Phishing de clonación: qué es y por qué es tan peligroso

De todas las amenazas de seguridad que podemos encontrarnos al navegar por Internet, sin duda el Phishing es una de las peores. Es un método que utilizan los piratas informáticos para robar contraseñas y tomar el control de una cuenta. Con el paso del tiempo, además, han ido perfeccionando las técnicas para lograr atacar. En este artículo vamos a hablar de qué es el Phishing de clonación. Vamos a explicar en qué consiste y qué puedes hacer para evitar ser víctima.

En qué consiste el Phishing de clonación

Podemos decir que un ataque Phishing es una estrategia que usan los ciberdelincuentes para estafar. Por ejemplo pueden enviar un correo electrónico que contiene un enlace a un sitio malicioso, que simula ser una página legítima. Pero cuando la víctima hace clic, realmente está entrando en una web falsa, donde sus datos personales están en peligro.

Ahora bien, el Phishing puede tener diferentes variantes. Los atacantes se actualizan constantemente para lograr aumentar el éxito. Una de estas opciones es lo que se conoce como Phishing de clonación. Se basa en la clonación de correos electrónicos enviados previamente. Van a suplantar la identidad de una entidad oficial de esta forma.

Lo que hace el atacante es clonar un correo electrónico que la víctima ha recibido previamente. De esta forma, si lo recibe nuevamente puede que no le parezca extraño y termine haciendo clic en algún enlace, iniciando sesión o enviando cualquier tipo de datos que pueda solicitarles.

Por ejemplo, pensemos en una red social que normalmente envíe un correo cuando nos etiquetan en una fotografía. Es algo a lo que estamos acostumbrados y podemos hacer clic para ver esa foto. Ahora bien, lo que hace el atacante es clonar justo ese correo. Va a enviar un e-mail que contenga algo idéntico, diciendo por ejemplo que nos han etiquetado en una imagen.

Pero claro, ese correo en realidad es falso; en cuanto hagamos clic en un enlace vamos a terminar en una página fraudulenta y posiblemente nos roben la contraseña de esa red social o soliciten algo. Es un ataque Phishing que va a intentar ser un clon de un correo normal, legítimo, que podríamos recibir en cualquier momento.

Cómo detectar y evitar el Phishing de clones

Como ves, el Phishing de clonación o de clones es más difícil de detectar. No vas a recibir un mensaje esporádico, sin mucho sentido, sino que recibirás algo que realmente podría ser legítimo en cualquier momento. Esto hace que debamos tomar incluso más precauciones para evitar ataques y malware en nuestros sistemas.

Analizar direcciones y enlaces

Lo primero que puedes hacer es analizar muy bien la dirección de correo electrónico del e-mail que has recibido. Si sospechas que pueda ser una estafa pero ves que es realmente igual que un e-mail verdadero, observa muy bien esa dirección. A veces un símbolo, una letra o cualquier cosa puede variar y eso ya es una pista que te indica que no debes abrir nada que te llegue de esa dirección.

También puedes optar por analizar los enlaces que lleva adjuntos. Existen páginas como URLVoid o Sucuri que ayudan a detectar links peligrosos. Básicamente lo que haces es pegar esa URL que has recibido y utilizan una base de datos para determinar si puede contener alguna amenaza o no pasa nada por acceder ahí.

Debes tener en cuenta que esto último es simplemente una ayuda más. Podría tratarse de un Phishing de clonación muy reciente y que aún no aparezcan los enlaces en las bases de datos y, por tanto, no te indicarían esas herramientas que se trata de una estafa y puedes correr peligro si lo abres.

Evitar iniciar sesión desde links externos

Este consejo es para evitar problemas con el Phishing de clonación. Es importante que evites iniciar sesión desde links externos que te llegan por redes sociales, correo o cualquier plataforma. No importa si se trata de un e-mail que has recibido y crees que es fiable, ya que nunca se sabe realmente si puede tratarse de una estafa y mejor prevenir.

Lo ideal es que inicies sesión entrando directamente en la página web a través del navegador o accediendo mediante aplicación. Así evitarás entrar desde un enlace que puede ser falso y podría derivar en una estafa sin que seas consciente de ello y poner en riesgo tus contraseñas y datos personales.

No descargar archivos sospechosos

Otra recomendación es no bajar ningún archivo o documento que llegue a través de un correo que pueda ser sospechoso. Los piratas informáticos pueden usar esta estrategia para colar virus y malware en general. Piensa que simplemente a través de un documento de texto o una imagen podrían contener software malicioso.

Por tanto, evita descargar archivos si no sabes si realmente son fiables. Esto te ayudará a estar más protegido del malware y reducirás el riesgo de que tu equipo funcione mal o tus datos personales puedan quedar expuestos.

Proteger la dirección de correo

Si quieres evitar recibir correos que puedan ser peligrosos, como es el caso del Phishing de clonación, una buena idea es proteger tu dirección de correo. ¿Qué puedes hacer? Por ejemplo evita exponer la dirección en foros públicos o comentarios de páginas web que pueden ser vistos por cualquiera.

Si necesitas registrarte en páginas que puedan no ser seguras, una buena idea es utilizar e-mails desechables. De esta forma vas a evitar utilizar el principal y no expondrás tus datos personales más de lo necesario. Hay muchas opciones en Internet.

Mantener la seguridad en el equipo

Por otra parte, mantener la seguridad del equipo también va a ayudar a evitar problemas con el Phishing de clonación y otras amenazas similares. Utiliza un buen antivirus, como puede ser Windows Defender o Avast. Este tipo de programas te avisará en caso de que descargues algún malware o algo que pueda comprometer la seguridad.

Igualmente, es importante tener todo actualizado. En el caso de Windows, para actualizar el sistema operativo puedes ir a Inicio, Configuración y Windows Update. De esta forma tendrás siempre la última versión disponible y podrás corregir ciertos errores que puedan aparecer y que podrían comprometer tu privacidad.

Actualizar Windows 11

Esto es algo que debes aplicar sin importar qué tipo de sistema operativo estés utilizando. Actualiza siempre cualquier programa que uses y así evitarás problemas de seguridad que puedan afectarte.

En definitiva, como ves el Phishing de clonación es un problema importante que puede dejar tus datos personales expuestos en la red. Es fundamental que tomes medidas de cara a detectarlo y evitar que pueda llegar a afectar a tu seguridad y privacidad. Cuenta con un buen antivirus, ten todo actualizado, pero especialmente mantén el sentido común y no cometas errores.

¡Sé el primero en comentar!