Qué es un Cloud Hosting y cuáles son sus características

Qué es un Cloud Hosting y cuáles son sus características

Oscar Espinosa

Cada vez más son las personas y empresas que deciden crearse su web, tienda online, foro en la «nube», o también conocido como «Cloud». Anteriormente solo teníamos la opción de contratar un hosting, ya sea un hosting compartido o un hosting con servidor dedicado. Desde hace unos años, los hostings en el Cloud se están utilizando muy a menudo debido a sus características de total redundancia, y a su precio competitivo. En este artículo os vamos a explicar en detalle qué son los hostings Cloud y qué ventajas aportan frente a un hosting convencional.

Lo primero que nos viene a la cabeza al leer cloud es en la nube, y realmente podría ser una respuesta correcta, pero con matices. No tiene nada que ver un hosting Cloud con servicios como Dropbox, iCloud, Google Drive y otros. Un hosting en el Cloud, o mejor dicho, un Cloud Hosting te presenta una serie de ventajas principales que vamos a detallar.

Qué es un hosting en el Cloud

El hosting en la nube, también conocido como cloud hosting, es un servicio de alojamiento web que utiliza recursos informáticos distribuidos y virtualizados a través de Internet. A diferencia del hosting tradicional, donde un sitio web se aloja en un único servidor físico, el hosting en la nube aprovecha la infraestructura de la nube para distribuir la carga de trabajo y garantizar la disponibilidad y escalabilidad del sitio web.

En el hosting en la nube, los recursos informáticos, como servidores virtuales, almacenamiento y redes, se agrupan y se distribuyen a través de múltiples servidores físicos interconectados en centros de datos geográficamente dispersos. Esto permite que los sitios web se ejecuten en una infraestructura redundante y escalable, lo que mejora la fiabilidad y el rendimiento del servicio.

Una de las principales ventajas del hosting en la nube es su capacidad para escalar de forma dinámica según las necesidades del sitio web. A medida que el tráfico del sitio web aumenta, la infraestructura de la nube puede asignar automáticamente más recursos, como potencia de procesamiento y capacidad de almacenamiento, para satisfacer la demanda. Del mismo modo, cuando el tráfico disminuye, los recursos no utilizados pueden ser liberados, lo que permite ahorrar costes y optimizar el rendimiento.

Además de la escalabilidad, el hosting en la nube ofrece una mayor fiabilidad y redundancia en comparación con el hosting tradicional. Dado que los datos y las aplicaciones están distribuidos en múltiples servidores y centros de datos, el fallo de un servidor individual no afecta la disponibilidad del sitio web en su conjunto. Esto garantiza una mayor tolerancia a fallos y una menor probabilidad de tiempo de inactividad.

Otra ventaja importante del hosting en la nube es su flexibilidad y facilidad de gestión. Los proveedores de servicios en la nube suelen ofrecer interfaces de usuario intuitivas y herramientas de gestión centralizadas que permiten a los usuarios administrar y supervisar sus recursos de manera eficiente. Además, muchos proveedores de servicios en la nube ofrecen una amplia gama de servicios complementarios, como bases de datos, servicios de almacenamiento y herramientas de desarrollo, que pueden integrarse fácilmente con el hosting en la nube para satisfacer las necesidades específicas de los usuarios.

Virtualización

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que un Cloud Hosting, está dentro de varios servidores físicos, que estos a su vez tienen muchos servidores virtualizados, es decir, que dentro de un mismo servidor tenemos varios servidores virtualizados, pero ningún servidor virtualizado está completamente en un solo servidor físico.

Esto genera una de las principales ventajas más grandes del Cloud Hosting, y es que se puede adaptar el servidor a tu gusto y necesidades, modificando tamaño de discos duros, añadir una CPU más potente, más RAM, añadir discos duros o SSD al vuelo, con unos simples cambios a través de la consola que nos proporciona el propio hosting.

Problemas con el almacenamiento en la nube

Imagina que tienes un servidor hosting tradicional, y debido al crecimiento de tu web, tienes que migrarte a otro servidor. Esto puede convertirse en un caos y pérdida de tiempo, ya que tu web estará offline mientras realizas el mantenimiento. En cambio, con un Cloud Hosting, este problema no lo tienes, ya que al ser un servidor virtual puedes adaptarlo a tus necesidades al momento y, además, solo pagarás por lo que necesites en cada momento.

