Todo lo que cualquier página sabe de ti al navegar

Todo lo que cualquier página sabe de ti al navegar

Javier Jiménez

Cuando navegamos por la red nuestros datos pueden verse comprometidos. Son muchas las técnicas que pueden utilizar las páginas que visitamos, así como los servicios y plataformas, para obtener información de los usuarios. Ya sabemos que la privacidad es un factor fundamental para los internautas, pero la realidad es que no siempre está a salvo. Por ello conviene tomar medidas. En este artículo vamos a hablar de qué datos pueden recopilar de nosotros al navegar por Internet.

La importancia de la privacidad en la red

Cada vez son más los usuarios que se preocupan por su privacidad en Internet. Nuestros datos, nuestra información, tienen un gran valor en la red. Muchas empresas de marketing buscan la manera de recopilarlos para comercializar con ellos. Pueden venderlos a terceros con el objetivo de enviar publicidad orientada, por ejemplo.

Existen muchos métodos a través de los cuales pueden espiarnos o recopilar información. Esto es algo que podemos aplicar sin importar el tipo de dispositivo o sistema operativo que estemos utilizando. Es por ello que siempre encontramos soluciones para cada caso y conviene tenerlo en cuenta.

Nuestros datos en la red tienen un gran valor por todo lo que comentamos. Interesa a los diferentes servicios y plataformas que utilizamos recopilar información. Aquí podemos mencionar datos como nuestra ubicación, tipo de dispositivo que utilizamos, cuánto tiempo pasamos en su página, qué buscamos… Con todo ello pueden crear un perfil nuestro y llegado el momento enviar publicidad orientada o usar esa información para terceros.

Privacidad en Internet

Qué datos pueden recopilar al navegar por la red

Simplemente con entrar en una página web ese sitio podría recopilar información sobre nosotros. Se trata de datos que pueden utilizar para crear un perfil de nosotros, como hemos mencionado. También podrían venderlos a terceros y obtener un beneficio económico. Vamos a explicar qué tipo de información pueden recopilar.

Dirección IP

Uno de los datos clásicos que puede recopilar una página web cuando la visitamos es nuestra dirección IP. Cuando nos conectamos a una página, y por tanto a un servidor externo, se realiza un protocolo de enlace. Parte de ese proceso necesita de compartir la dirección IP para realizar la conexión correctamente.

Esto significa que cuando entramos en una página web van a saber cuál es nuestra dirección IP desde la que estamos conectados. Como veremos luego es posible ocultar esta información de manera sencilla, si así lo queremos.

Además, a través de la IP pueden saber cuál es nuestro operador de telefonía o de dónde somos. Damos que vienen incluidos y que pueden recopilarlos fácilmente.

Información de nuestro dispositivo

También pueden recopilar datos sobre el dispositivo desde el cual estamos navegando. Información como el sistema operativo que tenemos, si estamos desde un ordenador o móvil o incluso recopilar la potencia del mismo. Eso sí, algunos navegadores ya han dejado de enviar datos sobre la potencia del dispositivo, por ejemplo.

Estos datos los puede proporcionar nuestro navegador. Es información necesaria para poder recibir la web correctamente. Todo esto podría ser utilizado para fines estadísticos.

Datos personales por registros

Más allá de los datos que puede recopilar un sitio web simplemente por entrar, también podría obtener información a través de los registros y formularios que rellenamos. Un ejemplo es cuando entramos en una página que nos pide iniciar sesión y tenemos que registrarnos y poner nuestra dirección, correo, nombre, apellidos e incluso a veces el número de teléfono.

Todos estos datos se los estamos entregando a la página web en la que vamos a navegar. Son datos que podrían ser utilizados para fines legítimos, pero podrían ser filtrados en caso de alguna vulnerabilidad.

Cómo evitar que los sitios web recopilen datos personales

Hemos visto lo que puede recopilar una página web que visitamos. Por suerte podemos tener en cuenta el uso de ciertas herramientas que lo evita. Vamos a hablar de ello.

Una de estas herramientas, y que cada vez son más utilizadas por los usuarios, son los servicios VPN. Su función básicamente consiste en cifrar nuestra conexión. De esta forma las páginas que visitamos no obtendrán nuestra IP real, no sabrán dónde estamos, qué información buscamos, etc. Algo similar podemos obtener a la hora de utilizar un proxy.

También es posible evitar que los sitios web recopilen datos personales si utilizamos navegadores basados en la privacidad. Un ejemplo es el navegador TOR, que ofrece una mayor protección.