemos verificar que no hemos cambiado algún parámetro y ahora nos está afectando.

Renombrar los archivos

En ocasiones puede que Google Drive no reconozca correctamente el nombre de un archivo y esto cause problemas. Podemos renombrar los archivos que estamos subiendo y comprobar así si funciona correctamente. También podemos guardarlos en un archivo ZIP y subirlos así, en vez de por separado. Esto también podría solucionar algunos errores.

Los servicios de almacenamiento en la nube a veces pueden detectar archivos corruptos cuando los subimos, pero que en realidad no lo están. Esto suele deberse al nombre que le hemos dado y a la extensión que estamos utilizando. Por ello, pequeños cambios como estos pueden ser muy útiles para evitar fallos.

En definitiva, estos son algunos consejos que podemos tener en cuenta para utilizar Drive correctamente cuando surge algún fallo que impide subir archivos. Es una plataforma de almacenamiento en la nube muy popular y son muchos los usuarios que en un momento dado podrían tener problemas cuando van a compartir alguna carpeta o archivo con otros usuarios.