Pero no acaba solo aquí las ventajas de un Cloud Hosting, otra gran ventaja es que si le ocurre algo al servidor donde está alojado tu servidor web virtual, no sucedería nada ya que otro servidor se encargaría de mantenerlo online. Todo está redundado, por lo que nos garantiza tolerancia total ante cualquier fallo de hardware. Si aún no estas convencido vamos con más ventajas.

Accesibilidad

El acceso al servidor es privado, solo tú puedes acceder y nadie de los demás servidores virtuales podrá acceder al tuyo, además, no importa desde donde accedas (Móvil, Tablet, Sistema Operativo) ya que, al acceder a un servidor virtual, todos los requisitos ya los tiene el propio servidor.

Tecnología

Al ser virtual, dispondrás siempre de la última tecnología y ahorrarás en costes de mantenimiento, actualizaciones del hardware etc. ya que siempre estarás con las últimas versiones de todo, y tú no tendrás que encargarte de nada de esto.

Seguridad

Al estar tu servidor web virtual alojado en diferentes servidores tendrás mayor seguridad en caso de cualquier fallo. Además, todos los servidores Cloud tienen copias de seguridad tanto localmente como remotamente en otros centros de datos, para recuperar una copia de seguridad ante cualquier problema que haya aparecido.

Personalización y coste

Como hemos indicado anteriormente, puedes personalizar como quieras el servidor, adaptándose perfectamente a tus necesidades. Cualquier parámetro de hardware o software podrás modificarlo a tu antojo, y, además, solo tendrás que pagar por lo que tienes en cada momento, sin tener que desperdiciar un solo euro en algo que no necesitas. Sin lugar a dudas, este tipo de servidores son ideales para ecommerce, sitios web corporativos y webs de muy alto tráfico.

La única desventaja que podríamos encontrar es que no sabes realmente donde está tu servidor web, ya que al estar repartido por varios no es lo mismo que un servidor hosting que está todo dentro en el mismo servidor. No obstante, sabes que cuentas con el respaldo de la propia compañía que te proporciona el Cloud Hosting.

El futuro del Cloud Hosting

El Cloud Hosting, es una tecnología que cada vez cuenta con más usuarios, y esto no es para menos ya que ofrece un gran servicio. Y lo más probable es que esto siga creciendo con el paso del tiempo. El futuro de esta tecnología, pinta muy bien, sobre todo porque se espera que la demanda de los servicios de alojamiento siga creciendo en los próximos años. A medida que las organizaciones y empresas lo sigan adoptando para cubrir todas las necesidades en su infraestructura, este tipo de servicios se irán expandiendo cada vez más. Algunas de las tendencias que se pueden ver en el Cloud Hosting son:

  • Mayor adopción: Estas nubes híbridas, son una combinación de infraestructuras de nube públicas y privadas. Esto es lo que hace esperar que las empresas sigan apostando por esta tecnología, ya que les da bastantes beneficios en cuando a la escalabilidad y la seguridad de sus sistemas.
  • Enfoque de seguridad: Los ataques cibernéticos son cada vez más peligrosos, y esto es porque cada vez tenemos más datos dentro de los sistemas de las empresas u organizaciones. Estas buscan dar soluciones a las posibles brechas de seguridad. Esto es porque siempre es necesario garantizar ciertos estándares de seguridad a los proveedores o clientes, así como a los proveedores del propio servicio. Por lo cual, este es uno de los puntos clave dentro de esta tecnología.
  • Inteligencia artificial y aprendizaje: Las IAs y el aprendizaje automático, se utilizan cada vez más dentro de muchos sectores, y este no es una excepción. Con el Cloud Hosting y las IAs, se puede mejorar de forma considerable la eficiencia del sistema, así como la reducción de costes del mantenimiento y la configuración.
  • Mayor demanda: Cada vez son más los usuarios que utilizan servicios basados en la nube. Por lo cual los Cloud Hosting cumplen una importante función en este sentido. Aquí es donde entran en juego los apartados que mencionamos previamente, donde las IA y la automatización, pueden realizar análisis de datos mucho más precisos. Proporcionando soluciones a los servicios más efectivas.

Tal y como habéis visto, el Cloud Hosting ha sido un gran avance a grandes niveles. Al no depender de un solo servidor que pueda fallar y apoyarse en varios servidores lo hace una opción muy interesante. Lo más destacado es poder adaptar el servidor a tus necesidades en todo momento, sin necesidad de apagar el servidor para ampliarle el hardware. El Cloud Hosting forma ya del presente, y sin duda, seguiremos utilizándolo durante muchos años.

¡Sé el primero en comentar!