Diferencias entre usar Tor Browser y una VPN para navegar seguro

Diferencias entre usar Tor Browser y una VPN para navegar seguro

Javier Jiménez

Para navegar por Internet de forma privada vas a poder encontrar diferentes opciones. Dos de las más habituales son utilizar una VPN o usar el navegador Tor. En este artículo te contamos cuáles son sus diferencias. Verás que son opciones útiles, pero puede que no siempre te vengan bien según lo que necesites. También hablaremos de las diferencias que hay entre una VPN en el navegador o a través de una aplicación independiente.

 

Diferencias entre VPN y Tor

En primer lugar vamos a hacer un repaso por los puntos diferenciales que vas a encontrar entre Tor Browser y VPN. Hay puntos clave que van a suponer una diferencia entre el funcionamiento de un servicio VPN y cómo actúa el navegador Tor. En los dos casos uno de los objetivos es mejorar la privacidad y también la seguridad al navegar, pero no son lo mismo.

 

Cifrado

Una VPN es una herramienta que cifra nuestra conexión y hace que viaje como si de un túnel se tratara. Va cifrada de extremo a extremo y ningún intruso podría ver qué páginas visitamos, por ejemplo. Estaría oculto incluso al operador de Internet.

En cambio al hacer uso a través del navegador Tor nuestra conexión únicamente está cifrada hasta el nodo de salida. Es una diferencia importante y a tener en cuenta. Esto podría permitir que un intruso configurara un nodo de salida con el objetivo de rastrear el uso de Internet cuando no es HTTPS.

 

Anonimato

Las VPN también ofrecen un mayor anonimato. Nuestros datos están totalmente protegidos, desde fuera no sabrían si estamos usando una determinada aplicación, por ejemplo.

Al navegar desde Tor Browser también ganamos anonimato. Sin embargo no es exactamente igual. Algunos programas de rastreo podrían saber que estamos utilizando este tipo de herramientas y, en cierto modo, afecta a la privacidad y anonimato.

Cambiar de VPN

 

Velocidad

En ambos casos la velocidad puede verse mermada. Tanto si utilizamos una VPN como si navegamos a través de la red Tor podemos tener problemas en este sentido. No obstante dependerá mucho de qué herramienta utilicemos y qué velocidad tengamos contrata.

En este sentido donde más problemas podemos tener es al utilizar la red Tor, que es mucho más lenta. Una VPN, si usamos un servidor adecuado, daría menos problemas. Eso sí, en ocasiones puedes ver que la conexión se ralentiza mucho si utilizas un programa que no sea fiable.

 

Precio

Hay que destacar el tema del coste. En el caso de la red Tor es totalmente gratuita. No vamos a encontrar ningún problema en este sentido. Simplemente tienes que ir a su página web oficial y descargar el programa, ya sea para ordenador o para dispositivos móviles.

Por el contrario los servicios VPN sí pueden ser de pago. Tenemos la opción también de optar por herramientas gratuitas, aunque lo cierto es que en estos casos la seguridad no siempre está garantizada y el funcionamiento suele ser peor.

Si nos centramos en la seguridad y partiendo del precio gratuito podemos decir que la red Tor es más fiable. Las VPN que son gratis suelen tener bastantes problemas en este sentido.

 

Protección de forma más amplia

Aquí sin duda gana la VPN. Podemos proteger todas las conexiones de un mismo equipo e incluso otros dispositivos que estemos utilizando. Esto es interesante no solo para cifrar la conexión desde el navegador, sino desde cualquier otra herramienta. Por ejemplo si usas el programa de Skype para hacer una videollamada o utilizas una aplicación para descargar.

Por el contrario, la red Tor permite cifrar la conexión desde el navegador. No ofrece más ampliación en ese sentido. Puedes entrar en una página web y ocultar tu dirección IP, pero no si usas un programa de mensajería o cualquier aplicación fuera del navegador. Vas a estar más limitado en ese sentido.

