Conoce todo lo que tu operador de Internet puede recopilar sobre ti

Conoce todo lo que tu operador de Internet puede recopilar sobre ti

José Antonio Lorenzo

Cada día que entramos en Internet dejamos una huella o rastro digital.  Sin embargo, la información que puede recopilar el operador de Internet de tu navegación es también importante y en grandes cantidad. Por ejemplo, podría saber las webs que visitas muy fácilmente, sobre todo si utilizas sus servidores DNS. Esos son algunas de las cosas que podría recopilar, pero aún hay más, como el hardware que esté usando o información relacionada con tus redes sociales.

¿Mi proveedor de Internet monitoriza mi navegación?

Si te preguntas si un ISP (Proveedor de Servicios de Internet) puede vigilar tu navegación en Internet, la respuesta es sí. Además, en algunos casos, se requiere que lo hagan por ley.

En el año 2006, la Unión Europea dio luz verde a la Directiva sobre la conservación de datos, en la que se obligaba a los ISP a almacenar los datos de sus usuarios durante un período mínimo de seis meses y un máximo de dos años. Al final, el Tribunal de Justicia de la UE en 2014 declaró inválida esta normativa. La razón fue porque afectaba a los derechos fundamentales de respeto a la vida privada y a la protección de datos de carácter personal. Al final la Directiva 2006/24/CE terminó siendo derogada.

No obstante, los proveedores de Internet siguen recopilando una gran cantidad de datos de sus clientes, además, bajo orden judicial los operadores pueden interceptar todas las comunicaciones en su totalidad, incluyendo la navegación de sus clientes. Hay que tener en cuenta que cuando se comete un delito, se le podrían requerir a ese ISP los datos.

Cambios a la hora de navegar por Internet

Además, para un proveedor de servicios de Internet hacer un seguimiento del historial de navegación es sencillo. En el momento que se conecta a Internet, lo haces a través de una IP pública proporcionada por ellos. A eso tenemos que añadir que el router WiFi que tenemos en muchas ocasiones es de ese proveedor. En algunas ocasiones, por ejemplo, pueden comprobar en esos equipos si nuestra conexión está bien o tienen que modificar algún parámetro.

De forma predeterminada, la mayoría de las consultas de Internet se realizan a través del propio servidor DNS de tu ISP, ya que los usuarios más básicos no suelen cambiar sus DNS por otros como los de Google, Cloudflare u otros. Esas peticiones casi nunca están encriptadas lo que significa que los ISP pueden ver, registrar y realizar un seguimiento de cada sitio web que visitas. Si haces uso de protocolos como DNS over HTTPS o DNS over TLS todo esto estará cifrado punto a punto, por lo que el operador no podrá «ver» las solicitudes DNS, siempre que no uses sus servidores DNS, lógicamente.

Qué sabe el operador de Internet de tu navegación

Ahora llega el momento de saber qué puede recopilar el operador de Internet de tu navegación. En este caso nuestro ISP conoce muchas más cosas de nosotros de lo que cabría esperar en un principio. La información habitual que recopilan los proveedores de Internet sobre nosotros es la siguiente:

  • Nuestra dirección IP pública, cuándo la obtenemos y cuándo la dejamos.
  • Las páginas web que visitamos porque normalmente las solicitudes DNS van sin cifrar.
  • Descargas de Torrents, Emule y el uso de programas P2P.

La navegación hoy en día va a través de HTTPS, esto significa que va cifrada punto a punto, y aunque se capture, no es fácil de descifrar, por este motivo el operador no sabrá lo que haces dentro de una web si usas este protocolo, pero sí las webs por donde navegas porque las solicitudes DNS van sin cifrar.

Como podéis observar, con toda esta información recopilada se puede crea un perfil detallado nuestro. Sabiendo nuestros gustos pueden ofrecernos por ejemplo productos nos gusten incitando al consumismo. Esta información se convierte en una fuente valiosa de negocio. De los criterios que adopte nuestro ISP quedará más o menos expuesta nuestra privacidad.

Con el caso de Edward Snowden en junio de 2013 se empezaron a revelar al público en general lo que estaba sucediendo. Gracias a su información se descubrió que la NSA recopilaba una gran cantidad de datos de los ciudadanos estadounidenses. También hay que destacar que lo hacían con la ayuda de los principales proveedores e Internet. Legalmente tu actividad en Internet sólo podría ser vista con una orden judicial.

