Archivos eliminados de Dropbox aparecen de repente años después

Escrito por Rubén Velasco

Uno de los sistemas más utilizados para realizar copias de seguridad, especialmente en dispositivos móviles, es el almacenamiento en la nube. De esta manera, gracias a plataformas como Dropbox, es posible subir los datos a sus propios servidores, donde se almacenen, en teoría, de forma segura, de manera que, si por ejemplo nuestro dispositivo se rompe, falla o lo perdemos, podamos volver a recuperar nuestros datos descargándolos desde el servidor de almacenamiento online.

Cuando no queremos que determinados archivos sigan almacenados en los servidores de almacenamiento en la nube, generalmente los borramos. En Dropbox, por ejemplo, cuando un usuario elige borrar un archivo, aunque este desaparece de su lista de archivos, aún se guarda durante 30 días para poder dar marcha atrás y recuperar los datos eliminados. Una vez alcanzado dicho plazo, salvo en las cuentas Business y Pro, los datos se borran por completo del servidor, o al menos así debería ocurrir.

Recientemente, un grupo de personas han reportado en los foros de Dropbox que algunos archivos y carpetas que habían eliminado entre 2009 y 2011 han vuelto a aparecer en sus ordenadores sin motivo aparente.

24 horas después de la aparición del primer caso, los responsables de Dropbox han confirmado que, debido a un fallo, los datos que los usuarios estaban marcando para eliminar, en realidad no se estaban borrando de los servidores, por lo que, al intentar solucionar dicho problema, algunos archivos han vuelto a aparecer en las nubes de los usuarios.

Los responsables de este servicio de almacenamiento aseguran que los datos de los usuarios en ningún momento se han visto expuestos ni la plataforma se ha visto comprometida por piratas informáticos. Simplemente se trata de un bug, dicen, que se está intentando solucionar lo antes posible.

Lo que se sube a la nube se queda en la nube. Para siempre.

El almacenamiento en la nube es muy útil, pero también es un arma de doble filo. Simplemente con subir un solo byte a la nube debemos tener en cuenta que este se está guardando en un servidor al que no tenemos acceso, en un disco duro que no es nuestro y que, nada más subirlo, pasa a formar parte de una compañía externa, privada y que, como cualquier empresa, busca hacer dinero.

Es cierto que muchos archivos pueden ser irrelevantes para la seguridad y la privacidad, sin embargo, hay ciertos contenidos que debemos siempre evitar subirlos a la nube ya que, de hacerlo, puede que estemos regalando dichos archivos a terceras personas, incluso que, aunque pensemos que lo hemos eliminado, en realidad siga guardado y pueda aparecer o ponerse en nuestra contra años más tarde, como ha ocurrido con este caso de Dropbox.

¿Crees que podemos fiarnos del almacenamiento en la nube y que este es solo un caso aislado?

Fuente > Badcyber

Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
7