Puedes probar KDE Plasma Mobile de forma sencilla utilizando VirtualBox

Escrito por Adrián Crespo

Aunque estamos hablando de una versión alpha, el sistema operativo móvil KDE Plasma Mobile comienza a tomar forma. Una prueba de ello es que, todos aquellos usuarios que estén interesados, podrán realizar una prueba con una ISO ya disponible y recurriendo al software VirtualBox. La experiencia está lejos de ser la de un dispositivo móvil, pero al menos el usuario se puede hacer una idea del funcionamiento y cómo va tomando forma.

Las recomendaciones por KDE son clartas: no utilizar el software en entornos de producción. Es cierto que se trata de una alpha muy avanzada. A pesar de todo, su funcionamiento aún no es refinado, pudiendo incluso provocar daños en el hardware en el que se utilice. De ahí que si se quieren comprobar los avances se recurra a un entorno virtualizado. En este caso, el proporcionado por VirtualBox.

Descargar la ISO

Para esta versión, desde KDE recomiendan probar aspectos relacionados con el escritorio del sistema operativo, como la ubicación de widgets y las diferentes opciones de personalización.

Para todos aquellos que no conozcan cuál es la historia de este sistema operativo móvil, vamos a tratar de poneros en antecedentes. Su presentación se realizó un mes de julio de hace tres años. Desde el primer momento han querido seguir el camino de Ubuntu Touch, pero de una forma mucho más satisfactoria. La apuesta fue que las aplicaciones antivas de Ubuntu y las de Android conviviesen sin ningún tipo de problema. Sobre el papel, la complementariedad debería ser perfecta.

Hasta el momento, existe una versión funcional para los smartphones Nexus 5 de Google y LG. Se desaconseja probarlo en otros terminales, ya que no se sabe cuál puede ser el funcionamiento y los problemas que pueden aparecer.

KDE Plasma Mobile está lejos de cumplir lo esperado

Tal y como sucede con este tipo de proyectos, las ambiciones son muchas, pero poco a poco se diluyen con el paso del tiempo. El sistema operativo móvil surgió como una alternativa a corto plazo a iOS y Android, destinada sobre todo a aquellos usuarios que les gusta el entorno Linux. Además contaría con la doble compatibilidad de aplicaciones. Una jugada que podría considerarse maestra. Sin embargo, el tiempo ha demostrado (por desgracia) que el proyecto, no solo avanza lentamente. Está muy lejos de finalizarse, y cuenta todavía con fallos importantes, a lo que hay que sumar la ausencia de funciones importantes.

A pesar de todo, se mantiene la esperanza de que tras 3 años de desarrollo, pueda llegar a buen puerto.

Para todos aquellos que sientan necesidad de comprobar qué avances existen, pueden descargar la ISO e instalarla en VirtualBox, sabiendo que se deben sacrificar algunas funciones que no estarán disponibles.

La última que ha visto la luz es de hace aoenas unos días y tiene un tamaño de 1 GB.

Antes de finalizar, os queremos dejar una pregunta: ¿Crees que Ubuntu Touch, KDE Plasma Mobile o Purism OS han llegado a un mercado donde ya está la cuota asignada? ¿Tienen futuro estos sistemas operativo móviles sin el apoyo de grandes fabricantes?

Fuente > OMG Ubuntu