Pasos para enviar un e-mail anónimo e imposible de rastrear

Pasos para enviar un e-mail anónimo e imposible de rastrear

Javier Jiménez

El correo electrónico es un medio de comunicación muy utilizado por los usuarios. Es una herramienta que nos permite estar en contacto con cualquier persona en cualquier lugar del mundo. Lo podemos utilizar en dispositivos móviles, equipos de escritorio y está disponible para cualquier sistema operativo. Eso sí, hay que tener en cuenta que la privacidad y seguridad no siempre están garantizadas. En este artículo vamos a hablar de cómo enviar un correo electrónico totalmente anónimo y que no pueda ser rastreado. Vamos a indicar los pasos necesarios.

Cómo enviar un correo electrónico anónimo

Muchos usuarios buscan la manera de poder preservar su privacidad a la hora de navegar o utilizar diferentes herramientas en Internet. Uno de estos servicios es el uso del correo electrónico. A través del e-mail podrían rastrearnos en cierta medida. En ocasiones igual no queremos que puedan recopilar datos de nosotros a la hora de registrarnos en una plataforma, por ejemplo.

Por suerte tenemos a nuestra disposición una serie de opciones que podemos utilizar para enviar correos electrónicos anónimos y que no puedan ser rastreados. Explicamos los pasos que debemos realizar.

Usar un servicio VPN

Lo primero es tener un servicio de VPN. Conectarnos a través de este tipo de herramientas permitirá que nuestra conexión esté correctamente cifrada. No podrían saber dónde estamos, por ejemplo. Nuestra IP, nuestra información, estarán cifradas.

Podemos hacer uso de una gran variedad de servicios VPN. Como sabemos tenemos la opción de programas gratuitos y también de pago. No obstante lo ideal es optar por uno de pago, ya que así nos garantizamos que nuestros datos realmente van a estar a salvo y vamos a tener un buen servicio.

Utilizar Tor

Son muchos los navegadores que podemos utilizar hoy en día. Un gran abanico de posibilidades que nos ofrecen funciones muy variadas. Ahora bien, es a través de este tipo de software por donde podemos filtrar más datos personales.

Una opción interesante que podemos utilizar es la de Tor. Como sabemos es un navegador basado en la privacidad y seguridad. Está disponible para los diferentes sistemas operativos y es una opción muy utilizada para aquellos usuarios que no quieren que sus datos puedan filtrarse.

Esta es otra herramienta que podemos utilizar para enviar un e-mail totalmente anónimo. Es gratuito y sencillo de utilizar. Esto, unido al uso de un servicio VPN, nos aporta más privacidad y anonimato en la red.

Enviar correos anónimos

Crear un e-mail aleatorio o que caduque

Si queremos preservar nuestra privacidad lo lógico es no utilizar nuestra cuenta de e-mail oficial. Es importante que no demos nuestro nombre y datos, como podemos imaginar. Para ello lo ideal es crearnos un e-mail aleatorio.

Ahora bien, aquí tenemos varias opciones. Podemos crearnos un e-mail con datos que no sean los nuestros y mantenerlo en el tiempo, pero también podemos hacer uso de plataformas de correo electrónico que caduquen.

Si vamos a crear un e-mail hay que asegurarse de que esa plataforma preserva siempre la privacidad. Hay que observar que nuestros datos vayan cifrados y no tener problemas en ese sentido.

Respecto a los correos desechables son aquellos que caducan después de un tiempo. Los hay desde unos minutos hasta unos días o semanas. Podemos utilizar el que más se adapte a lo que busquemos.

Un ejemplo de lo que mencionamos es Send Anonymous Email, una plataforma que permite crear correos electrónicos temporales. Sin embargo hay muchas plataformas similares.

Recibir la respuesta en nuestra cuenta personal

Hay varias opciones en este sentido. Es decir, puede que nos interese crear una cuenta de correo electrónico simplemente para mandar un e-mail anónimo y no obtener respuesta, pero puede que nos interese recibir una respuesta también.

En este último caso, si queremos recibir una respuesta, también hay dos opciones: recibir el correo en ese e-mail anónimo que hemos generado o incluso recibirlo en nuestra cuenta personal. Eso sí, siempre sin dar nuestros datos a la otra persona u organización.

Existen plataformas como SendMail que actúan básicamente como intermediarios. Es decir, nosotros enviamos un correo anónimo desde esa cuenta aleatoria que generamos, pero si recibimos una respuesta esa misma cuenta nos la reenvía a nuestra dirección real. Todo de forma anónima, ya que quien nos envía el e-mail no conoce realmente nuestra dirección real.

En definitiva, estos son los principales pasos que debemos tener en cuenta para poder enviar un e-mail totalmente anónimo e imposible de ser rastreado. Nadie conocerá nuestros datos reales.

Errores que exponen la privacidad al usar el e-mail

Hemos explicado algunos pasos interesantes para enviar un correo electrónico totalmente anónimo, sin que nuestros datos e información puedan verse comprometidos. Ahora bien, ¿Qué errores cometemos y pueden exponer nuestra privacidad al usar el e-mail? Vamos a ver cuáles son las principales causas.

Hacemos pública la dirección de correo

Uno de los principales errores que cometemos y que podría comprometer la privacidad de nuestra cuenta de correo electrónico es hacer pública la dirección. Esto ocurre, por ejemplo, al entrar en un foro público y poner un comentario y dejar allí nuestra dirección. También al poner un mensaje en una página web, en un artículo.

Por tanto, algo fundamental que debemos tener en cuenta para proteger la privacidad en el e-mail es no hacer pública la dirección en ningún momento. Los bots están continuamente rastreando en busca de direcciones a las que mandar publicidad o incluir en campañas de Spam. Debemos evitar esta acción.

No usamos contraseñas fuertes

Otro problema común es no utilizar contraseñas que sean fuertes. Podríamos abrir la puerta a intrusos si usamos claves que sean débiles, que no nos protejan adecuadamente. Una contraseña compleja debe contar con letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Siempre buscando que sea totalmente aleatoria y que no la estemos utilizando en ningún otro lugar al mismo tiempo.

Utilizamos equipos desprotegidos

También debemos evitar el error de utilizar equipos desprotegidos. El hecho de que haya malware podría suponer un problema muy importante en nuestros sistemas. Esto podría recopilar información personal, afectar al  buen funcionamiento y por supuesto dañar la seguridad de ese sistema. Siempre hay que contar con programas de seguridad, como por ejemplo un buen antivirus. De esta forma evitaremos problemas que afecten al rendimiento y, al mismo tiempo, a la privacidad.

No actualizamos los dispositivos

Algo similar ocurre con no tener actualizados adecuadamente los dispositivos. Son muchas las vulnerabilidades que puede haber en nuestros equipos. Muchos fallos que de una u otra forma pueden ser aprovechados por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Gracias a las actualizaciones y parches podemos resolver estos fallos y mantener en todo momento la seguridad de nuestros equipos.