¿Cómo nos identificaremos en el futuro? Los más jóvenes lo tienen claro

Escrito por Javier Jiménez

La forma en la que nos identificamos a la hora de poner nuestros datos ha cambiado y todo indica que lo seguirá haciendo. Para muchos usuarios ha pasado al olvido el introducir largas contraseñas o códigos para encender su móvil, por ejemplo. Las tecnologías biométricas, que ya vimos que incluso Mastercard trabaja para que paguemos de esta forma, parece que ha ganado bastante peso. Nos identificaremos cada vez más con estos métodos.

Cada vez más nos identificaremos con tecnologías biométricas

Cuando encendemos un móvil o Tablet, entre otros dispositivos, tenemos diferentes opciones para identificarnos. Con esto logramos que si lo perdemos nadie pueda acceder a nuestros archivos. Podemos poner el clásico código PIN, también el típico patrón de seguridad. Pero si hay algo que ha llegado en los últimos tiempos y parece que gusta mucho a los usuarios son las tecnologías biométricas.

Encender el móvil utilizando nuestra huella dactilar o incluso la cara y los ojos, es el presente. Dos tercios de los usuarios en todo el mundo (un 67%) se siente cómodo utilizando estos métodos. Utilizar la voz, retina, huella o rostro se ha vuelto muy popular para identificarnos.

Ahora bien, la duda surge al mirar al futuro y preguntarnos cómo nos identificaremos. En el caso de España, un 55% muestra preocupación por este tipo de autenticación.

Estudio de IBM sobre cómo nos identificaremos

Según un estudio que ha realizado IBM, los usuarios prefieren la seguridad a la comodidad. Esto significa que el 70% de los encuestados no tiene problema en tener que introducir complejas contraseñas para acceder a su cuenta bancaria, por ejemplo. Sólo un 14% responde que prefiere que este proceso sea más cómo y rápido sin importar la seguridad.

No parece tan importante en el caso de las redes sociales. Aquí únicamente un 34% cree que lo principal es la seguridad. Un 36% apuesta más por la comodidad y un 30% más por la privacidad.

Ahora bien, volviendo a la manera en la que nos identificamos, ¿cómo lo haremos en el futuro? Según este mismo estudio indica que las tecnologías biométricas ganan cada vez más peso. Especialmente es significativo entre los más jóvenes, que apuestan más por esta manera de identificarnos.

Esto nos indica que en los próximos años, en el futuro más cercano, nos identificaremos cada vez más con tecnologías biométricas. Esto incluye el acceso a redes sociales, cuentas bancarias, el uso de teléfonos móviles, etc. Nuestra voz, huella, retina o rostro serán cada vez más utilizados para identificarnos.

El 44% de los encuestados indican que la huella dactilar es la manera más segura de autentificarse.

El mayor problema que encuentran los usuarios en la actualidad en el uso de tecnologías biométricas es la privacidad.

Los más jóvenes, menos seguros

Si miramos el tema de la edad, un 75% de los encuestados entre 20 y 36 años se siente cómodo utilizando tecnologías biométricas. Se reduce la cifra si tenemos en cuenta los mayores de 55 años, ya que únicamente un 58% lo utiliza.

También hay que indicar que los más jóvenes son menos seguros. Un 42% de los usuarios entre 20 y 36 años utiliza contraseñas complejas (letras, números y caracteres), mientras que los mayores de 55 representan un 49%. Además, el 41% de los jóvenes utilizan una misma clave para todo, mientras que los mayores de 55 representan sólo un 31%.

Fuente > Which-50