En el caso de haber buscado un trabajo nuevo o tuvieses una enfermedad grave importante. ¿Qué pasaría si tu jefe actual lo supiese? Imagina por ejemplo que estás pendiente de renovar contrato o van a hacer una reestructuración de plantilla de la empresa. En esa situación te dejaría en un lugar muy complicado si tu jefe manejase esa información.

Actualmente, nuestros historiales de navegación dicen mucho sobre nosotros. Cualquiera que tenga esa información se puede hacer una imagen muy detallada de quienes somos simplemente observando lo que hacemos en internet.

¿Quién puede recopilar lo que estoy haciendo en Internet?

El primero y del que ya hemos hablado antes, son los proveedores de servicios de Internet (ISP). Ellos pueden ver las webs que visitamos, las redes sociales que usamos y otro contenido. Luego pueden guardar esos datos desde seis meses hasta un año (o más), según la legislación local vigente en ese país.

Otro sería el administrador de nuestra red, también ver podría ver las webs que visitamos, las redes sociales que utilizamos y los vídeos que vemos. En esta categoría podríamos decir que entra tu jeje / empresa. Dependiendo de la configuración de la red, podría incluso instalar un proxy en la organización para capturar todo el tráfico entrante y saliente.

También tenemos las webs que, gracias a las cookies, en algunas ocasiones pueden personalizar los anuncios y ajustarlos para adaptarse a nuestros gustos. Además, tenemos los buscadores de Internet, que almacenan nuestro historial de búsquedas. Por ejemplo, Google, tiene datos de todas las plataformas en las que usamos nuestra cuenta de Google. Y en el caso de Facebook, puede hacer un rastreo bastante exhaustivo porque una gran cantidad de webs usan su plugin de «Me gusta», y el rastreo por su parte es realmente sencillo.

Por último, tendríamos los gobiernos e instituciones jurídicas que podrían solicitar al proveedor de Internet que entregue nuestros datos de navegación, y rastrear el comportamiento online para luchar contra los ciberdelincuentes.

Qué información adicional pueden obtener gracias a nuestro navegador

Gracias a nuestro navegador de Internet, se puede obtener información bastante sensible sobre nosotros, y es crítico usar un navegador que proteja de rastreos y no envíe información privada como Firefox.

Nuestro navegador recopila gran cantidad de datos sobre el hardware de nuestro equipo y del software que tenemos instalado. De este modo obtiene información del sistema operativo que utilizamos, nuestra dirección IP, o los complementos y extensiones que tenemos instalados. Además, si nos centramos en el hardware, almacena información tan importante como la CPU instalada, la GPU, o la batería del equipo. Gracias a nuestro navegador web también podrían ubicarnos fácilmente, incluso sin darle permiso a un dispositivo para utilizar nuestro GPS puede estimar con bastante precisión nuestra ubicación.

Por otra parte, está el historial de navegación, por ejemplo, si está sincronizado con tu cuenta Google, el gigante de Internet tiene acceso a esos datos. Por lo tanto, recomendamos que cada cierto tiempo hagamos una limpieza de los datos que se van almacenando de manera automática en nuestro navegador, pero es más importante usar un navegador que nos permita tener privacidad.

Cómo podemos mantener la privacidad para navegar

Sabemos qué puede recopilar el operador de Internet de tu navegación y en tus manos está evitarlo. Una de las formas que podemos utilizar es usar un servicio VPN que garantice nuestra privacidad, y que todo el tráfico que sale a Internet esté cifrado y autenticado, con el objetivo de que ni siquiera nuestro operador pueda obtener información. Lo malo de esta opción es que para que realmente estemos tranquilos deberemos contratar uno de pago, o usar WARP de Cloudflare que promete privacidad y tiene política de no-registros.

Mejorar la privacidad del navegador

Algunos de los servicios más recomendables para proteger nuestra privacidad en Internet, son los siguientes, todos ellos tienen una gran cantidad de herramientas para proteger nuestra navegación, como Kill-switch, una gran cantidad de servidores en diferentes países a los que podemos conectarnos fácilmente, e incluso disponen de apps para dispositivos móviles como smartphones y tablets.

Algunos de los servicios VPN que podemos utilizar son:

Por último, podríamos utilizar para Windows Tor Browser o en Android apps como Ghostery Privacy Browser y Firefox Focus, con el objetivo de proteger aún más nuestra privacidad en Internet.