 

Utilizar VPN y Tor de manera conjunta

En primer lugar hay que mencionar que ambas opciones van a servir para mejorar nuestra privacidad y seguridad en la red. Por un lado Tor es un navegador basado en la privacidad, en proteger nuestros datos, permitir que naveguemos de forma anónima. Es muy interesante para aquellos usuarios que quieran proteger al máximo sus datos.

Por otra parte tenemos los servicios VPN, que lo que hacen es cifrar nuestras conexiones. Es muy útil para evitar que se filtre información, pero también para conectarnos a la red sin mostrar nuestra IP o poder acceder a servicios que puedan estar bloqueados geográficamente.

Podemos decir que cada una de ellas protege nuestra privacidad de una manera distinta. Esto hace que en determinadas ocasiones los usuarios puedan optar por utilizar Tor, mientras que en otras sea mejor utilizar una VPN. ¿Y si utilizamos ambas opciones al mismo tiempo?

Desde Tor indican que nuestra conexión es totalmente segura y privada cuando usamos su navegador. Aseguran que no sería necesario hacer uso de herramientas alternativas que puedan proteger nuestra información. Pero claro, estamos protegiendo la privacidad cuando hacemos uso de ese navegador en concreto, y no otras herramientas que podamos utilizar para navegar por la red.

Internet va lento al usar una VPN

 

Tor over VPN y VPN over Tor

Sin embargo hay que tener en cuenta que nuestro operador podría saber que estamos navegando desde Tor. Cuando iniciamos la navegación, el nodo de entrada recibirá la dirección IP de Tor y por tanto nuestro operador tendrá esa información. Ahora bien, existe lo que se conoce como Tor over VPN, que básicamente significa que nos conectados a este popular navegador a través de un servicio VPN.

En este caso que mencionamos nuestro operador de Internet obtendría la dirección IP de esa VPN que estamos utilizando y no sabrían que nos conectamos desde Tor. Por tanto podemos agregar un extra de privacidad en ese sentido.

También, al utilizar una VPN junto a Tor, podríamos tener una mayor seguridad contra nodos de entrada maliciosos. Es, por tanto, otro punto a favor para tener en cuenta esta opción.

Otro método es VPN over Tor. También incluye una mejora en cuanto a privacidad y protección de datos. Esto nos permite acceder a sitios que no permiten conexiones desde nodos de salida Tor conocidos. Además protege los nodos de salida que pueden ser maliciosos. Eso sí, este método requiere de configuración y cualquier fallo en ese proceso podría exponer nuestros datos.

En definitiva, podemos decir que es posible utilizar una VPN junto a Tor. Es algo que no va a perjudicar nuestra seguridad y privacidad, sino que incluso en determinados casos, como hemos visto, podría agregar una capa extra. No obstante hay que mencionar que es vital hacer uso de un servicio VPN que sea fiable, seguro y que en ningún caso pueda comprometer nuestra privacidad. Ya sabemos que tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades pero que no todos ellos van a ser realmente seguros.

 

Diferencias entre una VPN en el navegador y programa independiente

Si simplemente quieres tener una VPN en el navegador, no es necesario que uses Tor Browser. Existen extensiones para algunos de los principales como son Mozilla Firefox o Google Chrome. Incluso hay otras alternativas, como el caso de Opera, que tiene su propia VPN integrada. Ahora bien, ¿qué diferencias hay frente a un programa independiente? ¿Cuál de las dos opciones es mejor?

 

VPN integrada en el navegador

Algunos navegadores están más centrados en la seguridad o privacidad. Otros en cambio pueden tener más extensiones y complementos disponibles. Nos ofrecen, en definitiva, múltiples funciones y posibilidades.

También podemos toparnos con navegadores que cuentan con un servicio VPN integrado. Esto puede ser muy útil, pero también tendrá algunos puntos negativos. Dentro de lo positivo podemos decir que no necesitamos instalar nada más. Simplemente con tener ese navegador y configurar correctamente la VPN vamos a poder utilizarlo correctamente. Hay diferentes opciones como Opera que cuentan con este servicio.

A partir de ese momento simplemente vamos a tener que navegar y nuestra conexión irá a través de esta VPN, de forma cifrada. Podremos también modificar nuestra ubicación, acceder a servicios que puedan estar bloqueados en determinados lugares, etc.

