Este es el Internet que vas a consumir según el uso que hagas

Siempre que navegues por Internet o utilices cualquier servicio que necesite conexión, algo que debes tener presente es cuánto va a consumir. Tal vez si te conectas en casa a través del router esto no sea tan importante, pero sí puede serlo si navegas con datos móviles o por algún motivo quieres ahorrar Internet. Hay momentos en los que vamos a consumir más. Por ejemplo, no es lo mismo ver un vídeo en Streaming en alta definición que enviar un e-mail. En este artículo vamos a hablar de cuánto Internet vas a consumir en función de qué uso vayas a darle.

Consumo de datos de Internet según el uso

No siempre tenemos acceso a una red Wi-Fi, como puede ser en casa o en cualquier lugar, y eso hace que debamos compartir datos desde el móvil. Incluso puede que utilicemos un router 4G o 5G, por lo que los datos no van a ser ilimitados. Es ahí cuando conviene realmente analizar el consumo a la hora de jugar online, ver vídeos, realizar una videollamada o incluso simplemente escuchar música.

Jugar online

A la hora de jugar por Internet debemos tener en cuenta que los videojuegos pueden consumir bastante ancho de banda. Además, es necesario tener una buena conexión y en muchas ocasiones imprescindible una latencia baja. Todo dependerá de los gráficos que tenga, de qué tipo de juego sea o de la cantidad de jugadores que haya en una partida.

Ahora bien, ¿cuánto consume un juego? ¿Puede agotarse la tarifa de datos rápidamente? Si hacemos una estimación, en líneas generales un videojuego puede consumir entre 50 y 150 MB cada hora. Algunos pueden incluso pasar de los 200 MB, aunque otros consumirán bastante menos de 50 MB. Pero puedes tener una idea con esas cifras medias.

Si ponemos algunos ejemplos, Fortnite conume 100 MB, Overwatch más o menos 130 y Counter-Strike, que estaría en la parte más alta en cuanto a consumo, puede llegar a los 250 MB de media cada hora. Como ves, jugar 4 o 5 horas al Counter-Strike puede hacer que consumas 1 GB de datos.

Hay que tener en cuenta que un juego puede descargar muchos archivos. No solo nos referimos al juego en sí, sino a las futuras actualizaciones. Algunas pueden superar incluso los 100 GB. Es una cantidad muy superior a esos 50-150 MB que pueden consumir durante cada hora de juego. Por ejemplo, una actualización de unos 20 GB puede fundir la mayoría de tarifas móviles que podemos contratar.

Velocidad necesaria para jugar online

Ver vídeos de YouTube

Por supuesto, ver vídeos a través de YouTube, Netflix o plataformas similares también puede suponer un consumo importante de Internet. No obstante, esto va a depender de la calidad del vídeo. No es lo mismo reproducir algo a 480p que a 4K, por ejemplo. Mientras más calidad, mayor será el consumo.

Si vas a conectarte a Internet desde el móvil o desde una conexión medida, en la que vas a tener que evitar pasarte, es conveniente que tengas en cuenta cuánto consume un vídeo de YouTube o Netflix. De esta forma evitarás sorpresas en la factura o no te quedarás sin datos para seguir navegando.

Para un vídeo en 480p, una hora de reproducción va a consumir aproximadamente 550-575 MB. Por tanto, con un par de horas vas a pasar de 1 GB de consumo seguro. Si pensamos en una tarifa móvil habitual que puede tener 20 GB, tardarías al menos de 40 horas en agotarla por completo.

Pero la cosa cambia si pasamos a reproducir un vídeo en 720p o, más aún, en 1024 HD. En este último caso, en función si es en 30 o 60 FPS, podemos consumir de 2 a 3 GB cada hora. Es decir, estaríamos multiplicando por 4-6 veces el consumo que teníamos al ver un vídeo en YouTube en 480p.

¿Y en 4K? Aquí el salto vuelve a ser más que importante. Con una hora de vídeo en YouTube podríamos consumir perfectamente 10-15 GB. La tarifa de datos se podría agotar a poco que nos descuidemos y estemos viendo un vídeo mucho tiempo sin percatarnos de que no estamos conectados por Wi-Fi.

Si necesitas ahorrar datos al ver vídeos en Internet, una buena idea es bajar la calidad. Buscar el punto de equilibrio entre calidad y consumo puede ser muy útil para no tener problemas.

Evitar cortes en YouTube

Emitir en Streaming

En este caso, en vez de reproducir un vídeo de YouTube o Netflix, lo que hacemos es emitir nosotros mismos. Por ejemplo a través de plataformas como Twitch. Una vez más, esto va a depender de la calidad del vídeo. Podemos decir que es similar a las plataformas para ver vídeos por Internet.

Si emites en una calidad baja-media como podría ser 480p o 720p, puede consumir sobre 600 MB y 1 GB, respectivamente. Si la calidad es en 1024 HD, podemos consumir sobre 1,5 GB. En caso de que la calidad sea 2K o 4K, podemos pasar a 3 y 7 GB, respectivamente. El consumo, por tanto, va a estar vinculado directamente a la calidad.

En otras plataformas el consumo puede variar, pero en líneas generales va a ser similar. Por tanto, algo habitual que sería emitir en 1024 HD, puedes pensar que con cada hora de emisión vas a consumir aproximadamente 1,5 GB. Puede ser algo más o algo menos, pero para que tengas una idea aproximada.

