No tengo conexión a la red, pero tengo asignada la IP 169.254.X.X ¿Por qué?

Puede ser que te hayas topado con este problema y con un reinicio del ordenador o alguna otra solución «rápida», habrías vuelto a contar con conexión, como quitar y poner el cable de red Ethernet o reiniciar el router. Sin embargo, el problema que implica a la dirección 169.254.X.X y su causa raíz no aparentan ser fáciles de identificar. En consecuencia, muchos dolores de cabeza han sido causados a razón de algo que tiene medidas de solución bastante prácticas y no tan complicadas. A continuación, te comentamos respecto a las direcciones IP de tipo APIPA (Automatic Private Internet Protocol Addressing, es decir, Direccionamiento Privado Automático del Protocolo de Internet).

Si repentinamente, ya no cuentas con salida a Internet ni conexión a la red local, revisa los datos de IP configurados en el equipo. Si la dirección de IP asignada comienza con los dígitos 169.254.X.X, te encuentras ante el problema. Cualquier dirección de IP que comienza con esos números, está asociada con el protocolo APIPA, el cual es una característica propia de sistemas operativos Windows.

¿Por qué puede darse este problema? Cualquier cliente que requiera de DHCP, se autoconfigura mediante este protocolo de direccionamiento. Los datos que se obtienen son la dirección IP y la máscara de subred, si es que el servidor DHCP de la red local a la cual estamos conectados actualmente no está disponible o no está funcionando de forma regular.

El protocolo APIPA no es un problema realmente. Si no más bien, se encarga de revisar la disponibilidad del servidor o los servidores DHCP de la organización.  Su objetivo es proporcionar dirección IP y máscara de subred a aquellos hosts que, por alguna razón, no logran obtener estos datos automáticamente mediante DHCP. De acuerdo a Microsoft, se realiza cada 5 minutos.

Recordemos que el protocolo DHCP es el responsable de asignar automáticamente las direcciones IP, máscaras de subred, puerta de enlace predeterminada, servidores DNS y otra información a los miembros de la red. Si el servidor que provee DHCP se encuentra disponible, APIPA en sí ya no hará nada, y el DHCP asigna a cada miembro de la red unos datos IP válidos que le devolverán la conectividad a la red.

Cómo solucionar el problema de la dirección IP 169.254.X.X

Cuando indicamos el par de X al final de cada dirección de IP, significa que el rango va desde 169.254.0.1 hasta 169.254.255.254 Aunque la máscara de subred que se asignaría será siempre 255.255.0.0, de acuerdo a la clase B de este rango de direcciones.

Reiniciar el router

Si el problema con las direcciones APIPA se da a nivel doméstico, es muy raro que tengas un servidor DHCP dedicado para proporcionar direcciones IP, normalmente lo tendrás en el router directamente. Os recomendamos deshabilitar la tarjeta de red y volverla a habilitar, o directamente a quitar y poner el cable, para forzar una nueva solicitud DHCP al servidor DHCP.

Si sigue con problemas, os recomendamos reiniciar el router manualmente, ya sea desconectando de la corriente el router, o entrando (con otro dispositivo) al router y reiniciarlo a través del firmware. Una vez que todos los servicios se hayan reiniciado, vuelve a conectarte a la red.

Verifica la asignación de datos de IP de tu interfaz de red mediante el comando ipconfig en Símbolo de Sistema. ¿Cómo habilitar la línea de comandos más rápidamente? Mantén presionada la tecla de Windows y luego, presiona la tecla de la letra «R». Te aparecerá la ventana que pregunta qué programa vas a ejecutar y escribe «cmd» y presiona Enter.

Si sigue apareciendo la misma dirección de tipo APIPA, te recomendamos…

Solicitar nueva dirección de IP mediante el cmd

Esta es otra práctica alternativa que se puede aprovechar mediante la línea de comandos en Windows. Lo que debes hacer es escribir el siguiente par de comandos:

ipconfig /release
ipconfig /renew

A continuación, compartimos una animación que nos explica cómo se lleva a cabo la secuencia de comandos de release y renew. De esa manera, te quedará más claro el resultado que debería de salir en pantalla:

Si esto no funciona, deberás comprobar las configuraciones DHCP. Esto se lleva a cabo mediante el ingreso al administrador del router. Generalmente, las configuraciones de este protocolo se encuentran en un apartado que generalmente se llama «DHCP». Existen altas probabilidades que el problema se haya dado a causa de problemas con este aspecto de la configuración.

Corregir la configuración de los servidores DHCP

Si estás ante la administración de uno o más servidores DHCP, lo primero que debes hacer es verificar el servidor DHCP en busca de registros relacionados a la dirección 169.254.X.X. Si los encuentras, debes borrarlos. Así también el origen de la generación de los registros. Una sugerencia de procedimiento es la siguiente:

  1. Deshabilitar todas las interfaces de red que estén conectadas al DHCP, pero que no se usen.
  2. Asignar una dirección IP estática y válida a cada una de las interfaces.
  3. Desplegar DHCP a cada subred.
  4. Deshabilitar características relacionadas a APIPA en todo servidor.

Por supuesto que, si fuese necesario, debemos optar por la asignación dinámica de IP de acuerdo al caso. Pero, si podemos valernos de las asignaciones estáticas, debemos optar por esta opción. Especialmente si las redes y/o subredes no son demasiado grandes.

El problema de «conectividad limitada» se da por la dirección 169.254.X.X

Este es uno de los problemas que aparece con frecuencia cuando intentamos conectarnos vía Wi-Fi. Tenemos conectividad a la red, pero aparece el símbolo de exclamación encima del símbolo de Wi-Fi. Si posamos el cursor en el icono, podemos verificar que dice «Conexión Limitada o Conectividad Limitada / Sin Acceso a Internet». Muchas veces, con el sólo acto de reiniciar el ordenador y/o el router, logramos solucionar el inconveniente. O bien, recurrimos al ISP para corroborar si existe algún problema con la conexión. Si se detecta que el servicio funciona normalmente, pero aún tienes problema de conectividad limitada, es probable que debas revisar la asignación de IP en tu ordenador.

Si encuentras a la dirección 169.254.X.X, pues ahí lo tienes. Existe un problema con los servicios DHCP del router y es necesario revisar los parámetros de configuración de acuerdo a lo que hemos comentado más arriba. ¿Tienes dudas o necesitas de un apoyo extra? No dudes en contactar a alguien de confianza que tenga mayor conocimiento al respecto. En todo caso, es posible que tu ISP pueda echarte una mano con el problema. Sin embargo, esto puede tener un coste adicional de acuerdo a las condiciones de servicio del proveedor.