Pero no solo vamos a tener la opción de una VPN integrada en el navegador de serie, sino que también podremos instalar extensiones. En este sentido tenemos muchas opciones disponibles, tanto gratuitas como de pago. Vamos a poder hacer uso de complementos que nos ayuden a mejorar la privacidad en la red cuando navegamos.

¿Cuáles son las desventajas de utilizar una VPN en el navegador? Sin duda la principal es que no toda nuestra conexión va a estar cifrada correctamente. Ese software solamente va a actuar a través de las conexiones del navegador, y no con otros programas conectados a la red o incluso otros navegadores que podamos utilizar en nuestro equipo.

También es una desventaja el hecho de que no contemos con demasiadas opciones. Normalmente este tipo de servicios suelen ser más simples, no tienen muchos servidores donde poder conectarnos o la velocidad puede no ser la mejor.

Error al usar navegador con VPN

 

Navegador Opera con VPN

Es en este caso uno de los navegadores más conocidos para esta función. Opera cuenta con un servicio VPN integrado en él, por lo cual no es necesario suscribirse a ningún otro servicio para disponer de una conexión de este tipo. Esta opción nos permite navegar ocultando nuestra dirección IP pública, y con la posibilidad de conectarnos a muchos servidores repartidos por todo el mundo.

Es una función totalmente gratuita, y es posible activarla y desactivarla siempre y cuando nos sea necesario, sin restricciones. Esta lo que hace es redirigir todo el tráfico al servidor del propio Opera, y desde ahí darle salida a Internet, por lo cual la navegación se vuelve mucho más privada. Por parte de Opera, estos aseguran que su servidor no realiza ningún tipo de registro de datos de los usuarios ni de su tráfico web. Lo cual es una de las grandes preocupaciones cuando utilizamos VPNs gratuitas, que pueden ir en contra de los intereses para la privacidad de los usuarios, sus datos y sus equipos.

El uso es muy sencillo, pues basta apretar un botón en el propio navegador para que este se active. Exceptuando la primera conexión que realizamos, la cual es necesario acudir a la configuración del navegador para activarla. Después de eso, el proceso será tan sencillo como apretar el botón.

Esta también está disponible en dispositivos móviles, donde hace la misma función. El único inconveniente es que el botón para activarla se encuentra un poco más escondido, pues tendremos que ir hasta la configuración del navegador para encontrarlo. En este caso, una vez activada, el programa nos mostrará una interfaz para escribir las direcciones Web que necesitemos. Esto lo que hace, es que no tendremos que regresar a la configuración, pues bastará con acudir a este menú de la pantalla principal.

 

Programa VPN independiente

Por otra parte vamos a tener los programas VPN que no forman parte del navegador. Se trata de un software que podremos instalar en nuestros sistemas, sin importar el tipo de dispositivo que estemos utilizando. Hay muchos ejemplos, como pueden ser NordVPN o ExpressVPN. Los hay tanto gratuitos como de pago y también para diferentes sistemas operativos.

Estas herramientas van a ofrecernos más posibilidades. Van a tener más funciones disponibles, una configuración más personalizada y, en definitiva, más usabilidad. Además va a contar con más servidores para poder conectarnos y mejorar así la velocidad. Podrás elegir en todo momento cuál te conviene más y conseguir que la conexión vaya lo mejor posible.

Pero sin duda el punto más positivo es que toda nuestra conexión va a pasar por esta VPN. Esto significa que actuará sobre cualquier navegador que tengamos en el equipo instalado, cualquier programa con acceso a Internet.

En cuanto a lo negativo, podemos destacar el hecho de tener que instalar un programa adicional. Especialmente cuando vamos a navegar desde un móvil puede que la memoria disponible no sea muy amplia o que los recursos de ese equipo sean más limitados. También está el riesgo de, por error, instalar un programa que realmente no es el oficial y podemos tener problemas de seguridad.

Como has podido ver, existen diferencias claras entre una VPN y el navegador Tor. Ambas opciones van a permitir que mejores tu privacidad en la red, pero vas a encontrar diferentes características.

¡Sé el primero en comentar!