Diferencias entre 32 y 64 bits: cómo elegir el Windows adecuado

Escrito por Javier Jiménez

Una confusión común ocurre cuando tenemos que elegir entre un sistema operativo Windows de 32  y 64 bits. Muchos usuarios no tienen idea de cuál es la diferencia entre ellos. Los dos tipos de sistemas operativos varían según la cantidad de memoria del sistema que pueden manejar, entre otras diferencias, por lo tanto, utilizan todo el potencial del hardware que están ejecutando.

Diferencias entre 32 y 64 bits

Microsoft Windows viene en muchas variantes con diferencias de características apenas visibles. Hay una variación notable cuando tenemos que elegir entre un sistema operativo Windows de 32 bits o de 64 bits. Nuestra falta de conocimiento sobre la diferencia principal entre un sistema de operación de 32 bits y uno de 64 bits se suma al desconcierto a la hora de decidir la versión adecuada.

Microsoft comenzó a lanzar versiones de 64 bits poco después del lanzamiento de su querido Windows XP, que tuvo la vida útil del producto más prolongada con unos 14 años.

Si echamos la vista atrás, la historia revela que la primera implementación de sistemas operativos de 64 bits fue UNICOS, un sistema operativo similar a Unix creado por el fabricante de superordenadores Cray Inc. en 1985. El desarrollo continuó y muchos sistemas operativos  Mac OS X, Windows, Solaris y, más recientemente, Android de Google, fueron incorporados en sus versiones de 64 bits.

Sistemas operativos

Los sistemas operativos de 32 y 64 bits están diseñados para utilizar un tipo de arquitectura de procesador así denominados. Un sistema operativo de 32 bits está diseñado para aprovechar los recursos facilitados por un procesador de 32 bits (como el x86 de Intel), y lo mismo ocurre con un sistema operativo de 64 bits. Entonces, el tema que deberíamos discutir primero es el procesador.

Un procesador o CPU incluye registros y circuitos lógicos. También llamado el cerebro del ordenador, mucha gente a menudo confunde la CPU con la torre de un PC de escritorio. El tamaño del registro de la CPU es de 32 bits en una CPU de 32 bits y similar para 64 bits.

Algunas diferencias

El número de valores que una CPU puede almacenar en sus registros es 2 ^ 32. Estos valores se utilizan para mapear la dirección de las ubicaciones de memoria presentes en la memoria física. Entonces, 2 ^ 32 = 4 gigabytes es la cantidad de memoria o RAM a la que puede acceder un procesador de 32 bits durante su funcionamiento.

En el caso de 64 bits, el registro puede almacenar 2 ^ 64 valores que pueden vincularse a 16EB (exabytes) de RAM. Una gran cifra en comparación con la memoria de 4 GB a la que se podía acceder con su contraparte anterior de 32 bits.

Además, una CPU de 32 bits puede procesar 4 bytes de datos en un ciclo de CPU ya que 8 bits son iguales a 1 byte. Entonces, si el tamaño de los datos a procesar es mayor a 4 bytes, requeriría que la CPU vaya a otro ciclo para procesar los datos restantes.

En el caso de una CPU de 64 bits, los datos completos, si tienen menos de 8 bytes, podrían procesarse de una sola vez. Incluso si los datos son más de 8 bytes, el procesador de 64 bits requerirá menos tiempo que el otro. No notaremos mucha diferencia en el uso diario, excepto a quien le guste realizar múltiples tareas entre aplicaciones grandes.

Hoy en día, los procesadores de 32 bits se han vuelto casi obsoletos. Incluso un ordenador de 10 o 12 años de edad seguramente esté ejecutando un procesador de 64 bits.

Fuente > Fossbytes