Componentes de un router: parte externa e interna

Escrito por Javier Jiménez

El router es parte clave para conectarnos a Internet. Sin este pequeño (o no tan pequeño en algunas ocasiones) aparato no podríamos navegar desde nuestro hogar. Sin embargo este dispositivo no cuenta simplemente con una entrada y salida de un cable por donde fluye la conexión. Es mucho más completo. En este artículo queremos hacer un breve repaso sobre los componentes de un router, los diferentes aspectos a tener en cuenta y que son necesarios para su buen funcionamiento.

Componentes de un router

Ya hemos visto en alguna ocasión que un router es algo más complejo de lo que podemos pensar. Incluso podemos convertir un viejo aparato en algo útil para nuestro día a día. Algunos ejemplos como hacer un servidor multimedia, es una de las opciones más destacadas.

Volviendo al tema de los componentes de un router, estos son algunos de los que no vemos a simple vista, pero que están ahí. Como cualquier otro dispositivo (ordenador, móvil, tableta…), dispone de algunos comunes:

Parte interna

CPU: el procesador, lo que hace posible que el router ejecute las instrucciones que recibe. Actúa para iniciar el aparato, para dar conexión a los diferentes dispositivos que conectemos y tener un control. Dependiendo del router puede ser más o menos potente. Incluso algunos tienen varios procesadores.

RAM: en cualquier dispositivo no puede faltar esto. Es donde se almacena la información y se guarda la caché, todo mientras el aparato esté encendido. En cuanto lo apagamos, se reinicia la información aquí guardada.

Memoria flash: es donde se almacena el sistema operativo que lleva el router. Todos tienen uno y pueden ser actualizables o incluso modificarlos. Si queremos darle un uso diferente a nuestro router, hay que modificar esta memoria.

ROM: es la memoria de sólo lectura. Guarda códigos de diagnóstico de forma permanente.

Fuente de alimentación: algo vital para su funcionamiento. Gracias a este apartado se conecta a la red eléctrica y puede funcionar.

Básicamente estos son los componentes de un router en su parte interna. Algunos modelos pueden incluir otros distintos y más avanzados.

Parte externa

En su parte externa, lo que podemos ver, los componentes de un router suelen ser los siguientes:

Conector de corriente: lo que nos permite unir la fuente de alimentación con la corriente eléctrica. Un fallo aquí significaría que el router no puede encenderse.

Interruptor de alimentación: básicamente el botón de encendido y apagado. Normalmente un router suele estar siempre encendido, pero si por algún motivo queremos apagarlo, basta con este botón.

Puerto serial: algunos routers cuentan con este apartado, especialmente los más antiguos.

Conector WAN: es el conector telefónico, el acceso con el que conectamos al router.

Conector LAN: lo normal es que sean varios. Son los cables que unen el router con los diferentes dispositivos que tengamos conectados por cable.

Conector SC/APC: lo traen los routers de fibra óptica. Es justamente a donde nos llega la conexión de fibra.

LEDs: los routers suelen traer luces LED que actúan como indicadores y nos permite saber si el WiFi está encendido, por ejemplo, así como para verificar que todo está correctamente.

Antena: la inmensa mayoría de los routers ya traen WiFi incorporado. Pueden tener una o varias antenas.

Continúa leyendo
  • Claudio Nipotti

    Si bien la explicación es correcta, me agrada mucho la que da Wendell Odom en el tomo 1 del curso de Cisco CCNA 100-105, y quiero compartirla simplemente porque da otra perspectiva (sorprendente para algunos).

    En esos “routers” que incluyen entrada ADSL, varios puertos RJ45 y una o muchas más antenas, están conviviendo 3 dispositivos que a niveles corporativos se adquieren por separado.

    En estos routers domésticos tenemos:

    1) El router, empleado para conectar dos o más redes, con una interfaz para cada una. Así es como tenemos una entrada ADSL (o de otro tipo) y una (o debería ser una) RJ45 para conectarlo a…

    2) El switch. Este aparato, que puede tener 8, 16, 24 o 48 puertos RJ45 (por nombrar los más usuales) se usa para concentrar computadoras, NAS e impresoras conectadas por cable. Así se forma una LAN. Y puede usarse más de un Switch, que no por eso deja de estar en la misma LAN. Y para quienes usan dispositivos conectados inalámbricamente, a uno de los puertos del switch se conecta…

    3) Un access point o punto de acceso, que permite a un dispositivo móvil unirse a la red.

    De modo que cuando veas un “router inalámbrico”, debes recordar que es como un ser genéticamente modificado donde ves parte del router (la entrada ADSL o de fibra), parte del switch (4 o más puertos RJ45) y parte de un access point (las antenas).