Como en el caso de YouTube, ajustar la calidad de la imagen puede suponer un cambio importante. Tendrás que buscar el punto de equilibrio en función de los datos disponibles que tengas, el tiempo que vayas a emitir en Streaming, etc.

Videollamada

Otro punto a tener en cuenta es el consumo al realizar videollamadas. Por ejemplo al usar plataformas como Skype. Básicamente estás emitiendo y recibiendo vídeo. Es otro uso más que puede llegar a consumir bastante Internet si no nos damos cuenta y estamos utilizando datos móviles.

Esto va a depender también de la plataforma que utilicemos. Hay muchas, como son Skype, FaceTime, WhatsApp… No obstante, aunque haya diferencias realmente el consumo va a ser parecido. Va a depender más de la calidad de la imagen, coom hemos visto en el caso de ver vídeos por Internet o emitir en Streaming.

Por ejemplo Skype, si tiramos de datos que ofrece la propia aplicación, una hora de videollamada en 480p puede consumir en torno a 270 MB. Si esa misma llamada fuera en 720p, la cifra aumentaría hasta los 500 MB aproximadamente. Pero además, va a incrementarse si hiciéramos una videollamada grupal.

En el caso de FaceTime el consumo es algo inferior. No es el caso de WhatsApp, que sería muy parecido. Pero igualmente en ambos casos estaríamos hablando de aproximadamente 1 GB de consumo cada dos horas o dos horas y media teniendo en cuenta una calidad de 720p, que es algo habitual.

Por tanto, también al realizar llamadas de vídeo en Internet debes tener en cuenta el consumo de datos. Éste podría ser bastante elevado si inicias una conversación y dura mucho tiempo y además la calidad es buena. Podrías ver que tu tarifa de datos se agota sin que te des cuenta de ello.

Llamada de voz

¿Y una llamada de voz? Aquí vamos a consumir bastante menos. A fin de cuentas en una videollamada estamos enviando y recibiendo tanto vídeo como audio. En el caso de una llamada de voz, únicamente vamos a intercambiar audio. No vamos a tener un consumo tan elevado en ese caso.

Por ejemplo, una llamada de voz a través de WhatsApp puede consumir sobre 1 MB cada 5 minutos. Es decir, apenas 12 MB cada hora. Mientras que una videollamada hablábamos de varios cientos de megas, en este caso va a estar en torno a 10-15 MB, lo que supone una cifra bastante inferior.

Para consumir una tarifa de datos de 10 GB, por ejemplo, tendrías que estar llamando cerca de 100 horas. Por tanto, no es algo que deba ser tan preocupante como reproducir vídeos a través de Internet, emitir en Streaming o realizar una videollamada. Al menos no en circunstancias normales, ya que si por ejemplo estás en otro país usando roaming, en ese caso el consumo puede ser importante.

Actualizaciones

Pero no todo es jugar, ver vídeos o comunicarnos. El propio sistema también va a consumir datos de Internet incluso sin que nos demos cuenta. Hay actualizaciones automáticas del sistema operativo o de cualquier programa que tengamos instalado. Esto puede llegar a consumir bastante de la tarifa.

¿Cuánto Internet consumen las actualizaciones? Va a depender de qué tipo de actualización sea. Si se trata de una aplicación, como puede ser el navegador, realmente no va a consumir mucho y apenas necesitará unos cuantos megas. Ahora bien, ¿qué ocurre con una actualización grande de Windows, por ejemplo?

En el caso de las actualizaciones del sistema operativo la cosa cambia. Pueden ser cientos de MB o incluso pasar de 1 GB. Es por ello que se aconseja siempre actualizar a través de redes Wi-Fi, ya que podrías agotar los datos de tu tarifa o incluso que se quede pillada la actualización a la mitad y eso genere problemas importantes.

Para evitar sorpresas con las actualizaciones, siempre puedes programarlas a ciertas horas o evitar que se ejecuten si no estás conectado a una red Wi-Fi. Pero igualmente, cuidado si compartes datos con el móvil, ya que realmente el ordenador se conecta por Wi-Fi cogiendo los datos del teléfono.

Spotify

También es muy común escuchar música a través de Internet, con aplicaciones como Spotify. ¿Cuánto consume? Aquí podemos hablar de lo que explican en la propia web de Spotify. El consumo es de aproximadamente 40 MB por hora. Es decir, una canción que dure 5 minutos va a suponer más o menos 3,30 MB.

En este caso tampoco va a suponer un golpe muy importante para la tarifa de datos, pero igualmente debes gestionarlo para no llevarte sorpresas. Puedes escuchar incluso un día entero música, las 24 horas, y no agotarás 1 GB de datos. No obstante, esto puede depender también ligeramente de la calidad, pero sí sirve esta cifra como media aproximada.

Otras plataformas similares tienen un consumo parecido. Siempre puedes controlar la calidad en este tipo de servicios, en caso de que tengas una tarifa muy limitada o te queden pocos megas y no quieras que se agoten.

En definitiva, como has podido ver existen diferencias entre lo que puedes consumir a la hora de ver vídeos, escuchar música, jugar o las actualizaciones. Hay diferencias importantes entre, por ejemplo, escuchar una canción y actualizar el sistema Windows. Además, la calidad de los vídeos o audios van a influir siempre.

¡Sé el primero en comentar!