Métodos con los que pueden robar tu identidad

Métodos con los que pueden robar tu identidad

Javier Jiménez

A la hora de navegar por la red son muchos los datos personales que pueden filtrarse. Nuestra identidad puede estar en riesgo si no tomamos las medidas adecuadas para evitarlo. Los piratas informáticos utilizan diferentes técnicas para robar la identidad de las víctimas y poder utilizarlas para fines lucrativos, principalmente. En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar cómo podrían robar nuestra identidad en la red y, lo más importante, dar consejos para evitarlo.

La importancia de mantener nuestra privacidad en Internet

Hoy en día nuestros datos e información personal tienen un gran valor en Internet. Pueden utilizarlos para fines muy variados, como es enviar publicidad orientada, incluirnos en campañas de Spam o incluso vender los datos a terceros.

Hemos visto casos en los que principales plataformas de Internet han logrado obtener información de los usuarios de manera oculta. Esto es debido a lo que hemos comentado de que nuestros datos tienen un gran valor en la red.

Todo esto hace que sea esencial tomar medidas para proteger nuestra identidad en Internet. Sin embargo los piratas informáticos también perfeccionan las técnicas para llevar a cabo los ataques.

Cómo pueden robar nuestra identidad en la red

Vamos a explicar cuáles son los principales métodos que pueden utilizar para robar nuestra identidad en la red. Hay que mencionar que esto puede ocurrir en todo tipo de dispositivos y sistemas operativos.

Ataques Phishing

Una de las formas más comunes de robar la identidad de los usuarios son los ataques Phishing. Como sabemos es un método a través del cual los piratas informáticos pueden enviar un mensaje por correo, redes sociales o incluso SMS y hacer que la víctima caiga en el anzuelo. Pueden utilizar un mensaje llamativo, algo que provoquen que los usuarios entren.

Básicamente se basa en la suplantación de identidad. Hacen creer a la víctima que están ante un sitio legítimo pero en cambio están proporcionando sus datos a un servidor controlado por los ciberdelincuentes.

Keyloggers

Los keyloggers es una variedad de malware muy utilizada para estos fines. En este caso una vez más estamos ante una manera de robar información y contraseñas. Este malware se instala en nuestro dispositivo y recopila todas las pulsaciones de los usuarios. Así pueden robar nombres de usuario, contraseñas y otro tipo de información que posteriormente utilicen en nuestra contra.

Estas amenazas llevan presentes mucho tiempo. Sin embargo con el paso de los años han logrado perfeccionar sus técnicas.

Troyanos

Otro tipo de malware muy presente en el robo de identidad son los troyanos. En los últimos años han aumentado especialmente en dispositivos móviles. Tienen como objetivo robar información de las víctimas como pueden ser credenciales bancarias y contraseñas. Todo esto puede ser utilizado para posteriormente suplantar nuestra identidad.

E-Skimmers

Un caso más son los E-Skimmers. Cuando hacemos una compra por Internet nuestros datos van a parar a los servidores de ese sitio. Sobre el papel todo debería de estar seguro y no entrañar ningún riesgo. El problema es cuando los ciberdelincuentes han logrado atacar esos sitios y de esta forma pueden robar la información de los clientes.

Cómo evitar que roben nuestra identidad en la red

Algo fundamental es contar siempre con herramientas de seguridad. Tener un buen antivirus puede prevenir la entrada de amenazas que puedan poner en riesgo nuestra seguridad. Es esencial por tanto contar con software que proteja nuestros dispositivos sin importar el tipo de sistema operativo que estamos utilizando.

También será muy interesante tener siempre las últimas actualizaciones y parches de seguridad. A veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para desplegar sus ataques. Es necesario que tengamos las versiones más recientes y podamos corregir así los problemas que aparezcan.

Por último, aunque quizás lo más importante, el sentido común. Hemos visto que si cometemos errores como abrir un e-mail y acceder a un enlace que en realidad es un ataque Phishing podemos comprometer nuestra seguridad. Es vital que tengamos siempre esto presente.